/

38 años de historia: de la clandestinidad a la crisis pandémica

La Asociación de Funcionarios de la Universidad del Trabajo del Uruguay (AFUTU) celebró su aniversario el pasado 31 de julio, cuando el sindicato cumplió 38 años.

Foto: Vanni Gonzo

Bajo la consigna de “38 años construyendo identidad, educación y solidaridad”, AFUTU

recordó a los militantes fundadores del sindicato: Pena, Callero, Andrés, Patriti, Martí, Severi, Rigoli y Gastón Sosa quienes en el colegio privado Juan XXII decidieron organizarse en 1983.

La historia de Gastón Sosa recorriendo las calles en bicicleta a cobrar la cuota, fue la imagen que plasmó AFUTU en un comunicado para visualizar el contexto en el que nació esta célula sindical: la clandestinidad. Dos años después, la democracia arribaría al sistema político uruguayo y AFUTU dirigió su historia hacia otros objetivos.

Actualidad en reivindicaciones

En la actualidad, uno de los grandes conflictos que atraviesa la realidad de los sindicalistas de AFUTU son los cambios establecidos por la dirección general de UTU. Allí las condiciones laborales se han visto reducidas, en especial, porque ante un aumento de estudiantes no ha habido aumento de horas de trabajo.

“La decisión unilateral por parte de la Dirección de UTU de que trabajemos con “emergentes de primer año de Ciclo Básico Tecnológico”, sin límite de estudiantes, significando esto la realización de trabajo voluntario y no remunerado”, se indica en el sitio oficial de AFUTU.

En este sentido, las autoridades de UTU decidieron retirar a los educadores del Programa Rumbo en marzo del 2021. La argumentación esgrimida no fue “pedagógica” y ha significado una pérdida de puestos laborales así como falta de acompañamiento socioeducativo para niños y adolescentes. El sindicato exige respuestas y la continuidad del programa para 2022.

“La incertidumbre acerca de la continuidad del área 274- educadorxs para el año 2022 y en caso de continuidad, las condiciones laborales. La negación por parte de la Dirección General de UTU de mantener el diálogo en instancias de negociación bipartita”, se concluye.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales