5 consejos para acampar

Desconectarse y dejar atrás la rutina de cada día, los espacios cerrados con luz artificial, el bullicio, los apuros, el tráfico, el estrés, los compromisos las responsabilidades, y ponernos en contacto con los ritmos, los sonidos, la tranquilidad y la belleza de la naturaleza, es algo de lo que nos ofrece la opción de acampar.

Se trata de una experiencia muy enriquecedora, y mucho más para quienes gustan de las aventuras, las actividades al aire libre y el aprendizaje continuo. Acampar implica adaptarse al medio, respetarlo, y muchas veces tener que improvisar frente a situaciones no contempladas y que tengan que resolverse con los medios y recursos que se dispongan en el momento. Dichas situaciones imprevistas pueden implicar desafíos a través de los cuales se puede aprender y fortalecer conocimientos y habilidades personales o grupales, que no hacen más que enriquecer nuevamente la experiencia de acampar.

Al momento de tomar la decisión de salir y acampar, es importante tener algunas ideas y detalles en cuenta para que la experiencia y el viaje sean lo más placentero y práctico posible.

Es importante conocer el lugar donde se irá, y tener en cuenta que muchas de nuestras necesidades allí, irán en función del clima y las características de dicho lugar. Otro punto importante es considerar el tiempo que se vaya a acampar en ese sitio, para poder estimar lo más exacto posible qué debemos llevar y cuánto.

Con respecto al equipaje, éste también variará según el destino, pero hay algunos implementos, herramientas y accesorios que siempre son útiles de llevar. Además de la vestimenta y el calzado adecuado para la zona donde se vaya a estar, no pueden faltar, por ejemplo, linternas, pilas o cargadores, elementos para cortar, cuerdas, fósforos, recipientes con agua, mapas del lugar, buenas mochilas y protección (tanto para frío, como para calor)

El tipo y la cantidad de carpas a llevar es muy importante. No solo se debe tener en cuenta cuántas personas la habitarán sino todo lo extra que vaya con nosotros, ya que muchas veces todo el equipaje que se lleva ocupa mucho espacio y las personas terminan acampando incómodas. Ante esta situación muchas personas optan por tener una carpa extra donde colocar solamente implementos y otras herramientas y contar con una carpa solo de descanso y resguardo. 

Siempre es recomendable hacer una lista de todos los implementos que vayan a ser necesarios antes de salir. Una buena idea es ir organizándolos y detallándolos por «zonas». Por ejemplo para cocinar: ollas, platos vasos, cubiertos, garrafa, bolsas, mesas, sillas, etc. Para dormir: colchones inflables o sobres de dormir, almohada, ropa cómoda, etc. Para higiene personal: toallas, papel higiénico, jabones, repelentes, protectores, alcohol, entre otros accesorios que irán en función de las necesidades y gustos de cada uno.

Disfrutar. Estar en contacto con la naturaleza, aprender de ella, estar abiertos a improvisar, aprender de cada situación y experiencia, siempre respetando los paisajes y ecosistemas es algo de lo más importante que nos deja la aventura de acampar.

Todas las experiencias de este tipo son tan diferentes como beneficiosas. Ir solos, con familia, pareja o compañeros le dará un toque único y especial al viaje y a los recuerdos y anécdotas que surjan de éste. 

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Pura Vida