A 71 años de la gesta de Maracaná

AUF recordó mediante un video la mayor hazaña futbolística de nuestro país en la final del Mundial de 1950.

Durante el pasado viernes, se conmemoraron 71 años del mundial obtenido por Uruguay ante Brasil en Maracaná. Desde la Asociación Uruguaya de Fútbol se llevó adelante un homenaje, mediante un video de aquella ocasión en la cuenta de Twitter.

Dos jugadores uruguayos enmudecieron a 200 mil personas en aquella tarde de Río de Janeiro, dejando perplejo al mundo entero y entrando en la más rica historia del fútbol uruguayo y mundial. Schiaffino anotó el empate y Alcides Ghiggia colocó el 2-1 en favor de Uruguay.

Así comenzó a gestarse la más grande hazaña de fútbol uruguayo. En aquella oportunidad, Uruguay consumaba su segunda Copa del Mundo en tan solo 20 años. Había alrededor de 200 mil espectadores en el escenario carioca ese día. Todos esperaban que la Canarinha lograra su primer mundial. La historia comenzó de la mejor forma para los locales porque Friaça puso el 1-0, haciendo delirar a los presentes.

Con reglas que posteriormente fueron modificadas, y un formato totalmente diferente a lo conocido, en aquel entonces a Brasil le alcanzaba con tan solo un empate para ser el nuevo campeón del mundo. El encuentro cambió rotundamente y quedó grabado en la retina de la humanidad. Juan Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia fueron los encargados de torcer la historia en favor de Uruguay para enmudecer a todo el público brasileño, y darle el segundo mundial en la historia a la Celeste y generar una hazaña imposible de igualar, denominado como el «Maracanazo».

Un poco de historia sobre el cuarto certamen mundialista

El encuentro mundialista se llevó adelante en seis ciudades de Brasil, ellas fueron: Belo Horizonte, Curitiba, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro y San Pablo. El Estadio de Maracaná en Río de Janeiro, fue donde se disputó la final. El mismo se comenzó a construir en el mes de agosto del año 1948 con una capacidad para 220.000 espectadores. La fase de clasificación incluyó 29 selecciones, sin embargo fueron 13 los equipos partícipes del torneo que comenzó el 24 de junio. Siete seleccionados eran de América y seis de Europa, entre ellos Italia, el último campeón. Las selecciones se dividieron en cuatro llaves que clasificaban a los primeros a la ronda final.

Se ponía en marcha el Mundial

El partido inicial fue entre Brasil y México en el flamante estadio de Maracaná. La victoria fue de los locales por cuatro goles a cero ante el elenco mexicano. El encuentro correspondía al grupo 1 que también integraban la ya desaparecida Yugoslavia y el combinado nacional de Suiza.

El conjunto de Brasil empató el segundo partido con Suiza dos a dos, y cerró con triunfo 2-0 frente a Yugoslavia la fase de grupos. Los yugoslavos tenían fama de equipo rudo y llegaban a la cita con dos victorias en su haber, posicionándolos como un rival de cuidado.

En el grupo 2 del torneo, participaron las selecciones nacionales de Inglaterra, Chile, España y Estados Unidos. La selección española ganó los tres partidos, 3-1 ante los norteamericanos, 2-0 frente a los Chilenos y 1-0 contra el combinado inglés, sumando puntaje perfecto y avanzando de ronda.

En el grupo 3 del encuentro, Suecia finalizó primero tras obtener una victoria ante Italia, con dos goles de Jeppson. Posteriormente se llevó un empate ante Paraguay 2-2 en la ciudad de Curitiba. La victoria de Italia frente a los sudamericanos le permitió a los nórdicos avanzar a la fase final.

La selección uruguaya fue la cuarta clasificada a la ronda final. En la serie 4, La Celeste enfrentó a Bolivia en Belo Horizonte y le ganó 8-0 con goles de Omar Míguez en tres oportunidades, Juan Schiaffino en dos y Ernesto Vidal, Julio Pérez y Alcides Ghiggia, con un gol cada uno.

La ronda final del campeonato del mundo se jugó en dos ciudades en simultáneo; Río de Janeiro y San Pablo. Allí comenzó el 9 de julio con la primera fecha del cuadrangular. Uruguay empató con España 2-2 en Pacaembú. Alcides Ghiggia abrió el marcador para la celeste, Basora en dos oportunidades convirtió para España y finalmente empató Obdulio Varela, para decretar la igualdad.

Por la misma jornada, el local Brasil, apabulló por siete goles a uno a Suecia. En esa ocasión el brasileño Ademir marcó en cuatro oportunidades. En la segunda fecha, la selección local volvió a ganar, esta vez 6-1 ante España. Brasil se hacía fuerte e inspiraba temor entre sus contrincantes, marcando 13 goles en tan solo dos partidos. En el Pacaembú, Uruguay venció a Suecia 3-2 con un gol de Omar Míguez a falta de cinco minutos para el final. Ghiggia a los 39 del primer tiempo y Míguez a los 32 del complemento habían convertido los primeros dos goles de seleccionado uruguayo.

La gran final

El partido definitorio fue el 16 de julio entre las selecciones de Uruguay y Brasil. Con un empate la selección local era campeona pero los celestes vencieron 2-1. Friaca abrió el marcador para Brasil, lo cual hizo delirar a los locales que ya se pensaban campeones del mundo, y pese a que Uruguay empatara las acciones de todas maneras serían los campeones.

Pero ocurrió lo impensado para los brasileños, los aficionados y el mundo entero que ya daba como Campeón del Mundo al seleccionado de Brasil. Juan Schiaffino empató para Uruguay y Alcides Ghiggia convirtió el gol de la victoria celeste a los 79 minutos del partido protagonizando lo que se pasó a conocer como el «Maracanazo», y que le dio un nuevo título mundial a Uruguay, en la cuarta edición de las Copas del Mundo.

El partido representó el cuarto mundial disputado luego de que en las ocasiones anteriores Uruguay obtuviera el primer título en 1930, e Italia hiciera lo propio con los dos siguientes. Luego la Segunda Guerra Mundial llevó al cese de las actividades deportivas de esta índole, al verse Europa sumida en guerra.

Cifras

En la Copa del Mundo de 1950, se disputaron un total de 22 partidos, en los cuales se llegó a convertir un total de 88 goles. Al finalizar el torneo, el brasileño Ademir fue el goleador de la cita mundialista con 8 anotaciones. Con tres goles por debajo se encontró el uruguayo Omar Míguez.

1 Comentario

  1. estoy TAN HARTO que 71 años después se siga hablado de eso !!! Es porque en el mundo de hoy, el Uruguay del futbol es nulo, es pésimo, es malo….Y no le queda otra que vivir de sus pasado pre historico !! Bochornoso, es mejor olvidar definitivamente que eso pasò un dia !!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.