“A China le interesa el Mercosur, pero también Uruguay”, dijo el diputado herrerista Juan Manuel Rodríguez

Muy probablemente el canciller Francisco Bustillo sea citado nuevamente a la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Baja.

El legislador herrerista, integrante de la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados, Juan Martín Rodríguez expresó a Diario La R que “a China le interesa el Mercosur, pero también Uruguay, específicamente”, al evaluar la visita al país de la delegación de la Cancillería China.

Rodríguez enfatizó que las negociaciones son necesarias para lograr mejor colocación de productos nacionales a mejor precio y menores aranceles, todo lo cual redundará en más trabajo con mejor salario para los uruguayos.

La siguiente es una versión sintética de la entrevista con el legislador, ex presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales. 

-Una delegación china visitó el país el lunes pasado, tal como anunció el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, durante el congreso herrerista. ¿Cómo se siguió este contacto desde el Parlamento?

-El lunes también, el grupo de amistad parlamentaria Uruguay-China, junto con las Comisiones de Asuntos Internacionales de ambas cámaras recibieron a la delegación china en la sala Ministros (del Senado) a las 14 horas.

Recibimos a cuatro representantes de la Cancillería China, (encabezada por) el director para Asuntos con América Latina y el Caribe, Cai Wei. Se habló del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Uruguay en el año 1988, que el año próximo llega a los 35 años, durante el primer gobierno del ex presidente Julio María Sanguinetti. 

También se habló de aspectos vinculados al Tratado de Libre Comercio (TLC). Los representantes de la Cancillería explicaron que por supuesto que existe interés en avanzar en lo comercial con todo el Mercosur. 

Es un interés natural, de un mercado de cientos de millones de habitantes y que para China es muy importante. Pero que ante la eventualidad que eso no se alcance, no será impedimento para la firma de un eventual tratado con Uruguay.

A China le interesa el Mercosur, pero también Uruguay, específicamente. Eso es una señal positiva porque hay actores políticos de la oposición, algunos de ellos presentes en la reunión, que sostienen que China está buscando un acuerdo con Mercosur y que Uruguay solo es una excusa; que no les interesaba negociar con Uruguay.

Wei dejó claramente establecido que el interés de China es comerciar con Mercosur, pero también con Uruguay, como ha avanzado comercialmente con otros países como Nueva Zelanda o países latinoamericanos. 

No han sido impedimentos el tamaño, la población o demografía para esos acuerdos.

-Ahora, la oposición realiza un cuestionamiento que parece tener evidente justificación, referido a la asimetría de la relación entre China y Uruguay. ¿Qué opina?

-Si, es real. No estamos negociando con un país que tenga el mismo territorio y la misma población. Por supuesto que hay indicadores que representan diferencias importantes. Lo importante es que tenemos la oportunidad de negociar mano a mano con una de las grandes potencias del mundo, que además es el principal destino de nuestras exportaciones. 

Legítimamente, hay actores de la oposición que plantean que el ingreso a un TLC de un día para el otro puede traer consecuencias. Hay que ser honestos en los razonamientos. Los tratados de libre comercio tienen un período de preparación. Ya hemos terminado una etapa primera que es el estudio de prefactibilidad. Después, viene el período de negociación.

Además, los TLC pueden tener capítulos que se excluyan, que no se incorporen. Pueden haber capítulos que impliquen un proceso gradual, algunos a los tres años, otros a los cinco años.

Decir que un TLC que se empieza a negociar va a comenzar a regir en tres meses es un disparate, para quien habla con honestidad y conocimiento de cómo se regulan, como avanzan las relaciones comerciales.

-Hay voces que advierten que Uruguay solo puede ser proveedor de un barrio de Beijing… mientras que como compradores, no nos podemos comparar con China.

-Ni que hablar. Uruguay tiene la posibilidad de acceder a dos beneficios con su principal receptor de sus exportaciones. Primero, el ingreso de nuevos productos. Pero el más importante, es el ingreso de nuevos o los mismos productos en mejores condiciones.

Hoy, estamos compitiendo con Nueva Zelandia, con Australia en exportaciones a China, ellos sin ciertos aranceles y nosotros pagando los aranceles, exportando las mismas cosas.

Ahí, es donde Uruguay tiene mucho para ganar. No es nuevo que Nueva Zelanda compite con nosotros, tanto por China como por otros países.

Ahora, si Nueva Zelanda ingresa sus productos sin aranceles y nosotros con aranceles (tenemos) competencia desleal. Que estos productos ingresen en mejores condiciones para vender más y generar más trabajo para los uruguayos.

Lo que no se dice claramente, es que vender más y en mejores condiciones significa más trabajo para los uruguayos. Más compatriotas tendrán mejores trabajos, mejores salarios, más trabajo.Si una empresa empieza a exportar más, naturalmente va a necesitar más trabajadores.

Claro, se puede decir que la exportación de cierto tipo de ganado no precisa mucha mano de obra. En algunas áreas será mayor y en otras menor. Pero es innegable que mercados en mejores condiciones redunda en mejores condiciones de trabajo y salarios más dignos para los uruguayos. 

-La Comisión de Asuntos Internacionales, ¿hará un seguimiento del tema?

-Si; el año pasado recibimos al Canciller (Francisco Bustillos) durante una sesión sin versión taquigráfica. Así lo pidió el ministro, tanto los diputados del oficialismo como de la coalición entendimos que era provechoso recibir la información. Muchas de las cosas que hoy se están transitando, fueron dichas en esa instancia. 

También se dijo por parte del Canciller que esta etapa que termina a fines de junio o julio, podría haber terminado para fines del año pasado.Nos planteamos plazos más exigentes, más breves: no fue posible.

También dijo cosas el Canciller que entendemos seguirán sucediendo ni bien se avance en las etapas de negociación. 

Es muy probable que en la próxima sesión de la comisión, la que tendremos el miércoles 3 de agosto, desde la oposición se plantee (un llamado del Canciller al grupo parlamentario). Hemos escuchado informalmente algún planteo en ese sentido.Cuando se materialice, seguramente será cursada una invitación para que pueda comparecer.

Es muy probable que por la temática sea similar a la que hubo en su momento.

– ¿Sin versión?

– Sin versión taquigráfica, pero entendemos que ayuda a que los partidos políticos tengan información fidedigna de lo que viene aconteciendo. También trascendió que el presidente de la República se reunirá con los líderes de los partidos políticos para informar. 

Transcurrirá cada uno por sus vías, la parlamentaria por un lado. La vía de los partidos políticos y el Poder Ejecutivo por otro. Claramente, todos con la intención que todos los partidos tengan toda la información. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.