Una de las tareas de Fondes-Inacoop

Acciones para promover el desarrollo de la ESS

El director delFondo para el Desarrollo (Fondes) administrado por el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop) en representación de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop), Enrique Romero, comentó en diálogo con Diario La Ralgunos detalles de su funcionamiento.

Director del Fondes-Inacoop en representación de Cudecoop, Enrique Romero / Foto: Captura de pantalla del programa Mundo Cooperativo de Canal 10

¿Qué rol ocupa Cudecoop en el Fondes-Inacoop?

Primero que nada, Cudecoop es la organización más representativa de la Economía Social y Solidaria (ESS) en Uruguay. Es la que aglutina a todas las modalidades del cooperativismo y por lo tanto ocupa su lugar en Fondes Inacoop, como se denomina actualmente, por ser la entidad más representativa del cooperativismo y de la ESS.

¿Cuáles son los pasos que debe seguir un emprendimiento que esté interesado en presentarse al Fondes Inacoop?

Actualmente se hace de una manera bastante sencilla. Para postularse, los interesados deben completar los formularios disponibles en la página web. Después de esa primera aproximación debe pasar por ciertos estudios que hace la unidad técnica del Fondes cooperativo en donde se analiza la viabilidad del proyecto, la sustentabilidad, el impacto en el entorno, el impacto medioambiental y el impacto en cuanto a la generación de puestos de trabajo.

Una vez que cumple con esos requisitos se avanza en el proceso de adjudicación de los apoyos que culmina cuando lo aprueba el directorio que integran tres personas en representación del Poder Ejecutivo y dos representantes sociales, uno por el PIT-CNT (Carlos Aulet) y otro por Cudecoop.

A raíz de lo vivido, ¿cómo hoy se le piden garantías a los proyectos que se presentan?

Hay procedimientos que desde la nueva etapa del Fondes cooperativo iniciada en el año 2015 se garantizan adecuadamente en relación a los montos solicitados, pero además los montos están topeados. Entonces, los riesgos son menores.A su vez, las garantías que se solicitan se adecúan a los montos solicitados.

Pero, ¿cómo hacen para solicitar esas garantías?

Depende de los montos solicitados; puede haber garantías prendarias -inmuebles o bienes prendables- o puede haber algunos otros casos con montos menores de capital, por ejemplo con sesión de derechos de cobro de facturas.

Hay más de 20 de casos activos en este momento de cartera viva que cada uno se trata de adecuar a sus posibilidades. Es casi a la medida que se hace de cada uno de los emprendimientos beneficiarios.

¿Qué tipos de proyectos están presentándose?

Mayormente, la tendencia es de emprendimientos de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF). O sea, es mucho emprendimiento relacionado con la actividad agropecuaria. También hay mucho de servicios y tenemos algún componente de cooperativas industriales.

¿En qué montos rondan los proyectos?

Son muy variados. Hay desde algún fideicomiso relacionado con la actividad agropecuaria que se trata de unas líneas de crédito de 600.000 dólares. Para esos montos de 400.000dólares, que es el tope máximo, a 600.000dólares, que es el máximo excepcionalmente, es necesario una aprobación por encima de lo que es el directorio del Fondes Inacoop, que sería una aprobación del Poder Ejecutivo.

Después, por debajo de ello hay más de 25 proyectos. Hay de todo monto, sobre todo de todo tipo de actividad económica. Hay desde una cooperativa de que provee la comunicación a taxímetros, cooperativas de taxímetros en sí mismo, cooperativas de ambulancias, cooperativas industriales y las agropecuarias que, como decía, son las que en estos momentos están más demandantes.

De esta gestión, ¿qué experiencias rescata?

Lo que quisiera destacar de todo esto primero que nada es que es una herramienta formidable para el tipo de actividad económica que realizamos, para el tipo de organización que son las cooperativas y para la ESS.

En sus inicios tuvo mala prensa porque inicialmente no se reguló tanto como después.A partir de2015 se legisla y se regula de acuerdo a la experiencia vivida porque en una primera instancia no había experiencia, era algo nuevo que fue adecuándose poco a poco con la experiencia ganada en ese tiempo.

A partir de las nuevas regulaciones, sin temor a equivocarme, podría decir que en la nueva etapa no ha sido deficitario ningún año y que además el nivel de morosidad es llamativamente bajo. Entonces, en mi opinión, cierra por todos lados en cuanto a que es un instrumento hecho a la medida para este tipo de actores de la economía social.

+datos:

Consultado algunas experiencias puntuales, el director del Fondo para el Desarrollo (Fondes) administrado por el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop) en representación de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop), Enrique Romero, mencionó que “los molinos son emprendimientos que trabajan muy prolijamente en cuanto a sus finanzas, su gestión y su producción, y que generalmente están al día con sus obligaciones hacia nosotros. Las cooperativas de transporte y las agrarias también. Por lo tanto, no correspondería específicamente destacar una o dos, sino que en general en esas ramas de actividad hemos tenido experiencias exitosas”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos