Adela Reta, la madre de la Ley de Amnistía

Sanguinetti reveló que la liberación de los presos políticos y guerrilleros en los años de la transición fue una "joyita jurídica" de la catedrática en derecho penal.

El expresidente Julio María Sanguinetti reveló que la doctora Adela Reta fue la creadora de la Ley de Amnistía durante los años de la transición democrática, la cual calificó como «joyita jurídica» que permitió la incorporación a un proceso de pacificación a exguerrillleros.

Sanguinetti pronunció hizo referencia a este aspecto nunca revelado públicamente, en los homenajes a la doctora Adela Reta, realizados durante los días previos al viernes 9 de julio, fecha en la que se cumplieron los 100 años del nacimiento de la jurista y ministra.

El dos veces expresidente de la República intervino como orador tanto en el homenaje del jueves 8 en el salón de eventos del Palacio Legislativo como en el realizado en la Casa del Partido Colorado. La ceremonia del jueves 8 en el Palacio Legislativo fue el descubrimiento de un retrato de la catedrática a cargo del plástico Eduardo Leite.

Veinticuatro horas más tarde, se presentó en la casa del Partido Colorado, un sello que evoca a Reta. En ambas ocasiones, Sanguinetti fue orador. Evocando a Reta como gran exponente del derecho penal liberal, el exprimer mandatario señaló que nunca había relatado el papel de la exministra.

La transición

Para Sanguinetti, en el presente la ley de Amnistía parece sencilla de entender, pero fue una norma muy difícil de concebir en los años de 1980. Señaló que en el contexto que se vivía había visiones encontradas respecto de la extensión de la liberación de los prisioneros durante los años de la dictadura.

Según explicó, dentro del gobierno, la sociedad y el Partido Colorado hubo partidarios de una amnistía general, pero también quienes -como Sanguinetti mismo- querían distinguir a los presos por sus ideas y los que habían estado vinculados a fuerzas militares irregulares. Añadió que Adela Reta fue quien propuso la salida para poder liberar a todos los presos de la dictadura, generando así el texto de la norma de la que además fue firmante como ministra.

La «joyita»

Al detallar cómo fue que Reta zanjó las diferencias, Sanguinetti planteó que la «joyita jurídica» fue creada por la entonces ministra de Educación y Cultura, que le planteó encontrar una solución. «Ayer (por el jueves 8), contaba en el Senado -nunca lo había dicho públicamente- de las dificultades que tuvimos en la transición y de cómo Adela colaboró en todo.

Incluso en aquella difícil primera amnistía». «Ahora, todo parece a la distancia tan sencillo, tan fácil, pero aquellas fueron horas de tensión y dificultad. Sabíamos muy bien que no habían pasado las turbulencias militares, todavía había grandes divisiones. Los tupamaros estaban aún en la cárcel de Libertad; había tensiones muy fuertes que teníamos que superar para pacificar al país».

«Había muchos sectores que pensaban -incluso yo también- que la amnistía no podía ser general, sino general con excepciones para ciertos delitos de sangre». «Viene Adela y me dice: tenemos que arreglar esto», narró el exmandatario. «Hay que salir. Hay que pacificar, vamos a tener que hacer sacrificios; entonces me dice; ¿vos te opondrías a que salgan todos de la cárcel?».

«No, al revés»; recordó Sanguinetti haber contestado: «Todos tienen que salir de la cárcel, no solo porque lo pasaron mal sino porque la paz del país lo necesita; no hay ningún problema». «Entonces, hizo una joyita jurídica, después establece la amnistía y a los otros que no se los amnistiaba se les revalorizaban los años de prisión, contando uno por tres, sacando a todos a la libertad, en definitiva, a la paz».

«Una vida muy completa»

Durante el homenaje realizado en Cámara de Representantes el miércoles pasado, el diputado Conrado Rodríguez (Batllistas) calificó a Adela Reta una «mujer extraordinaria que tuvo una vida muy completa».

Rodríguez recordó que nació el 9 de julio de 1921, llegando en 1958 a ser la primera catedrática de derecho penal. Puesto al que se vio obligada a renunciar veinte años más tarde por las presiones de la intervención militar ya que era una acérrima enemiga del régimen.

Durante los años de 1970, fue defensora de presos políticos. Entre otros, del expresidente Jorge Batlle, pero también de otros sin fijarse en la ideología que profesaban. También destacó que fue de las primeras en estudiar en las Naciones Unidas el fenómeno de la minoridad transgresora, para luego ser titular del Consejo del Niño.

Pionera en varias de las posiciones que ocupó, fue la primera ministra de la Corte Electoral. Con el retorno de la democracia, fue ministra de Educación y Cultura del primer gobierno de Sanguinetti, regresó a ser profesora universitaria y también estuvo al frente del Sodre.

Del Senado al Sodre

El expresidente Julio María Sanguinetti evocó que cuando fue electo por segunda vez como primer mandatario, Adela Reta iba a ocupar su banca en el Senado, pero que le pidió que la mandara al Sodre. «Estoy muy cegatona y no quiero caerme por una escalera o que me vean con un lazarillo», le confió. Sanguinetti accedió y Reta le dijo que se comprometía a hacer avanzar las obras del auditorio del Sodre, lo cual pudo adelantar de manera encomiable.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales