AEBU, el Citibank y el MTSS se reúnen hoy para destrabar el diferendo

El Ministerio del Interior desalojó la sede central de del banco en la Ciudad Vieja, que había sido ocupada; sindicato define si aprueba paralización a nivel nacional

Una reunión que se celebra este viernes desde la hora 11 en las oficinas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), puede ser la que arroje luz al conflicto que lleva meses entre la entidad privada Citibank y trabajadores que están nucleados en Aebu. En la instancia de hoy, se estiman que estén presentes el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres y el director nacional de Trabajo, Federico Daverede, pero como parte fundamental de ese encuentro, está previsto que asista el gerente general del Citibank.

Dependiendo de lo que suceda en esa reunión, si toda la banca privada a nivel nacional paraliza nuevamente sus actividades por la presente jornada o por tiempo indefinido. En caso de que, con la mediación del Ministerio de Trabajo, exista algún tipo de acuerdo por la fuente laboral de los tres trabajadores despedidos, las medidas podrían ser suspendidas, permitiendo que la actividad se desarrolle de forma normal.

Pero parte del conflicto que existe entre las partes “explotó” ayer jueves, cuando sobra la hora 15, trabajadores afiliados al sindicato decidieron ocupar las instalaciones del banco-en la calle Cerrito esquina Misiones, (Ciudad Vieja)-, y con ello tomar la medida de hacer un paro con movilización. La paralización abarcó a las actividades presenciales y el teletrabajo el cierre de cajas a nivel nacional, informó AEBU en un comunicado que difundió al inicio de la tarde de ayer. El sindicato denunció el despido de tres trabajadores y reclama una mesa de negociación, solicitud que viene realizando desde hace ocho meses.

Tiempo atrás, Citibank había informado que, tras vender parte de su participación en el país, habría funcionarios despedidos, lo cual se efectivizó la separación de su puesto laboral de tres trabajadores, lo que provocó que AEBU tomara la decisión inmediata y sorpresiva en la sucursal central en Montevideo.

La iniciativa se comenzó a aplicar pasada las 15 horas. Luego, la Policía solicitó poco antes de las 17 horas a integrantes del gremio, que se manifestaban en la vía pública,que permitieran la libre circulación por las calles, mientras sobre esa hora, dentro del banco -ya cerrado- estaba siendo ocupados por 20 trabajadores.En la empresa se encontraba también el director nacional de Trabajo, Federico Daverede. Posteriormente a este cuadro de situación, y poco antes de las 18.20 horas, el Ministerio del Interior procedió al desalojo pacífico de los ocupantes de la sede central de Citibank en Ciudad Vieja.

Sobre la hora 17, AEBU emitió un comunicado en el que expresa que “desde hace ya algunas semanas, las instituciones financieras que operan en el país y sus clientes están siendo afectadas por una serie de medidas gremiales adoptadas por la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU)”.

El sindicato agregaba también que “estas medidas son la respuesta del sindicato bancario a la decisión de Citi de vender una de sus unidades de negocios en Uruguay. Esa venta llevó a la institución a proceder a la desvinculación de 29 colaboradores que trabajaban en dicha unidad. A todos ellos Citi les ofreció una compensación superior a la que establece la legislación uruguaya, la que fue aceptada por 26 de los 29 funcionarios afectados”.

En ese escenario, el comunicado manifestaba que “AEBU ha solicitado a los bancos privados que influyan sobre Citi para encontrar una solución para esos tres trabajadores que no aceptaron la compensación ofrecida o que, en su defecto, tomen a estos colaboradores. La respuesta de los bancos ha sido negativa. En primer lugar, porque ninguna institución financiera tiene capacidad de influir en las determinaciones de otra. Y en segundo término, porque no es razonable que se obligue a un banco a incorporar a su plantilla a trabajadores que fueron desafectados por otra institución”.

Ante ello, la nota comunicaba que “el sindicato bancario ha anunciado a los bancos privados que intensificará sus medidas de lucha en el sector, afectando de mayor manera el normal funcionamiento del sistema financiero. Ello afectará a los bancos, pero principalmente impactará en sus clientes, personas y empresas, que trabajan diariamente con el sistema y que padecerán alteraciones en los procesos, transformándose en rehenes de una situación que no buscaron ni promovieron”.

“Desde la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU) lamentamos los perjuicios que las medidas sindicales adoptadas por AEBU provocarán a nuestros clientes.Exhortamos a no olvidar que son precisamente los clientes la razón de existir de las instituciones financieras y los que demandan servicios que le permiten a más de 3.000 personas trabajar en los bancos privados que actualmente operan en nuestro país”, concluía el comunicado que se conoció poco antes de la confirmación de que hoy se realiza la reunión antes mencionada.

2 Comentarios

  1. Los empleados bancarios -los sueldos más altos del empleo uruguayo, cobrando 16 sueldos por año!!!- se consideran intocables! Claro, con esos sueldos, nadie quiere que lo desteten!! Cualquier otro asalariado puede perder su empleo, pero jamás un bancario! Y después la van de revolucionarios…..

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales