Un avance en la tecnología

Alex: el robot funcionario ruso

Alex es un robot humanoide que atiende al público en una oficina municipal rusa. Su rostro está capacitado para imitar 600 expresiones humanas y en su piel se encuentra la novedad de su existencia.

El nuevo robot se llama Alex y fue presentado por la empresa Promotor en la exposición internacional Innoprom. Durante los próximos meses un centro multifuncional de servicios gubernamentales y municipales de la ciudad rusa Ekaterimburgo hará uso de este invento. 

Oleg Kivokurstsez, el director de desarrollo de la empresa, sostuvo en rueda de prensa que Alex trabajará para especialistas humanos en diversos centros de servicios. “El cliente llega a una ventana vacía, donde el robot realiza las manipulaciones necesarias con los documentos. Alex está conectado a otros dispositivos y servicios, así que puede escanear los documentos y formar una declaración sobre la base de esto”, sostuvo.

Por otro lado, el visitante firmará los papeles mientras el robot los escanea y los envía al sistema de información. Además, la máquina puede asesorar sobre servicios, imprimir cupones y memorandos”, describió Kivokurstsez.

Las expresiones de Alex se han vuelto muy humanas: puede mover los ojos, las cejas, los labios, comunicarse y responder preguntas. Según sostuvo la empresa que lo creó, pueden llegar a ser 600 estas micro mímicas humanas. 

Su forma androide, lo delata. Su expresión queda pausada y tiene una cámara sobre el pecho. Es fácil distinguir a este robot de un ser humano. Incluso algunos de sus movimientos son poco gráciles. 

El presidente del consejo de administración de la empresa, Alexei Yuzhakov, hace seis meses indicó que este prototipo completó un estudio de actitudes sociales. La empresa antes de presentar a Alex al mundo realizó algunos censos sobre su comportamiento y la experiencia de los humanos que usaron sus servicios. 

“Resultó que una persona robótica recibió los comentarios más positivos de los clientes. Es decir, la fórmula ideal para la prestación de servicios es la apariencia de una persona más la comunicación mediante un script de robot. Un hombre nunca hablará como un robot, pero un robot que parece un hombre está a la vuelta de la esquina”, informó Yuzhakov.

La cara de Alex está moldeada a partir del rostro del presidente de la empresa. Para lograr este efecto y complementarlo con el movimiento típico de un rostro humano se tomaron 11 impresiones de silicona. La máscara fue digitalizada en un modelo 3D para luego colocar expresiones faciales sobre ellas. 

Por lo tanto, este prototipo cuenta con una cara ancha ya que la silicona es más gruesa que la piel humana y porque a diferencia de otros, Alex no tiene tono muscular artificial. Pese a esto, la expresividad en un robot es una gran novedad. 

Más datos:
Alexei Yuzhakov sostuvo que Alex había costado más de unos 15 mil dólares para desarrollarlo y que tras la exposición recibió 12 pedidos para hacer más humanoides. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos