Amazon presentó su nuevo drone de reparto

Es un dispositivo más ligero y menos ruidoso que su predecesor.

drone

Amazon presentó en el evento ‘Delivering the Future’, celebrado en Boston (Estados Unidos) su nuevo drone de reparto MK30, un dispositivo que viene a mejorar las capacidades del modelo anterior, MK27-2, y que promete ser un 10 por ciento más ligero y un 25 por ciento menos ruidoso que su predecesor.

Por el momento, solo ha probado este aparato en las poblaciones de Lockeford (California) y College Station (Texas), que también serán las primeras en recibir entregas del programa Prime Air cuando esté operativo, previsiblemente en 2024.

Según Amazon, el nuevo drone MK30 se diferencia del anterior por su ligereza, ya que es un 10 por ciento menos pesado, así como por ser un 25 por ciento menos ruidoso. También es más tolerante a temperaturas más altas y puede volar con llovizna, por lo que se puede utilizar en condiciones climáticas menos favorables.

Al contrario que su predecesor, este drone es capaz de identificar distancias y evitar de forma segura tanto objetos como aeronaves, personas, mascotas u otros obstáculos que se pueden interponer en el camino.

La compañía espera que este drone, que se someterá a controles de evaluación de organismos y autoridades aeroespaciales como la Administración Federal de Aviación para demostrar su seguridad y fiabilidad, puede entregar paquetes en menos de una hora. No obstante, este tiempo se puede acortar hasta 30 minutos en determinados casos.

Tecnología en rutas de entrega

En este sentido, la vicepresidenta de Amazon Last Mile Delivery Technology, Bery Tomay, ha comentado que para crear un mapa de alternativas de rutas reales y seguras, la empresa estudia aspectos como las señales de tráfico o las incluidas en el asfalto.

Para ello tambien se sirve de Fleet Edge, un ordenador integrado en las furgonetas de los repartidores que cuentan con una cámara para visualizar las calles, así como un dispositivo GPS que recoge imágenes y permite crear esos mapas.

Asimismo, en la flota de algunos centros logísticos de Estados Unidos también está probando el sistema Keyless Entry, un método de entrada sin llave que facilita la apertura del vehículo y evita que el repartidor tenga que dejar un paquete pesado en el suelo para sacar la llave y abrir.

De esa manera, el sistema cierra el coche de forma automática cuando se aleja (concretamente, cuando ha dado cinco pasos) y vuelve a abrirse cuando el repartidor vuelve a estar cerca de la furgoneta.

Además, ha apuntado que espera poder entregar 500 millones de paquetes por drones anualmente a finales de esta década y que planea operar en zonas muy pobladas, como Atlanta o Seattle, también en Estados Unidos.

Su objetivo es el de registrar cero emisiones de carbono en todas sus empresas de cara a 2040 y, para ello, cuenta con un equipo de desarrolladores de software, científicos, ingenieros de datos y gestores de productos capaces de diseñar más de 148.000 rutas diarias.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.