Ancap y el sindicato llegan a acuerdo por la reorganización de la logística primaria

El gremio afirma que se trata de una “reestructura logística”

Foto: Vanni Gonzo

Ancap y Fancap acordaron la reubicación de personal y nuevas condiciones de trabajo en plantas y flota de camiones para una mejora sensible en el despacho de combustibles a las estaciones de servicio, se informó este jueves.

La empresa estatal destacó que “el plan está alineado con el exhorto del Poder Ejecutivo para hacer más eficiente la logística primaria, que coloca los productos de ANCAP en las plantas de distribución para, de allí, llegar a todas las estaciones de servicio del país”.

Desde el mes de junio se extenderá el horario de atención en las dos principales plantas de distribución de ANCAP, La Tablada y Paysandú, para llegar en no más de tres meses a un horario de 6 a 22 de lunes a viernes y 6 a 14 los sábados en La Tablada; y de 6 a 18 de lunes a viernes en Paysandú. Estas mejoras implican cambios en la organización del trabajo y permiten mejorar el servicio a clientes, un uso más eficiente de todos los activos y una mejora en la calidad de vida de los trabajadores a partir de una mejor planificación y la reducción de las horas extras a niveles de lo mínimo imprescindible, se indicó.

“Las modificaciones planteadas, junto con inversiones menores, generan un retorno económico para ANCAP y aportan a lograr una cadena de distribución más robusta y eficiente en su conjunto, contribuyendo a una mejora en el sistema de distribución secundaria (entre las plantas de ANCAP y las estaciones de servicio) con menor necesidad de inversión (flota menos numerosa) y menor costo operativo.

Como acciones concretas se destacan: discontinuidad en operación del Buque MALVA H (dispuesto en agosto de 2021) y reubicación de su tripulación en otras funciones a partir de junio de 2022; optimización del abastecimiento de combustible al litoral norte del país operando con barcazas para transportar gasoil de Montevideo a Paysandú y con la flota carretera de cisternas para transportar gasolinas hacia el norte, retornando en las mismas cisternas bioetanol hacia el sur; incorporación de análisis básicos de laboratorio en la Planta Paysandú, para eliminar el traslado de muestras a Montevideo; y ampliación sustancial del horario despacho a estaciones de servicio para mejorar la distribución de operaciones a lo largo de la semana y permitir más kilómetros recorridos por día para los fletes a las estaciones La reorganización es parte del resultado del trabajo de una consultoría con expertos internacionales contratados en 2020 para la optimización del abastecimiento de combustibles a las distintas Plantas ANCAP, según se detalló en un comunicado oficial.

El presidente de Fancap, Gerardo Rodríguez, dijo a Canal 5 Noticias que se trata de una reestructura de logística (Tablada, Paysandú y flota) y la confirmación de los cargos del Malva H como funcionarios públicos.

UTE y la Intendencia de Tacuarembó firman dos convenios

Este jueves en la sede de la Intendencia de Tacuarembó Wilson Ezquerra y parte de su equipo de dirección recibieron a una delegación de UTE encabezada por su presidenta Silvia Emaldi, a los efectos de firmar dos convenios.

Uno está referido a la ampliación de la infraestructura de puntos de recarga para movilidad eléctrica. De esta manera, Tacuarembó pone a disposición lugares públicos para la instalación de cargadores en centros urbanos del departamento y UTE proporciona los equipos y la infraestructura necesaria.

Emaldi sostuvo que «la firma de ambos convenios es muy importante» en tal sentido comentó que es fundamental «avanzar en el Uruguay sostenible, en movilidad eléctrica y el cuidado del medio ambiente para esta y futuras generaciones». «En 2020 en Uruguay había algo más de 700 vehículos eléctricos, en 2021 se duplicó y continuará evolucionando» , dijo Emaldi. 

«Cuando uno carga un vehículo eléctrico reduce el costo de combustible de 10 a 1 versus uno de combustible fósil», destacó. 

Por su parte, el intendente de Tacuarembó, agradeció los aportes de UTE, «

El segundo convenio suscrito tiene por objeto regular la complementación entre ambos organismos en la remoción, traslado o reposición de instalaciones eléctricas en áreas de uso público que interfieran en las obras llevadas adelante por la intendencia (caminería departamental, alumbrado público, saneamiento). 

Tal complementación supone el intercambio de materiales y mano de obra, así como la coordinación técnica a los efectos de compartir costos.

Al igual que sucede con los convenios relacionados con el desarrollo de la movilidad eléctrica, es intención de UTE suscribir este tipo de acuerdos con todas las intendencias del país.

Diputados tratan la formalización de los clasificadores

Los clasificadores de residuos reclamaron la formalización de la tarea, lo cual llevó a que la Intendencia de Montevideo y la Cámara de Industrias fueran convocadas a una comisión de Diputados, en la que se analizó la situación de 128 trabajadores cooperativizados del sector. 

Los trabajadores de la Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos (Ucrus) habían planteado su situación de carecer de formalización de la actividad, al punto de no “saber para quienes realizan la tarea”, según explicó a Diario La R el diputado Daniel Gerhard (PVP).

El legislador señaló que hay una situación de tránsito en la que además tiene participación el Ministerio de Medio Ambiente en tanto oficia de policía ambiental del plan que presentó la Cámara de Industria, Secretaría de Estado que concurrirá a comisión más adelante.

“Por una interpretación de la ley por parte del ministerio que no comparto, (los empresarios) tienen responsabilidad sobre los envases de los productos que vuelcan a la sociedad, cuando las dueñas de la basura son las intendencias, ya que los residuos pueden ser mercancía” puntualizó.

En esta transición, sostuvo Gerhard, en la que se implementa la ley de 2019 e intervienen varios actores, los integrantes de la Comisión de Legislación del Trabajo y Seguridad Social aspiran a que no salgan perjudicados los 128 cooperativistas de Ucrus.

Los clasificadores integran cuatro cooperativas y representan una pequeña parte de los al menos 10.000 dedicados a la manipulación de residuos en todo el país. 

Gerhard precisó que los 128 son trabajadores formales, pero que en la medida que se implemente la recuperación del 30% de envases la cifra puede llegar a los 1200. “La Cámara de Industrias proyecta llegar al 30% en 2023 y al 50% para 2025”.

“Nos van a quedar más de 8.000 que nos va a quedar fuera y van a querer seguir trabajando”, acotó.

“Le pregunté a la Cámara cómo sería la relación con los trabajadores si serían contratos directos, licitación a cooperativas o algún sistema mixto, pero no obtuve respuesta”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales