Canciller cubano asegura que Estados Unidos desinforma

Apagón de internet en Cuba para detener movilizaciones

A partir de las protestas que se desataron la semana pasada, los cubanos no pueden acceder a sus redes sociales.

Las protestas sacudieron diversas ciudades cubanas, lo que conmocionó la vida cotidiana. Mientras países como Uruguay colocan su ojo sobre la isla y debaten si el régimen es democrático o merece una intervención internacional, la población cubana se encuentra incomunicada, según consignó El País de Madrid.

Hasta el miércoles de la semana pasada, a los cubanos les era imposible acceder a las redes sociales de su teléfono y ver las noticias sobre incidentes en algunas partes de la capital, La Habana, donde la presencia policial es muy numerosa.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, aseguró el martes pasado que el país se encuentra en calma y “haciendo una vida normal”. Acto siguiente, acusó al gobierno estadounidense de estar detrás de los levantamientos y sostuvo que lo ocurrido en la isla el pasado domingo fueron disturbios de escala “muy limitada y no un estallido social”.

Si bien la situación en las calles de La Habana era tranquila el pasado miércoles, también lo parecían el lunes anterior cuando se produjo un incidente en Arroyo Naranjo, en el que murió un hombre de 36 años por violencia policial.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores insiste en que Estados Unidos hace un uso “obsceno” de la manipulación de datos y que utiliza su monopolio de plataformas digitales para generar una campaña de desinformación.

Rodriguez negó que el apagón de internet fuera una política oficial y represiva por parte del gobierno cubano al igual que otros fenómenos como “las interrupciones de electricidad” y las “dificultades evidentes en alimentación”.

“Estos días ha habido falta del fluido eléctrico que repercute también en el funcionamiento de las redes, los nodos, los servidores y las telecomunicaciones”, aseguró, y agregó que “en un país en el que hay una situación de falta de medicamentos agudizada, es verdad que faltan datos, pero faltan medicamentos también”.

Mientras que artistas cubanos, académicos y autoridades cubanas se han manifestado en contra de la represión, el gobierno del país no admite que las protestas fueran espontáneas, sino que sostiene que son parte de un guión escrito por el gobierno estadounidense.

“Lo que se dirime hoy es el derecho de un Estado independiente, soberano; de una nación, de un pueblo a ejercer su derecho a la libre determinación, a disfrutar de sus derechos humanos sin intervención extranjera, sin injerencia en sus asuntos internos”, aseguró Rodriguez.

El dramaturgo Carlos Celdrán, quien recibió el Premio Nacional de Teatro, escribió: “No a los golpes, no a la arbitrariedad, no al maltrato. No puedo seguir viendo lo que veo sin caerme en pedazos. Cada vídeo de represión policial que aparece me deja sin opciones. Sin alternativas. He dado mi vida a Cuba a través del teatro, he luchado y he resistido cosas tremendas, amo lo que junto a tantos artistas hemos levantado contra viento y marea. Pero esto no se puede aceptar”.

Más datos:
“¡Qué dolor, qué tristeza que se llegue al abuso del poder! Nunca imaginé que las fuerzas del orden en Cuba fueran a agredir a gente común y pacífica como somos los cubanos. Cuando el cubano protesta, no cabe duda de que la política o mejor dicho, el poder político y militar, se ha extralimitado”, escribió el músico cubano Leo Brouwer en su cuenta de Facebook.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos