/

Así se han organizado los referentes de las selecciones para el boicot a la Copa América

Neymar llamó a Messi y hubo charlas con Suárez y Cavani; está el “grupo Atlético de Madrid” (Suárez, Correa, Felipe y Renan Lodi), el “grupo PSG” (Marquinhos, Neymar, Paredes, Di María y Thiago Silva hoy en Chelsea).

Mientras Bolsonaro y Alejandro Domínguez empujan para concretar la realización de la Copa América y los presidentes de las asociaciones (Ignacio Alonso entre ellos) avisan sobre el malestar que hay en la interna de sus selecciones con respecto a jugar esta copa, los futbolistas se hanb estado organizando para boicotear el torneo, para lo cual se han apoyado en la base de los grupos de amigos que ya estaban formados, por haber sido compañeros de equipo durante un largo tiempo.

Brasil, con Jair Bolsonaro como garante, se convirtió en el anfitrión improvisado de la Copa América 2021, sin importar que la situación epidemiológica en ese país es igual o peor que en Argentina, que desistió de organizarla por ese mismo motivo. 

Parecía que todo fluía hasta que apareció la oposición de los futbolistas. Los que empezaron a plantarse fueron los jugadores del seleccionado brasileño. Y enseguida comenzó a tenderse una red con los jugadores de otros países. Creció tanto el movimiento en que en las últimas horas ya se habla de un posible boicot a la competencia por parte de los principales protagonistas.

Es por eso que se convocó a una reunión de urgencia entre la Conmebol y los presidentes de las federaciones. Participó del encuentro virtual Bolsonaro. Y también se convocó a los capitanes de las selecciones. Sin embargo, los futbolistas no atendieron el llamado.

Bolsonaro entregó avales para asegurar que la Copa América, cuya fecha de inicio está establecida para el próximo domingo, se juegue pase lo que pase. Sin reparar en absoluto en los planteos de los jugadores verdeamarelos. De hecho, los presidentes de las federaciones de Brasil, Uruguay y Argentina habrían reconocido anoche en la reunión virtual sobre el descontento de los futbolistas de sus países. Lo que dejó la reunión es que la competencia, por ahora, se juega de todas formas.

Sin embargo, hay que esperar para ver qué sucede con la movida de los futbolistas que recién verá la luz, de no mediar ninguna sorpresa, tras los partidos del martes por las Eliminatorias. Esa será la fecha clave. Los jugadores de la selección brasileña anunciaron que después del partido contra Paraguay darán a conocer su postura. En realidad, su opinión ya se sabe: están en contra. Lo que se sabrá es hasta dónde llega su reclamo: ¿habrá un boicot o simplemente la decisión de jugar bajo protesta?

Así se han organizado los jugadores

El escenario es más complejo y promete sacudir al fútbol sudamericano. Porque los brasileños. A partir del liderazgo de su capitán Casemiro, secundado por Thiago Silva, ya hubo contactos con otros referentes. Es lógico pensar que buscan el apoyo, en especial, de Argentina y Uruguay. En la Selección de Scaloni persiste el malestar, motivado más por razones futbolísticas, ante el cambio de sede: pasaron de ser locales y candidatos a ser muy visitantes. Del lado de la Celeste, tanto Luis Suárez como Edinson Cavani ya se manifestaron en contra de que se juegue la Copa en este contexto, incluso antes del cambio de escenario. 

La red de contactos es fácil de rastrear. Neymar llamó a Messi y existieron charlas con Suárez y Cavani. El grupo PSG (Marquinhos, Neymar, Paredes y Di María, y hay que sumar a Thiago Silva, hoy en Chelsea), el grupo Atlético de Madrid (Suárez, Angel Correa y los brasileños Felipe y Renan Lodi). Además, Casemiro es compañero de Federico Valverde en Real Madrid; Cavani, de Fred en el Manchester United y en el City, hasta hace unos días Agüero compartía el día a día con Gabriel Jesús y Ederson. Todos ellos se encuentran concentrados con sus selecciones.

En principio se trataría de una especie de manifiesto colectivo para intentar que la Conmebol escuche y decida suspender la Copa América. ¿Puede haber un boicot en caso de que esto no sea suficiente? Algunos futbolistas están muy convencidos de ir a fondo. 

“Todo el mundo sabe cuál es nuestra posición, todo el mundo la sabe, más clara imposible y Tité ya la expuso públicamente. No es mi posición personal, no es la posición de los futbolistas de la selección que estamos en Europa. Es la posición de todos los jugadores del plantel y también del cuerpo técnico de Tite”, dijo Casemiro, volante de Real Madrid y voz cantante en este planteo, tras la victoria sobre Ecuador.

El diagnóstico es lógico: los principales protagonistas se sienten actores de reparto en las decisiones fuertes. Ahora quieren hablar.

Con más de 470.000 muertes y casi 17 millones de casos de coronavirus, el anfitrión de la Copa América es el país de Latinoamérica más castigado por la pandemia, el segundo del mundo con más fallecimientos asociados al Covid y el tercero con más infectados, por detrás de Estados Unidos y la India.

3 Comentarios

  1. Si a pesar de toda esta movida, la inconsciencia y la ambición determina que la copa América se va a jugar igual y los futbolistas no llegan al boicot por temor a represalias futuras, todos los planteles sin excepción deben ponerse de acuerdo y cuando estén en cancha, pasarse la pelota entre ellos los 90 minutos sin siquiera acercarse a las arcos. SI alguna instancia llegara a requerir definición por penales (algo prácticamente imposible si se respeta el acuerdo mencionado anteriormente), todos los jugadores deben de patear los penales para afuera

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos