Asumió Carlos III y se señaló que el funeral de su madre será el 19 de septiembre

El nuevo rey indicó que buscará "la paz, armonía y prosperidad de los pueblos de estas islas, los reinos de la Commonwealth y los territorios de todo el mundo".

Tras asumir el nuevo rey, Carlos III, se ha conocido que el funeral de Estado de la reina Isabel II de Inglaterra se celebrará el 19 de septiembre en la Abadía de Westminster. El día ha sido declarado festivo. El féretro será trasladado desde el Palacio de Westminster hasta la Abadía de Westminster para la ceremonia, prevista para las 11.00 horas, según la nota del Palacio de Buckingham.

Después el cortejo fúnebre se desplazará hasta el Arco de Wellington y posteriormente hasta Windsor y la Capilla de San Jorge para su entierro, según la nota oficial, firmada por el duque de Norfolk, encargado del protocolo. El féretro será trasladado por seis guardabosques del Castillo de Balmoral durante un recorrido que durará unas seis horas en total.

El próximo lunes, 12 de septiembre, el rey Carlos viajará a Edimburgo para participar en un cortejo fúnebre entre Holyroodhouse y la Catedral de San Egidio de la capital escocesa. El féretro estará adornado con la Corona de Escocia. En esta catedral el cuerpo de la difunda reina será instalado en capilla ardiente abierta al público. Ya el martes será trasladado alaeropuerto de Edimburgo donde será despedido con salva de honor y desde allí a la base de la Real Fuerza Aérea británica de Northolt.

El féretro viajará después al Palacio de Buckingham, concretamente hasta el Salón de Baile para un acto con el rey y la reina consorte. El miércoles se impondrá una Corona de Flores Imperial de Estado sobre el ataúd y será llevado en carro de artillería hasta el Palacio de Westminster con el rey y otros miembros de la familia real acompañándolo a pie. La capilla ardiente estará instalada para la visita del público esa misma tarde. También se han revelado detalles de la agenda del nuevo monarca, que viajará el martes 13 de septiembre a Irlanda del Norte y a Gales el 16 de septiembre.

«Enormes responsabilidades»

El nuevo rey de Inglaterra, Carlos III, ha subrayado este sábado que es «profundamente consciente» de «los deberes y enormes responsabilidades» que ha heredado tras el fallecimiento de su madre, Isabel II, en su primer discurso después de ser proclamado oficialmente como monarca.

«Es mi triste deber anunciar la muerte de mi querida madre, la reina», ha dicho Carlos III, que el fallecimiento supone «una pérdida irreparable». «Tanto a este reino como a la amplia familia de naciones de la que es parte, mi madre dio un ejemplo de amor y servicio altruista», ha sostenido. «El reinado de mi madre no tiene parangón en su duración, dedicación y devoción. Incluso mientras estamos de luto debemos dar gracias por su leal vida. Soy profundamente consciente de esta gran herencia y de los deberes y enormes responsabilidades de soberanía que me han sido traspasadas», ha apuntado.

En este sentido, Carlos III ha prometido que «trabajará para seguir el inspirador ejemplo que se le ha dado a la hora de mantener el gobierno constitucional y buscar la paz, armonía y prosperidad de los pueblos de estas islas, los reinos de la Commonwealth y los territorios de todo el mundo». El nuevo monarca ha incidido en que ejercerá sus funciones «guiado por el consejo de sus parlamentos electos» y ha trasladado su agradecimiento a su esposa, Camilla Parker Bowles, por su «constante apoyo». «A la hora de llevar a cabo la enorme tarea que ha recaído sobre mí, a la que dedicaré lo que me queda de vida, rezo para la guía y ayuda de Dios todopoderoso», ha zanjado.

El discurso ha sido leído minutos después de ser proclamado formalmente como nuevo ley de Inglaterra tras una ceremonia celebrada en el palacio de St. James. El monarca ha estado acompañado por la reina consorte, Camilla Parker Bowles, y el príncipe Guillermo, ahora príncipe de Gales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.