Aterriza la misteriosa nave X-37B tras 908 días en órbita

El vehículo de prueba X-37B de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, no tripulado y reutilizable, aterrizó la madrugada de este pasado 12 de noviembre en el centro espacial Kennedy de Florida.

La aeronave introduce una junta tórica de un módulo de servicio en la parte trasera que permite ampliar el número de experimentos que pueden solventarse durante una sola misión, explicó en un comunicado la Fuerza Espacial estadounidense, sector dedicado al espacio del Departamento de Defensa.

«Esta misión ilumina la concentración de la Fuerza Espacial en la colaboración en la exploración espacial y en la expansión de acceso a bajo costo al espacio para nuestros aliados dentro y fuera del Departamento de la Fuerza Aérea», declaró el jefe de las operaciones espaciales de la dependencia, el general Chance Saltzman.

El módulo de servicio se separó con éxito del vehículo orbital antes del aterrizaje, necesario para el reingreso a la Tierra del X-37B. La misión condujo un módulo de antena de radiofrecuencia fotovoltaica, del Laboratorio de Investigación Naval, con el objetivo de aprovechar los rayos solares fuera de la atmósfera terrestre, y pretendía transmitir energía a la Tierra en forma de radiofrecuencia de microondas. El vehículo permaneció más de 900 días en órbita, 908 para ser precisos, lo que permitirá a científicos de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio —(NASA, por sus siglas en inglés— estudiar la información recolectada durante ese periodo.

Los científicos buscan conducir simulaciones y mejorar la precisión de modelos sobre el ambiente espacial.

Otro experimento de la NASA apunta a investigar el efecto en semillas a la exposición de larga duración en el espacio, con miras a explorar una futura producción de grano en el espacio en colaboraciones interplanetarias.

El director del programa de las capacidades del X-37B, el mando militar Joseph Fritschen, dijo que la nave busca ampliar la experimentación con un equipo de apoyo detrás conformado por una élite gubernamental en equipo con la industria.

3 Comentarios

  1. Esta «nave experimental se usa en conjunción con el HAARP y es fundamental para el «control del clima», tecnología con la cual los gringos tienen la posibilidad de ¨guiar» las tormentas tropicales y los huracanes hacia zonas que ellos quieren afectar. O nunca se preguntaron porqué todos los huracanes en el Caribe siempre pasan por Cuba????

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo