Avión venezolano-iraní detenido en Ezeiza porque Uruguay no permitió ingreso

La Justicia ordenó retener los pasaportes de los iraníes por 72 horas e investigan relación con Guardia Revolucionaria Iraní.

ezeiza

El avión Boeing 747-300M matrícula YV3531 de bandera venezolana y matrícula iraní que permanece inmovilizado en el aeropuerto de Ezeiza, a cuya terminal de carga arribó el lunes 6 de junio, pertenecía hasta enero a la empresa iraní Mahan Air, sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos. Por ese motivo, varias agencias internacionales vienen siguiendo hace meses el recorrido del avión.

Según documentación judicial los organismos de seguridad y la Agencia Federal de Inteligencia supieron de la presencia en suelo argentino 48 horas después de su arribo a raíz de que Uruguay no le permitió ingresar a su espacio aéreo.

En el vuelo que llegó a Ezeiza viajaron cinco iraníes y 14 venezolanos. Algunos de ellos, según la información de inteligencia enviada a la Argentina, tendrían vínculos con la Fuerzas Quds. Una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de inteligencia militar.

El juez federal Federico Villena le ordenó hoy a la Dirección de Migraciones que retenga el pasaporte de los cinco iraníes que viajaban en el avión retenido en Ezeiza por otras 72 horas. Además, aceptó como querellante a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), que presentó una denuncia y solicitó varias medidas de prueba.

El juez ratificó que la decisión de Migraciones de retener los pasaportes fue legal porque se basó en el artículo 35 de la Ley de Migraciones, que habla de una “sospecha fundada que la real intención que motiva el ingreso difiere de la manifestada al momento de obtener la visa o presentarse ante el control migratorio”.

Recorridos

El avión aterrizó el lunes pasado en el aeropuerto de Córdoba por la neblina que había sobre Buenos Aires, pero dos horas más tarde, a las 14.35, llegó a Ezeiza, donde lo estaban esperando. En un operativo conjunto, con intervención de PSA, Aduana, Migraciones y la PFA, revisaron varias veces el avión. “Transportaba autopartes para una empresa automotriz. Se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada“, dijo una fuente oficial.

El miércoles pasado por la tarde, la aeronave intentó viajar a Uruguay para cargar combustible y, de esa manera, poder regresar a Venezuela. En su intento el gobierno de ese país decidió cerrarle su espacio aéreo y le impidió la maniobra. Desde entonces, está parado en Ezeiza. YPF y Shell se niegan a venderle combustible por las alertas internacionales.

Investigan al piloto iraní del avión

Se trata de Gholamreza Ghasemi Abbas, nacido el 22 de noviembre de 1958, sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país. Su nombre coincide con un ex oficial de la Guardia Revolucionaria Iraní y Justicia intenta determinar si tiene relación directa.

1 Comentario

  1. Que asco de lame cu los, como EEUU los denunció ya van todos los lacayos atrás para parar el avión y lamerle bien lamido el ogt a los yankis.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Región