Bachelet denuncia trato a las mujeres por los talibanes en Afganistán

Están forzadas a usar un hiyab en los lugares públicos y no pueden solicitar empleo

La alta comisionada para los derechos humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, acusó esta semana a los talibanes de arrebatar los derechos fundamentales y las libertades de las mujeres afganas y hacerlas invisibles en la vida pública.

Bachelet dijo al Consejo de Seguridad de la ONU en un informe presentado el miércoles que los afganos están experimentando los momentos más oscuros en una generación. Desde la llegada al poder de los talibanes en agosto, Afganistán ha caído en una profunda crisis económica, social, humanitaria y de derechos humanos, dijo. Ha habido una drástica erosión de los derechos y las libertades de las mujeres y las niñas no pueden asistir a la escuela secundaria, lo que priva a más de un millón de ellas de una educación y un futuro, señaló.

Además, las mujeres están forzadas a usar un hiyab en los lugares públicos, no pueden solicitar empleo y tampoco participar en la vida pública y política. Su movimiento también ha sido severamente reducido. “Permítanme ser clara: lo que estamos observando hoy en Afganistán es la opresión sistemáticamente institucionalizada de la mujer. Las mujeres afganas están enfrentando rápidamente el peor escenario que muchos temían”, dijo Bachelet.

Agregó que “aunque Afganistán ha ratificado un número de tratados internacionales … las autoridades de facto siguen muy lejos de cumplir con esas obligaciones internacionales, tanto en políticas como en la práctica, de respetar y proteger los derechos de las mujeres y las niñas”. Al principio de la toma del poder por los talibanes, los conflictos en Afganistán disminuyeron significativamente y la seguridad mejoró. Sin embargo, este efecto positivo se diluyó. Bachelet dijo que los ataques a grupos disidentes y minorías étnicas y religiosas se han incrementado y ha habido civiles muertos y heridos en las escuelas, lugares de culto, mercados y en el transporte público. También han aumentado las violaciones a los derechos humanos.

“Hay graves denuncias que requieren verificación, de civiles que han sido expuestos a violaciones a las leyes humanitarias y de derechos humanos internacionales, como arrestos arbitrarios, ejecuciones extrajudiciales y tortura”, dijo Bachelet. Los talibanes no pueden responder a las acusaciones de Bachelet porque Naciones Unidas no reconoce a su gobierno. Sin embargo, se permitió que hablara Nasir Ahmad Andisha, el embajador ante la ONU en Ginebra del anterior gobierno de Afganistán, quien corroboró la información contenida en el informe de Bachelet. Andisha exhortó al mundo exterior a no abandonar a los afganos, que están sufriendo de hambre, escasez de servicios básicos, desnutrición y enfermedades.

1 Comentario

  1. La verdad que solo se estan preocupando por su agenda 2030…. yo me pregunto si realmente les importan las personas. Yo antes decía bah Afganistan…que mal deben tratar a las mujeres..pero ahora como veo como tratan a los varones en Uruguay, como ciudadanos de segunda sancionando una ley de genero que mas les vale borrarla del mapa por aberrante…y no se por ahi pienso que Afganistan es un santuario para el varón ahora… cuando las feminazis aparecen es decir cuando la lucha se radicaliza casi como si fuera armada…los lugares que si son radicales contra la mujer….y bueno…ya no se ven tan mal…entienden? Espero que se den cuenta las feminazis que mas que ayudar a la mujer la estan destruyendo, pero tal vez les estan pagando para eso y no miran mas allá del sobre que les da la ultra derecha para detener los nacimientos xq se acaba el alimento en el mundo. En fin…ojo que no venga un asteroide perdido a terminar con la buena vida que les da el sobre…vamos a ver si la NASA y la ESA lo paran… si no entienden de que Habo miren «No mires arriba» en Netflix

Deja una respuesta

Your email address will not be published.