Banco Mundial: U$S 40 millones para fortalecer la calidad y equidad de la educación pública en Uruguay

El Directorio del Banco Mundial aprobó un proyecto de mejora de la educación pública que beneficiará a unos 665.000 estudiantes, 50.000 docentes y 3.800 directores de centros educativos públicos primarios, secundarios y técnicos de Uruguay. El proyecto de Fortalecimiento de la pedagogía y la gobernanza en las escuelas públicas uruguayas, de US$40 millones, apoyará la implementación del nuevo currículo basado en competencias a través de la capacitación de docentes, la profesionalización de directores, y la adaptación de la infraestructura escolar para responder a las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, con especial atención a los más vulnerables.

“Desde hace décadas se ha trabajado en conjunto con el Banco Mundial desarrollando estrategias que han beneficiado a la educación del país ya sea en lo que tiene que ver con la profesionalización docente o la extensión del tiempo escolar en contextos vulnerables, por lo que resulta de importancia continuar en esta línea de acciones coordinadas para abordar problemas que persisten a nivel nacional generando nuevas oportunidades para miles de niños que ven afectados sus aprendizajes y por tantos sus posibilidades futuras”, dijo el Presidente de ANEP, Robert Silva.

Uruguay logró mejorar significativamente el acceso de los niños a la educación en los últimos años. Aun luego de estos avances, persisten desafíos vinculados a la calidad y equidad del aprendizaje, que afectan particularmente a los estudiantes de los sectores más pobres. Según el indicador de pobreza de aprendizaje del Banco Mundial, el 42% de los niños de 10 años en Uruguay no alcanza el nivel de competencia esperado para leer y comprender completamente un texto simple. Las dificultades de aprendizaje comienzan temprano en las trayectorias educativas de los niños y las niñas, perjudicando la acumulación de capital humano para el crecimiento futuro.

“A pesar de los avances de Uruguay en términos de universalización de la educación, los estudiantes de los grupos de menores ingresos siguen enfrentándose a una gran desigualdad de oportunidades en el sistema educativo, lo que afecta de forma desproporcionada los resultados de su aprendizaje y no les permite incorporar las habilidades necesarias para tener éxito en un mercado laboral cambiante”, afirmó Jordan Schwartz, director Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay. “El diseño del proyecto contribuye a reducir desigualdades, apoya la coordinación entre los niveles educativos, brinda fluidez a la transición de los estudiantes, y les permite prepararse mejor para un contexto de permanentes cambios tecnológicos”. El préstamo es de margen variable, reembolsable en 14,5 años y tiene un periodo de gracia de 5 años.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales