Bélgica devuelve a la familia de Patrice Lumumba uno de sus dientes en un acto oficial

Las autoridades de Bélgica han entregado este lunes a la familia de Patrice Lumumba, uno de los héroes de la independencia de República Democrática del Congo (RDC), uno de los dientes que le fueron extraídos tras su ejecución en 1961 en el marco de un golpe de Estado en el país africano. El fiscal federal belga, Frédéric Van Leeuw, ha dado las gracias a la familia de Lumumba por «los procedimientos judiciales» en los que se embarcaron para lograr recuperar parte de los restos del que fuera el primer ministro congoleños tras las primeras elecciones celebradas en RDC como país independiente, en mayo de 1960, después de independizarse de Bélgica.

En el acto, que se ha celebrado en el Palacio d’Egmont de la capital belga, Bruselas, han estado presentes unos diez familiares de Lumumba. El cofre con el diente ha sido entregada a uno de sus hijos, que no ha dado declaraciones, según ha recogido el diario ‘Le Soir’. «Me comprometo con el juez de instrucción a continuar para hacer avanzar (el caso)», ha dicho Van Leeuw, en referencia al proceso abierto tras la denuncia por crímenes de guerra presentada en 2011 por la familia de Lumumba. «Esto seguirá siendo parte del combate», ha resaltado.

Por su parte, el primer ministro belga, Alexander De Croo, ha resaltado que ministros del Gobierno de Bélgica en pie en los años sesenta del siglo XX tienen «una responsabilidad moral» en lo relativo a la ejecución de Lumumba, motivo por el que ha presentado sus «excusas».

«Es una verdad dolorosa y desagradable, pero hay que decirla», ha recalcado, si bien ha incidido en que «no hay pruebas» de que «ministros, diplomáticos, funcionarios o militares belgas» tuvieran la intención de que Lumumba fuera asesinado. «Sin embargo, debieron haber percibido que su traslado a Katanga –una provincia en el sureste que estaba en proceso de secesión con apoyo de Bélgica y encabezada por líderes opuestos a Lumumba, entre ellos Moise Tshombe– pondría su vida en peligro.

En este sentido, De Croo ha lamentado que estos políticos y militares «debieron haberlo evitado y haber negado toda ayuda al traslado de Lumumba al lugar en el que fue ejecutado». «Eligieron no ver. Eligieron no actuar», ha reconocido. «Esta responsabilidad moral del Gobierno de Bélgica ha sido reconocida y la repetimos de nuevo en este día oficial de adiós a Lumumba. Me gustaría presentar, delante de su familia, las excusas del Gobierno de Bélgica por la manera en la que actuó en la época en torno a la decisión de poner fin a los días del primer ministro», ha remachado.

El acto ha tenido lugar cerca de dos semanas después de que el rey de los belgas, Felipe de Bélgica, lamentara en una histórica visita a RDC el «régimen colonial» en el país, un discurso en el que reconoció una gestión «basada en la explotación y la dominación». Asimismo, la entrega del diente a la familia de Lumumba llega algo menos de dos años después de que un tribunal belga fallara a favor de esta entrega. La petición fue presentada por la hija del ex primer ministro congoleña y respaldada posteriormente por la Fiscalía de Bélgica.

Las acusaciones contra Bélgica por su papel en la muerte de Lumumba llevaron a Bruselas a presentar una disculpa oficial por su papel en lo sucedido. El cuerpo del político, icono de la lucha contra el colonialismo, fue desmembrado y disuelto en ácido, si bien un oficial le arrancó antes varios dientes.

Lumumba fue nombrado primer ministro tras la victoria del Movimiento Nacional Congoleño (MNC) en los comicios de 1960. Tras ello, la provincia de Katanga (este) se secesionó con el apoyo de Bélgica, interesado en sus yacimientos minerales, lo que hizo que Lumumba recurriera a la ayuda de la Unión Soviética, en el marco de la Guerra FRía. Finalmente, su firme postura anticolonialista y las tensiones internas le llevaron a ser destituido por el presidente Joseph Kasavubu. A pesar de ello, Lumumba insistió en permanecer en el cargo, por lo que fue puesto bajo arresto domiciliario, custodiado por Naciones Unidas.

Lumumba consiguió zafarse del arresto domiciliario tras el golpe de Estado dado por el coronel Joseph Désiré Mobutu. Sin embargo, las tropas gubernamentales consiguieron capturarle y esta vez Naciones Unidas se negó a protegerle. El 17 de enero de 1961, Lumumba fue secuestrado mientras cruzaba el río Sankuru para ser trasladado al campamento militar de Thysville y fue fusilado ese mismo día junto a otros dirigentes. En 1966, fue declarado héroe nacional.

1 Comentario

  1. En Africa, no se puede ir contra los poderes coloniales ni ayer ni hoy. Los europeos consideran Africa como su patio trasero, con mucho para robar y poco que pagar. Lumumba pago con su vida por creer en una Africa libre.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo