Resultados de un estudio realizado en Brasil

Beneficios de leer cuentos a niños hospitalizados

La narración oral es un elemento utilizado en varios hospitales del mundo para estimular la recuperación de los niños hospitalizados en los Centros de Terapia Intensiva (CTI). Ahora, un estudio afirma que esta práctica genera beneficios fisiológicos y emocionales en los más pequeños.

Un nuevo estudio desarrollado en Brasil y publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la publicación oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, demuestra que narrarles cuentos a los niños internados en los Centros de Terapia Intensiva (CTI) puede generarles beneficios fisiológicos y emocionales, entre los que se encuentran la reducción de dolor y estrés y el aumento de la oxitocina.

La investigación fue realizada por el Instituto D’Or de Investigación y Educación (IDOR) y la Universidad Federal del ABC (UFABC) y dirigida por los doctores Jorge Moll y Guilherme Brockington -de las instituciones mencionadas anteriormente- respectivamente.

“Durante la narración de cuentos, ocurre algo que llamamos ‘transporte narrativo’. El niño, a través de la fantasía, puede experimentar sensaciones y pensamientos que lo transportan a otro mundo, un lugar diferente de la habitación del hospital y, por lo tanto, alejado de las condiciones aversivas de la hospitalización”, afirmó Brockington.

Narrar historias sobre diversas temáticas forma parte de una tradición de la humanidad; incluso, las leyendas y las diversas religiones se han transmitido mediante la oralidad primero y luego la escritura. Los efectos producidos mediante la imaginación pueden llegar a generar empatía con las situaciones que atraviesan esos niños.

“Hasta ahora, las pruebas positivas de la narración de cuentos se basaban en el ‘sentido común’ y se tomaban al pie de la letra, en que la interacción con el niño puede distraer, entretener y aliviar el sufrimiento psicológico. Pero faltaba una base científica sólida, especialmente en lo que respecta a los mecanismos fisiológicos subyacentes”, explicó Moll.

En base a los procesos psicológicos y biológicos que se producen en el momento de leer un cuento y posterior a ello, los investigadores se dedicaron a la búsqueda de pruebas científicas de dichos efectos en niños que se encuentren hospitalizados en los CTI. Para ello se estudiaron los casos de 81 niños de entre 2 y 7 años con condiciones clínicas similares que se dividieron en dos grupos: a 41 se les leyeron historias infantiles durante una media hora aproximadamente, mientras que a los restantes se les contaron adivinanzas durante el mismo tiempo. Esos niños se encontraban en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Rede D’Or São Luiz Jabaquara (San Pablo).

Antes y después de cada sesión, los investigadores recogieron muestras de saliva de cada participante para analizar las fluctuaciones de las hormonas cortisol y oxitocina, que son las que están relacionadas con el estrés y la empatía. A su vez, estos pequeños se sometieron a una prueba subjetiva para evaluar el nivel de dolor que sentían antes y después de participar en dichas actividades. Por último, en base a siete tarjetas que contenían ilustraciones del contexto hospitalario -entre las que se encontraban enfermera, médico, hospital, medicina, paciente, dolor y libro- se realizó una asociación libre de palabras.

La conclusión a la que arribó el grupo de científicos es que ambas intervenciones redujeron el nivel de cortisol y aumentaron la producción de oxitocina. Por su parte, según los niños que formaron parte de este estudio, se logró mitigar la sensación de dolor y malestar. Pero además encontraron una diferencia: fueron más positivos los resultados para quienes les narraron cuentos que adivinanzas. Por ende, concluyeron que la actividad narrativa posee mayor eficacia.

+datos:

Este es el primer estudio realizado que presenta pruebas contundentes sobre lo que hasta el momento era una teoría que se desarrollaba desde hace varios años en una extensa cantidad de hospitales de todo el mundo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos