Bergara y la LUC: «Uno a veces se pregunta para quién se estaba legislando»

El senador frenteamplista estuvo en Panorama 1410 (Radio La R) y expuso su crítica visión sobre el gobierno, para lo que se detuvo en la LUC y la situación económica actual.

Mario Bergara fue el entrevistado central de la última edición de Panorama 1410 (programa emitido de lunes a viernes entre las 8 y las 10 horas en Radio La R 1410 AM). El frenteamplista habló sobre varios temas, entre los que se destacan la estrategia planeada para lograr que el referéndum contra 135 artículos de la LUC tenga el final que esperan sus impulsores. También le dedicó varios conceptos al momento económico que está atravesando Uruguay.

¿Qué trabajo se viene haciendo de cara al referéndum que seguramente habrá sobre 135 artículos de la LUC?

Después de la patriada que significó juntar las 800.000 firmas, y con el convencimiento de que, más allá del descarte natural que puede darse en la validación, habrá referéndum. El número de firmas es más que suficiente. La estrategia se define a partir de la Comisión Pro Referéndum, que lógicamente el FA interviene y participa junto al PIT-CNT y otras organizaciones sociales.

Tenemos claro que ahora se abrirá una etapa donde se va a una discusión más de contenido, más profunda, de los distintos artículos. Los ejes temáticos en realidad, porque parece difícil que pueda darse una discusión artículo por artículo de los 135. Educación, seguridad, vivienda, derechos laborales, inclusión financiera.

Creo que esos temas marcan dos visiones: por un lado la del gobierno, impulsada por la LUC, y la del FA y las organizaciones sociales. Entendemos que algunas de estas normas generan una enorme inconveniencia y un perjuicio en temas tan relevantes como los mencionados. En esta etapa se dará un debate público, que lamentablemente no se pudo dar en profundidad durante la discusión de la LUC. Esto fue debido al plazo totalmente exiguo del que se dispuso durante el proceso.

¿Cuáles considera los aspectos más preocupantes de esos ejes?

En materia de educación, la LUC prevé la eliminación de los Consejos de Primaria y Secundaria, y con ello la participación de los docentes. Además, se precariza notoriamente la relación laboral con los docentes. Habrá incertidumbre por la convivencia de dos estatutos diferentes. En seguridad, vemos que los artículos referidos a la legítima defensa abren un marco excesivo para la aplicación de este recurso. Sobre todo cuando lo que está en peligro no es la vida humana, sino la propiedad. Nos parece excesivo que se pueda aplicar esa lógica en esa situación.

También el tema de los adolescentes infractores, porque entendemos que el aumento generalizado de penas a ese nivel está generando serios problemas. Además de cuestiones que fueron advertidas por organizaciones sociales especializadas como por el propio comisionado parlamentario. Dijeron que iba a llevar a sobrepoblación carcelaria, y que generará más problemas que soluciones.

En derechos laborales, la reglamentación del derecho de huelga, que procura que esta sea ineficiente. No solo estamos en contra, sino que además lo consideramos inconstitucional. O la criminalización de las movilizaciones. En vivienda, la creación de la figura del desalojo exprés para quienes alquilan sin garantía, sin importar si son buenos o malos pagadores. Se los saca del inmueble en plazos realmente mínimos.

Creemos que eso traerá más problemas que soluciones. Respecto a la inclusión financiera hay dos temas. Uno es el hecho de que se haya quitado la obligatoriedad del pago a través de mecanismos electrónicos, lo que daba transparencia y reducía costos. Es un paso atrás en una estrategia que fue abrazada por toda la sociedad, al punto que hoy un 60%de transacciones de los pagos se hacen por esa vía.

Y también en el tema de habilitar el pago en efectivo por montos superiores a US$ 100.000. Bajo el título de ‘libertad financiera’ se da un marco de riesgo, incluso asociado al debilitamiento de temas vinculados al lavado de dinero.

¿Qué uruguayo tiene US$ 100.000 debajo del colchón deseando ejercer su libertad financiera comprando un auto de alta gama? No hablamos del ciudadano común. Uno a veces se pregunta para quién se estaba legislando en este tipo de cosas. Esos serán algunos de los ejes que estarán en la mesa de discusión de aquí al momento en que la sociedad deba expedirse en un referéndum sobre todos estos artículos.

¿Qué opinión le merece la situación del empleo en Uruguay?

La producción en 2020 cayó casi 6%, bastante más de lo que el gobierno pronosticaba. Y la eventual recuperación, que el gobierno pronostica para 2021, no se está viendo. No se ve en los datos del primer semestre, que ya salieron, ni en la visión de los analistas, que vaticinan un rebotecito bastante menor que el pronosticado por el gobierno.

Por lo tanto, el panorama productivo sigue luciendo muy complicado, peor que hace un año y medio. Eso redunda en menos puestos de trabajo, en menos ingresos. El período puente del Consejo de Salarios derivó en lo que habíamos pronosticado: una reducción significativa del nivel de salarios y pasividades, que va a repetirse en 2021, y no vemos que vaya a corregirse en 2022, a la luz de las pautas salariales que el gobierno está impulsando.

¿Qué puede esperarse a futuro?

El panorama económico y social sigue siendo muy complicado y preocupante. En lo social hay, según cifras del INE, 100.000 compatriotas que cayeron por debajo de la línea de la pobreza. Y no vemos una reacción de parte de las políticas sociales que apunte a este cambio de escenario, que tuvo como disparador la pandemia, pero también tiene como factor explicativo la poca reacción del gobierno.

El panorama actual, en lo productivo, económico, en el empleo y el ingreso de las familias, sigue siendo complicado. La perspectiva no parece mejorar significativamente en lo que queda de este año ni en el que viene, tanto a la luz de las pautas salariales como la rendición de cuentas. En materia social se ha empeorado notoriamente, y no vemos al gobierno reaccionando a la altura de las necesidades y las circunstancias.

El aumento de los combustibles

Sobre uno de los temas más comentados de la semana, dijo Bergara: «El aumento es siempre una mala noticia. Y esta dinámica de subir todos los meses, muchísimo peor. Genera un marco de inestabilidad y de incertidumbre, tanto para las familias como para el aparato productivo.

Es muy difícil planificar con tantos vaivenes. Es negativo para la producción y para el bolsillo de los uruguayos. Además de significar un claro incumplimiento de promesas electorales. Mientras la ministra y el presidente festejan ahorros en materia fiscal, se están subiendo los combustibles, cuando el presidente prometió en campaña que iba a haber ahorros que se iban a canalizar en la baja de las tarifas y el combustible.

Está sucediendo todo lo contrario. Los ahorros según el gobierno están, aunque a nosotros no nos gusta festejarlos cuando no se debe ahorrar. En pandemia, deben volcarse recursos para que lo social y lo productivo no sigan empeorando».

4 Comentarios

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales