Berlín vuelve a celebrar el Orgullo tras dos años de restricciones

El gran Desfile del Orgullo de Berlín, también conocido como el día de Christopher Street, ha arrancado este sábado en la capital alemana en un clima festivo tras dos años de suspensiones por la pandemia de coronavirus.

La marcha, en la que los organizadores esperaban hasta medio millón de participantes a lo largo de la jornada, comenzó al mediodía local con una concentración y una lluvia de confeti en Sittelmarkt, en el barrio berlinés de Mitte. La festiva manifestación a favor de la tolerancia y la diversidad recorrerá 7,4 kilómetros a través de diversos barrios de Berlín para finalizar frente a la histórica Puerta de Brandeburgo. El día de Christopher Street de Berlín, como se conoce localmente, es uno de los mayores eventos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queer (LGBTIQ+) en Europa.

Los participantes reclaman que se actúe contra la violencia y la discriminación y, a la vez, celebran una megafiesta veraniega y simplemente se divierten. El lema del desfile este año es «Unidos en el amor. Contra el odio, la guerra y la discriminación». Unos 96 vehículos y al menos 80 grupos a pie de todo el mundo*se sumaron al desfile, según informaron los organizadores esta es la presencia más numerosa en sus 44 ediciones a lo largo de la historia. Entre ellos hubo gente de Ucrania, que lleva cinco meses luchando contra la invasión rusa. Esta mañana, el Parlamento alemán (Bundestag) izó por primera vez en su historia la bandera del arco iris, que con sus seis franjas de colores se considera un símbolo de la comunidad queer y representa la tolerancia.

Una de estas banderas ondea en la torre suroeste del edificio del Reichstag de Berlín, sede del Parlamento germano, otras dos fueron izadas frente a los portales este y oeste del edificio.

La Cancillería y otras instituciones, como el Ministerio del Interior o el Ministerio de Defensa, también manifestaron su postura en favor de la diversidad y la tolerancia colocando banderas del arco iris en las fachadas. El Ministerio alemán del Interior concedió oficialmente en abril el permiso para izar la bandera arco iris delante o en los edificios oficiales federales en determinadas ocasiones. La presidenta del Bundestag, Bärbel Bas, anunció en junio el izado de la bandera en el edificio del Reichstag, explicando que con ello se incrementa de forma significativa la visibilidad del compromiso con la diversidad.

El Día Internacional del Orgullo denominado «Pride» (en inglés) recuerda en varias partes del mundo lo ocurrido en Nueva York en 1969, cuando la Policía irrumpió en el bar Stonewall Inn de Christopher Street, desatando manifestaciones y disturbios de varios días por parte de la comunidad LGBT, en repudio a las persecuciones.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo