Biden impulsa nuevas medidas para fomentar la vacunación

Entre ellas, ofrecer US$ 100 a cualquier persona que esté dispuesta a vacunarse y exigir a millones de empleados federales que se vacunen o cumplan una serie de restricciones.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó una serie de medidas para impulsar la vacunación contra el Covid-19 en el país. Entre ellas se encuentra la de exigir a millones de empleados federales que se vacunen o cumplan una serie de restricciones. Biden también instó a los gobiernos locales a ofrecer US$ 100 a cualquier persona que esté dispuesta a vacunarse.

Durante su discurso desde la Casa Blanca, citó una investigación de la Universidad de California en la que cerca de un tercio de las personas no vacunadas dijeron que un pago en efectivo los impulsaría a recibir las dosis. «El Plan de Rescate Estadounidense (ARP) proporcionó a los estados, territorios y localidades recursos. Que se pueden utilizar para ofrecer incentivos para aumentar las tasas de vacunación», dijo la administración en un comunicado.

Medidas para empleados federales y de las Fuerzas Armadas

Aunque su anuncio incluyó solamente a empleados federales, horas después el Pentágono informó que los miembros del Ejército también deberán cumplir la medida. Vacunarse o seguir con los lineamientos de distanciamiento social, uso de tapabocas, límites en los viajes oficiales, y someterse a pruebas semanales. Esta medida aplicaría para los casi 1,5 millones de soldados, muchos de los cuales se han negado a recibir la vacuna.

Estas medidas aplicarán también para los cuatro millones de empleados federales y contratistas in situ, pero Biden también instó a los empleadores del sector privado a seguir su ejemplo.«Si quieren hacer negocios con el gobierno federal, vacunen a sus trabajadores», dijo refiriéndose a las empresas.

El último impulso para promover la vacunación se produce cuando los casos de coronavirus en EE. UU. comienzan a aumentar, una vez más, debido a la variante delta. En el país fueron confirmados más de 34 millones de casos desde que llegó la pandemia, y 612.000 muertes.

Sin llegar a la obligatoriedad absoluta de la vacunación, se trata de un cambio de rumbo para la administración Biden, que hasta ahora insistía más en la responsabilidad individual y en los mensajes de fomento a la inoculación.

«La cuestión de si el Gobierno federal puede ordenarlo a todo el país. Aún no lo sé», afirmó el mandatario en respuesta a la pregunta de una periodista. Por ahora, el presidente indicó que los estados, localidades y empresas sí tienen el poder, según el Departamento de Justicia, de imponer mandatos de vacunación en sus jurisdicciones. Aunque la idea de obligar a la vacunación es muy polémica en un país como Estados Unidos, donde la libertad individual se valora enormemente, cada vez más empresas se están planteando la idea.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo