Bioparque, una oferta novedosa y atractiva de Durazno

Uno de los mayores atractivos turísticos de Durazno radica en su Bioparque, que se encuentra situado en el predio del viejo zoológico municipal. Para esta nueva etapa, este parque ha sufrido varias reformas entre las que se encuentra que los animales no habiten más en jaulas.

El Bioparque de Durazno, ubicado en la ruta 5 “Brigadier General Fructuoso Rivera” a la altura del kilómetro 182.500, cuenta con una serie de atributos que van más allá de la diversidad de especies que es lo que lo transforma en un proyecto innovador y digno de admiración. Este parque, ubicado en el predio del viejo zoológico municipal, alberga leones, tigres, pumas, jaguares, una osa, un hipopótamo, decenas aves, y monos, entre otras especies. Pero lo que lo hace verdaderamente disfrutable es ver a estos animales habitar el espacio saludablemente y con mayor libertad.

Con este Bioparque, lo que se pretende es dejar obsoleta la vieja concepción de los tradicionales zoológicos, que eran corrientes en Uruguay y Latinoamérica, pasando a desarrollar una propuesta curatorial de los animales que habitan en él. Por lo que desde su inauguración en 2017, los animales que habitan en él no están enjaulados como lo estaban antes, sino que habitan en predios amplios.

En esta nueva etapa, se invita a los visitantes a recorrer las jaulas en las que padecieron en cautiverio los grandes felinos durante varios años. Estas jaulas que eran de siete por cinco metros con gruesos barrotes fueron conservadas con fines museísticos.

Un aspecto que es importante destacar es que con la reforma, entre los cambios que se produjeron, está la cartelería inclusiva y accesible. Ésta presenta letras de mayor tamaño para las personas de baja visión e imágenes de los animales para quienes no saben leer. Además, posee textos en sistema braile para personas con baja visión o ciegas.

El nuevo Centro de Enriquecimiento, que se encuentra dentro del Bioparque, también es digno de admiración. Equipado con microscopios y materiales audiovisuales, complementa la visita con información científica e interactiva de la vida de los animales que habitan el lugar.

Otro aspecto a destacar fue la ampliación del predio, que de nueve hectáreas pasó a ser de 20. Esto permitió que se recrearan los ecosistemas mucho más idóneos para las especies que lo habitan.

Sendero de los Sentidos

Uno de las actividades que no se deben dejar de realizar al momento de visitar el Bioparque es el Sendero de los Sentidos. Éste se conforma de un singular recorrido guiado por el sector de las aves que se realiza durante los fines de semana.

En él, los visitantes pueden acceder a lentes con visión inhibida como forma de potenciar la vivencia con otros sentidos como el tacto, el olfato o la audición. Se trata de un sendero inclusivo que propone, por ejemplo, sorprenderse al acariciar un nido o saborear una fruta.

Visitante responsable

Durante la estadía en el Bioparque, las personas deben tener en cuenta varias reglas que son fundamentales para el bienestar de los animales. Algunas de ellas son: no tocar los animales ni alimentarlos; no ingresar con mascotas o animales ajenos al recinto; extremar el cuidado de los menores, quienes deberán circular bajo la estricta vigilancia de los adultos responsables; no tomar fotos con flash; respetar las vallas y zonas de seguridad; y evitar correr y gritar para no perturbar la cotidianidad de los animales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos