Bolsonaro permanece hospitalizado por una obstrucción intestinal

«Volveremos pronto, si Dios quiere. ¡Brasil es nuestro!», expresó desde su cuenta de Twitter el mandatario.

Internan

Presidencia de Brasil informó que el presidente, Jair Bolsonaro, padece de una «obstrucción intestinal» y será trasladado a Sao Paulo para definir si lo someterán a una «cirugía de emergencia». El mandatario había sido internado en Brasilia por un hipo persistente con dolores abdominales.

Bolsonaro realizó un tuit con una foto suya hospitalizado en el que dice: «Volveremos pronto, si Dios quiere. ¡Brasil es nuestro!».

El doctor Antonio Macedo, que operó a Bolsonaro en varias ocasiones, «constató una obstrucción intestinal y resolvió llevarlo a Sao Paulo. Donde hará exámenes complementarios para definir la necesidad, o no, de una cirugía de emergencia», indicó la Secretaria de Comunicación del palacio de Planalto. El texto no precisa cuándo ni a qué hospital trasladarán a el gobernante.

Bolsonaro, de 66 años,se internó por la mañana en el Hospital de las Fuerzas Armadas (HFA). Para someterse a «exámenes e investigar la causa del hipo». Que le aqueja desde hace más de diez días, según otra nota oficial.

«Gente, estoy sin voz. Si empiezo a hablar mucho, vuelve la crisis de hipo… ya volvió», afirmó el martes, con aspecto cansado, ante un grupo de simpatizantes frente al palacio de Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

Consecuencias de herida en campaña electoral

De confirmarse la necesidad de una cirugía, se trataría de la séptima a la que se somete el mandatario desde que lo apuñalaron en el intestino. Durante su campaña presidencial en septiembre de 2018. Cuatro de ellas fueron en el aparato digestivo.

El autor del atentado, un exafiliado del Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda), una disidencia del Partido de los Trabajadores (PT) fue diagnosticado con trastorno delirante -un tipo de psicosis- y declarado inimputable por la justicia. Hoy está recluido en la unidad psiquiátrica de una cárcel de máxima seguridad.

Pero Bolsonaro insiste en que la tentativa de asesinato se planeó y tuvo respaldo político.

«Un desafío más, consecuencia de la tentativa de asesinato promovida por un exmilitante del PSOL, brazo izquierdo del PT, para impedir la victoria de millones de brasileños que querían cambios para Brasil. Un atentado cruel no solo contra mi, sino contra nuestra democracia», escribió Bolsonaro en una serie de tuits, en los que agradeció los mensajes de apoyo.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.