Bolsonaro pronostica goleada 5-0 de Brasil ante Argentina

Polémico por donde se lo mire y acusado de una pésima gestión de la pandemia, Bolsonaro siempre se muestra cercano al fútbol.

Bolsonaro

La final de la Copa América entre Brasil y Argentina está en boca de todos. Y en la cumbre del Mercosur, de la que participan todos los mandatarios de los países que la conforman, se vivió un momento muy particular entre Jair Bolsonaro y Alberto Fernández, cuando el presidente brasileño dio su pronóstico para el sábado en el Maracaná.

«Quiero decirle especialmente al presidente de Argentina que la única rivalidad entre nosotros va a pasar el próximo sábado, en el Maracaná». Ahí hubo sonrisa y saludo de Alberto, y sonrisa de Bolsonaro. Pero el discurso siguió…

«Y yo voy a adelantar el resultado. 5 a 0, levanto la mano y digo 5 a 0. Pero pasado estoy, estimado Fernández, sepa que siempre voy a querer lo mejor para Argentina», cerró el primer mandatario de Brasil.

La cumbre del Mercosur se produce en medio de un contexto complicado por la decisión de Uruguay de firmar acuerdos por fuera del bloque, decisión que recibió el apoyo de Brasil. En su momento, Lacalle Pou había manifestado que el Mercosur significaba un «lastre».

Además, por cuestiones ideológicas y políticas, Alberto Fernández y Bolsonaro tampoco coinciden, pero acá se dio un gesto que es parte del folclore del fútbol por lo que hubo sonrisas amenas de ambas partes.

Alberto estuvo en la Casa Rosada, acompañado por el canciller Felipe Solá y el ministro Matías Kulfas, mientras que Bolsonaro, como los demás participantes del encuentro, se conectaron de manera virtual.

Bolsonaro, con su selección

Polémico por donde se lo mire y acusado de una pésima gestión de la pandemia, Bolsonaro siempre se muestra cercano al fútbol en general y a la selección de su país en particular.

Y una clara demostración se dio en el 2019, cuando por ejemplo se pasó por el Mineirao de Belo Horizonte minutos antes de la semifinal que Brasil le ganó a la Argentina con un polémico arbitraje que hizo estallar como pocas veces a Lionel Messi.

Días después, claro no se perdió la final en la que el equipo de Tite superó al Perú del Flaco Gareca, en el Maracaná, y obtuvo la anterior Copa América.

Ahora, fue clave para que el torneo se terminara jugando en su país luego de suspenderse su realización en Colombia y la Argentina, como estaba previsto originalmente. Aunque recibió duras críticas y los propios jugadores brasileños no querían jugar el torneo, finalmente se hizo y es inminente la final.

Una final soñada entre los dos gigantes futbolísticos de América del Sur. Y a la que Bolsonaro ya le puso resultado. Un abultado resultado.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna