Bolsonaro utiliza su presencia en la ONU para atacar a Lula

"Si no fuera por la agricultura brasileña, el planeta pasaría hambre", dijo el presidente brasileño.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha utilizado su atril en el inicio de las sesiones de la 77 edición de la Asamblea General de Naciones Unidas para arremeter, aunque sin nombrarle, a su rival en las elecciones de dentro de dos semanas, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

«Durante mi gestión hemos acabado con la corrupción sistémica que existía en el país. Entre 2003 y 2015, el periodo en el que la izquierda presidió Brasil, el nivel de endeudamiento de Petrobas (…) alcanzó los 170.000 millones de dólares. La persona responsable ha sido condenada», ha dicho en referencia a Lula, eximido de los cargos por la mala praxis de los tribunales. Bolsonaro ha defendido que cuentan con la «autoridad» suficiente para opinar sobre la agenda de salud mundial «ya que no se escatimaron esfuerzos en salvar vidas y garantizar puestos de trabajo», al mismo tiempo que se ponían en marcha «un amplio programa de vacunación» frente a la COVID-19.

«Con más de 210 millones de personas, más del 80 por ciento tiene la pauta completa. Todos de manera voluntaria, respetando así su libertad individual», ha puesto en valor un Bolsonaro que ha responsabilizado a las medidas económicas de su Gobierno de la caída de la pobreza generada por la pandemia en Brasil.

«Los denunciados han devuelto mil millones de dólares y hemos pagado al mercado bursátil de Estados Unidos otros mil millones debido a las pérdidas de los inversores», todo ello, ha dicho, mientras se seguía invirtiendo en servicios públicos y en ciencia y tecnología.

Bolsonaro ha destacado el papel de Brasil como uno de los principales exportadores mundiales de alimentos. Esto, ha señalado, se debe a las «enormes inversiones» que se han destinado a ciencia e innovación. «Si no fuera por la agricultura brasileña, el planeta pasaría hambre», ha dicho.

En lo que respecta al medioambiente, Bolsonaro ha asegurado que «Brasil es parte de la solución y un ejemplo para el mundo», respondiendo así a las críticas a sus políticas en el Amazonas. «Más del 80 por ciento de los bosques no han sido tocados, contrariamente a lo que mencionan los medios», ha protestado.

Lula sigue adelante

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil y candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la Presidencia de Brasil, podría obtener en la primera vuelta de las elecciones del próximo 2 de octubre hasta un 47 por ciento de los votos frente al Partido Liberal (PL) del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que alcanzaría el 31 por ciento, según una encuesta difundida por la consultora Ipec en la noche de este lunes.

La ventaja del Lula da Silva sobre Bolsonaro ha aumentado con respecto a la anterior encuesta, realizada hace una semana por el mismo instituto, que señalaba que el expresidente podría obtener un 46 por ciento de apoyo frente al 31 del actual mandatario.

Por tanto, los apoyos a Lula han aumentado un punto porcentual con respecto a la semana pasada, alcanzando los 16 puntos de diferencia según datos de la encuesta recogidas por ‘Folha de S.Paulo’. Asimismo, las personas consultadas por Ipec han señalado que en una segunda vuelta apoyarían el candidato del PT en un 54 por ciento, frente al 35 por ciento de apoyos a Bolsonaro. La diferencia entre ambos ha pasado de 16 a 17 puntos en relación con la encuesta de la semana pasada, cuando Lula y Bolsonaro tenían un 52 y un 36 por ciento, respectivamente.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.