Botana: «El Sindicato Médico no debió haber apoyado esta solución a la Olesker»

El senador Sergio Botana lamentó el acuerdo alcanzado entre el Sindicato Médico, las Mutualistas y el Ministerio de Salud Pública y afirmó que "aquí se debió haber salvado Casa de Galicia y al Estado le hubiera costado bastante menos plata de lo que le cuesta esta solución".

bOTANA

«Lamentamos este acuerdo, el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) no debió haber apoyado esta solución a la Olesker , debió haber hecho lo que tenía que hacer que era advertir qué era lo que iba a pasar con los trabajadores de la salud, médicos y no médicos», afirmó el legislador del Partido Nacional. Agregó que el SMU también debió haberse preocupado «por mantener el nivel de asistencia a los usuarios que en definitiva son el objetivo del sistema». Para Botana, los integrantes del SMU «estuvieron distraídos o reticentes a la hora de las definiciones». «Ahora, es tarde; firmar por necesidad es lo que les pasa a los que no defienden las cosas que deben defender». Indicó que «aquí se debió haber salvado Casa de Galicia, la mutualista hubiera mantenido el nivel de asistencia para los usuarios y el trabajo para los médicos y enfermeras y al Estado le hubiera costado bastante menos plata de lo que le cuesta esta solución». El ex intendente consideró que «es lamentable que a la salida de una pandemia donde se le aseguró la salud a todos los uruguayos no se le pueda asegurar el mantenimiento de su nivel de asistencia a unos pocos miles de personas por un acuerdo de carácter político que, sinceramente, nos disgusta y que al Estado le va a costar solamente con el respaldo de la deuda con las Afaps y de la Bolsa de Valores, más de 50 millones de dólares».

Botana, uno de los dos legisladores que no votó el proyecto de ley de distribución de socios de Casa de Galicia, dijo que sigue «reafirmando cada una de las palabras que dije en Cámara», en ese momento. 

«Esto es desempleo, precariedad laboral para muchos, precariedad asistencial para otros, esto significa además el cierre de una mutualista que es mucho más que una mutualista, es la representación de los gallegos en el Uuguay, con lo que los gallegos significan en la historia de nuestro país desde el principio y en particular desde principios del siglo XX», concluyó.

Malestar del SMU tras el acuerdo

El acuerdo firmado entre el Sindicato Médico (SMU) y las mutualistas con participación del MSP estableció una partida de $ 19 millones que se destinarán entre las 5 mutualistas que recibieron socios (sin incluir aguinaldos, salarios vacacionales y otros beneficios), que también se ejecutarán en su totalidad en caso de superar 250 personas hasta que se llegue a este tope. Asimismo se estableció que en la distribución los médicos y médicas deberán mantener al menos el 70% de trabajo y remuneración. La partida solo alcanza a 250 trabajadores médicos de un total de 620 que manifestaron su voluntad de ser redistribuidos. Desde el SMU se cuestionó que ese monto es insuficiente y que debió haber sido muy superior. El ministro a través de twitter había insistido que las mutualistas gastan el 30% de su ingreso Fonasa en médicos lo que, de acuerdo a su cálculo, representa esa cifra mensual entre los 5 prestadores definidos por el Poder Ejecutivo ( Circulo Católico, CUDAM, Hospital Evangélico, Universal y Crami). «Si algunos desean repetir el esquema que arruinó a la institución, a solución posible estaría condenada al fracaso», contestó el ministro. En las últimas horas desde su twitter, el secretario médico del SMU, José Minarrieta, expresó que «en la mesa de negociación quedó claro para todos que las cuentas no dan eso. Esos 19 al menos debieron ser 25 si se respetaban los números de los prestadores que absorbieron. Es más, llegaban a 38 si hubiéramos pretendido (que nunca fue así) llegar». 

La presidenta del Sindicato Médico del Uruguay, Doctora Zaida Arteta, en diálogo con el Diario La R, reconoció que la negociación «arrancó muy lejos, entre lo que los médicos de Casa de Galicia pretendían y las mutualistas ofrecían». «Fue una negociación muy difícil y en los últimos días el Poder Ejecutivo puso sobre la mesa, una propuesta de acercamiento, que fue la que terminó firmándose». 

Aclaró que la propuesta «no abarca a la mayoría de los médicos sino a aquellos que dependen económicamente de Casa de Galicia». Agregó que «se estableció un monto de 19 millones de pesos mensuales para distribuir en cargos médicos que por las cuentas del Poder Ejecutivo, se estimó que 250 médicos estarían alcanzados que , en realidad, en caso que esos médicos redujeran 30% su carga horaria y su remuneración». Afuera del acuerdo quedaron los médicos que tienen otro trabajo como principal fuente de ingreso, agregó. Arteta dijo que 700 son los médicos que aparecen ante el BPS aportando por Casa de Galicia, y 620 son los que llenaron una planilla del Ministerio de Trabajo en la que manifestaron su voluntad para ser redistribuidos entre las 5 mutualistas. El otro punto del acuerdo establece una comisión de seguimiento tripartito. Arteta aclaró que «el resto de los médicos quedan en una especie de bolsa de trabajo donde si hoy o mañana, cualquiera de las 5 mutualistas precisa contratar a un cardiólogo, tiene que surgir de esa bolsa, eso lo establece la ley». El acuerdo, aclaró, «está lejos» de lo que inicialmente planteó el gremio de Casa de Galicia y el Sindicato Médico que consistía en redistribuir médicos en base a la relación que tienen las horas médicas cada mil cápitas en cada una de esas mutualistas. Estas horas, afirmó, que se terminan contratando son poco más de la mitad de lo que ya las mutualistas estaban utilizando en horas médicas para los socios que ya estaban en esas mutualistas. «Casa de Galicia venía de un proceso muy complicado en el que se habían perdido muchos socios; la estructura médica era para el doble de socios, entonces, la proporción de horas por cada mil cápitas que utilizaba Casa de Galicia en horas médico era más del doble de todo el sistema mutual. Estaba como muy sobredimensionada. Yo pregunto igual, y hay una punta, el promedio del sector mutual es el ideal?. Las personas que esperan cuatro meses para que lo vea un especialista, qué quiere decir, que hay horas médico suficiente?». «El SMU está desde hace años denunciando la situación de Casa de Galicia, en este gobierno, en el anterior y anterior, en el Ministerio, estamos parar trabajar y tenemos una activa de trabajo y propositiva y para adelante; las críticas a un acuerdo es lo que pensamos pero eso no quiere decir que no vayamos a trabajar desde hoy en la comisión de seguimiento para que sea de la mejor manera que se distribuya a los médicos, para que sea de la mejor manera que se atienda a los usuarios, aunque el acuerdo al que se llegó no es lo que esperaba», afirmó. 

3 Comentarios

  1. El SMU siempre fué antimedico preocupado por lo que pasaba en Vietnam o en Cuba y no por la realidad de los médicos uruguayo s. Siempre fue la expresión de una minoría (cuánto s botaban en la s elecciones) que lo manejo con fines políticos

  2. Hay que leer cada cosa. Justo Botana! ¿Que los médicos estuvieron reticentes? Estuvieron en medio de una pandemia salvando vidas. Que se deje de tomar Botana y que diga las cosas bien

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales