Brasil fue superior y venció con justicia a Serbia

Un doblete de Richarlison (el segundo un golazo) le dio a Brasil los tres puntos y el liderato en su grupo.

Brasil Serbia
Foto: Mundial.

Brasil no titubeó y ganó con firmeza su primer encuentro en el Mundial imponiéndose por marcador de 2-0 ante Serbia. Los dirigidos por Tite revalidaron su condición de favoritos al mostrar la tranquilidad y jerarquía necesaria ante el (en los papeles) rival más complicado del grupo.

Serbia no logró hacer pie ante un Brasil que le quitó la pelota y el dominio de las acciones. La selección balcánica no pasó mayores apures en el primer tiempo, donde la “canarinha” tocó mucho hacia los costados, pero en la segunda mitad no pudo evitar las filtraciones ante los punzantes ataques de los americanos.

Tite no dudó y alineó con cuatro atacantes y con solo Casemiro como volante netamente defensivo. Dusan Tadic por los europeos y Lucas Paqueta en los brasileños fueron los jugadores más destacados en la primera mitad, cada cual en su respectiva función.

Tras unas primeras incursiones de Casemiro de media distancia, un mano a mano desperdiciado por Vinicius y otro por Raphinha, el verdadero daño vino en la segunda mitad.

La emoción llegó en el segundo tiempo

A los 54 minutos Alex Sandro se escapó por el medio del campo y la cedió para que Vinicius se la dejara a Neymar, pero su volea se fue muy alto. En la segunda mitad el lateral volvió a tomar la pelota y sacó un bombazo que se estrelló en el bajante derecho defendido por Vanja.

Finalmente, superada la hora de partido cayó el gol. Vinicius se internó en el área desde el lado izquiero del campo y sacó un centro que Vanja no pudo despejar de la mejor manera. La pelota le quedó a Richarlison, que de pierna derecha la mandó a guardar. Era el 1-0 al 62’.

Once minutos después caería el segundo gol, el que sin dudas pagaría la entrada. Nuevamente Vinicius por izquierda sacó un centro bajo para que Richarlison la controlara en altura y luego sacara de la galera una tijera cruzada para anotar de manera formidable. Con este gol ya el partido parecía sentenciado.

Brasil siguió en búsqueda del gol como si el marcador aún estuviese empatado. Por su parte, Serbia lo intentaba de manera tímida, sin lograr un verdadero desequilibrio. De hecho, Casemiro casi anota el tercer tanto con un potente tiro desde lejos que reventó el travesaño. Otra ocasión la tuvo Fred, quien se internó por el medio y remató, pero el guardameta rival ahogó el tanto.

El encuentro culminó con una clara y justa victoria para Brasil, que asume el liderato de su grupo con tres puntos, los mismos que Suiza, pero con un gol más que los europeos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna