Cambio generacional tras elecciones primarias en Chile

La alta participación de jóvenes en esta elección acompaña el cambio que vive Chile en política. De todas formas electorado no superó el 21%.

En las elecciones primarias presidenciales en Chile se constató una verdadera sorpresa. Los candidatos de izquierda y de derecha que salieron triunfadores no eran los favoritos en la previa. Además se evidenció un cambio generacional y una postura más de centro.

Gabriel Boric, diputado y exlíder estudiantil, consiguió una clara victoria dentro del Partido Convergencia Social, ante Daniel Jadue, del Partido Comunista. El joven político logró un 60.42%, contra un 39.58% del comunista, que figuraba como candidato favorito.

En su primer discurso, luego de su victoria, Boric dijo que «Chile fue la cuna del neoliberalismo, también será su tumba». Además pidió que «No le tengan miedo a la juventud para cambiar este país». El joven cumplió, a principios de este año, los 35 años de edad. Edad mínima para acceder a La Moneda.

Boric representa al Frente Amplio de Izquierda, una coalición de partidos y movimientos progresistas, surgido hace una década, pero con mayor crecimiento luego del estallido de 2019. Con una mirada crítica a las políticas de la izquierda en los 90, Boric fue uno de los impulsores del acuerdo, de noviembre de 2019, para una nueva Carta Magna.

Su programa de gobierno incluye la descarbonización, el medio ambiente y el feminismo. Además de la descentralización de Chile.
Por parte del oficialismo, el gran ganador fue Sebastián Sichel. El exministro de Desarrollo Social de Piñera, entre 2019 y 2020, se presentó como un meritocrático triunfador. Sichel, de 43 años, logró ganar de forma contundente las primarias de su bloque, alcanzando, él solo, la mitad de los votos.

“Sacamos una tremenda votación que nos permite pensar que podemos ser Gobierno”, dijo Sichel en su discurso. «Ahora Chile Vamos es uno solo. Somos una coalición que se prepara para ganar la elección presidencial», agregó. El candidato de centroderecha propone un cambio, dejando atrás «la vieja política que divide al mundo en dos». Propone un Estado accesible, políticas de Diversidad y la Seguridad pública como temas de su programa. Durante su parlamento dijo que este proceso no es contra nadie sino que por “amor a Chile, un país que necesita cambios, pero en paz, en libertad, en democracia”.

La victoria de estos candidatos, de centroizquierda y centroderecha, se ajusta la competencia de los sectores moderados. De todas formas, los candidatos más radicales, José Antonio Kast, de la derecha doctrinaria, y Jorge Sharp, Lista del Pueblo, independientes antisistema, se vieron favorecidos.

El caudal electoral chileno tiene una baja participación estructural, sobre todo al implementar el voto voluntario. De todas formas, para estas elecciones participó un 21% del electorado, porcentaje mayor al esperado. El más de 1 millón de votos logrados por Boric representan un cambio en la mirada que se le da a la política, sino también en la alta participación de los jóvenes.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.