Capturan a estafador requerido internacionalmente por Turquía

El implicado creó en 2016 junto a un cómplice una compañía que programó un juego virtual de computadora llamado «CitilikBank», donde recaudaron aproximadamente 500 millones de dólares.

Interpol

Desde el Departamento de Capturas Internacionales de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol (DGLCCO e I) se informó que tras arduas tareas de inteligencia por parte del personal, se logró establecer la zona donde podría desplazarse Fatih Aydin. Quien se requería desde el 21 de marzo de 2018 por Interpol Ankara (Turquía).

Gracias a ese trabajo, en la mañana de ayer un equipo desplegado en un balneario de Ciudad de la Costa interceptó al individuo. Tras observar a una persona con características similares con las del prófugo. Éste dio un nombre falso, exhibiendo un documento de identidad brasilero, pero ante la posibilidad de que efectivamente fuera el implicado se lo detuvo para constatar su identidad.

Una vez confirmada se puso al hombre a disposición de la Justicia. Cuando se obtenga la resolución judicial comenzará el trámite para su extradición, pudiendo cumplir en su país una pena de hasta 36 años de prisión.

«CitilikBank»

El implicado creó en 2016 junto a un cómplice una compañía que programó un juego virtual de computadora llamado «CitilikBank» (FarmBank).

Los usuarios compraban animales de granja virtuales, pudiendo ganar dinero real que transferían a esta empresa con el fin de seguir invertido en instalaciones avícolas, granjas, etc.

Con el dinero recaudado se crearon instalaciones en varios distritos u provincias de Turquía (ampliamente por debajo de la cantidad prometida) con el fin de mostrar a los inversores que su dinero estaba siendo invertido. Sin embargo, el dinero prometido a éstos no fue pagado a enero-febrero del 2018. Sino que lo transfirieron a las cuentas personales de los integrantes de la organización criminal compuesta por ocho miembros.

Mediante esta maniobra lograron recaudar más de 2 billones de liras turcas, (aproximadamente 500 millones de dólares).

Una de las formas de atraer a las víctimas era a través de publicidad para televisión y campañas en redes sociales, con falsas promociones.

Cabe destacar que en nuestro país se detuvo y condenó en 2018 (estando pendiente su extradición), en el marco de la Operación Yamena 1, a una persona de iniciales O.N.K (de nacionalidad turca). Quien ayudó a varios integrantes de la organización a quedarse en Uruguay, realizando exportaciones e importaciones ficticias desde Turquía con la empresa a su nombre. Pudiéndose determinar que ocupaba un cargo de Gerente en la organización.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales