Carmelo, mezcla de historia y naturaleza

Carmelo es la única localidad uruguaya fundada por el prócer de la patria, José Gervasio Artigas, que aún existe. Gracias a su historia, a la naturaleza que la rodea y al pasar de los años, se ha convertido en uno de los lugares insignia de Colonia.

Al oeste del departamento de Colonia, situada entre ambas márgenes del arroyo De Las Vacas y próximo a su desembocadura en el Río de la Plata, y en la intersección de las rutas 21 y 97, se encuentra la ciudad de Carmelo. Su fundación se remonta al 12 de febrero del año 1816, cuando el prócer de la patria, José Gervasio Artigas, aprobó su creación desde Purificación del Hervidero (cercano a la actual ciudad de Paysandú), donde en ese momento se encontraba su campamento.

En sus primeros años, el pueblo era conocido como De Las Vacas. Según detallan documentos de 1826, aparece denominado como “Del Carmelo”, y más adelante bajo su nombre actual. Se cree que el nombre proviene de la devoción por la Virgen del Carmen que hacía sus apariciones en el Monte Carmelo. A su vez, es la única ciudad fundada por Artigas que aún se mantiene en pie.

La localidad posee un entorno natural lleno de belleza y serenidad. Por su parte, el atracadero de yates y la extensa zona de playas, entre las que se encuentra la popular playa Seré, atrae a las personas aficionadas a los deportes náuticos y la playa.

En su entorno se encuentran varias de las Bodegas Turísticas que con el paso de los años se han consolidado como uno de los más importantes atractivos que tiene el departamento. En ellas, y continuando con las tradiciones europeas traídas por los primeros pobladores que tuvo la Banda Oriental, se siguen elaborando deliciosos vinos de nivel internacional.

Otras de las atracciones que posee Carmelo es el puente giratorio que cruza el arroyo Las Vacas y que es el único a tracción humana de Sudamérica. El puente es una obra de ingeniería moderna que, mediante su giro manual, permite el paso de grandes embarcaciones, convirtiéndose en ícono de la localidad.

Junto al puente se sitúa la Rambla de los Constituyentes, uno de los paseos típicos de la ciudad, que llega hasta el puerto de yates. 

Además, en frente a ella está el Carmelo Rowling Club, una de las instituciones tradicionales de la ciudad.

Por su parte, las ruinas jesuíticas de la estancia de Belén, más conocidas como Calera de las Huérfanas, y la estancia Narbona, que es el edificio más antiguo del país que se conserva en sus lineamientos originales, son otros de los lugares recomendados para ser recorridos en la zona.

Más hacia el norte se encuentra la plaza Independencia, que es la principal de la ciudad. Cerca de ella se sitúa la Casa de la Cultura “Coronel Ignacio Barrios”, donde funciona un centro cultural, y el Templo Nuevo y el Archivo y Museo Parroquial del Carmen.

Con su belleza natural y su historia, Carmelo es sin duda un lugar que invita a disfrutar de un recorrido en familia al que se puede acceder por el día o realizar alguna estadía en los hoteles de la ciudad o lugares cercanos.

La localidad dista a 75 kilómetros de Colonia del Sacramento y a 25 kilómetros de Nueva Palmira, dos de las ciudades más importantes del departamento. 

Además, según el último censo registrado (año 2011), su población es de 18.041 habitantes, lo que la convierte en la segunda localidad de Colonia con mayor población.

1 Comentario

  1. Hermosas playas. Casino, para los que gustan de la rula. Y por si fuera poco, quesos deliciosos y excelentes vinos. Pero…los precios. Se consiguen más barato en Montevideo que en la propia ciudad de Carmelo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos