Casa de Galicia: una historia que aún sigue sin final feliz

Mientras algunos bienes inmuebles siguen rematándose, aún hay trabajadores sin empleo y funcionarios que no han cobrado los despidos correspondientes.

FUS msp

La subasta de tres inmuebles que fueron parte de la exmutualista Casa de Galicia, para octubre próximo, es otro eslabón de una cadena que sí tuvo principio pero que parece no tener fin, la cual se llama Casa de Galicia. Cuando parecía que el cierre del ciclo era en marzo pasado, ni las subastas de los bienes inmuebles ni la situación de los trabajadores da por finalizado el caso.

Las puertas de la institución se cerraron en la noche del 31 de marzo pasado, tres meses y una semana después de aquella tarde del 23 de diciembre de 2021, tras la resolución judicial de Concursos del 1er Turno, Leonardo Méndez. El “inicio” de todo fue luego de un pedido de la sindicatura, tras constatar que el flujo de fondos a la finalización del mes en curso arrojaba un saldo negativo de 100 millones de pesos. Agregaba que “dado el panorama de crisis de la concursada, se impone transitar el camino hacia el cese inmediato de actividades”.

La Sindicatura agregó que “hubiera sido posible obtener un camino hacia el cese de forma menos abrupta, y que no impactara en la atención de los usuarios, así como en la situación laboral de los trabajadores, si se hubiera contado con la colaboración del Estado quien, a través de ASSE, y como lo indicó la Sindicatura, debería haber habilitado en el Sistema Integrado de Información Financiera (sIIF) la totalidad de las facturas que le adeuda a Casa de Galicia, hasta completar la suma de 29.922.000 pesos. Lamentablemente la situación al día de hoy es otra, con el agregado de las medidas gremiales que paralizarán la atención a todo nivel”.

Los socios siguen su lucha

Una representante de los socios que pertenecieron al padrón de afiliados de Casa de Galicia, comentaron al Diario La R que los últimos meses “han sido muy duros”, dado que han tenido que observar como se han ido cumpliendo pasos que llevaron a la lenta desaparición de “lo poco que quedaba de Casa de Galicia”. Actualmente, la “batalla” que están dando los socios tiene que ver con los derechos relacionados al Panteón fúnebre social que era parte del servicio social que prestaba la institución.

“Solo queremos que aquellos gallegos que hace muchísimos años llegaron a Uruguay, varios de ellos que fueron socios fundadores de Casa de Galicia, que lograron en su momento que la mutualista fuera importante, puedan descansar el paz, y eso sería lo único que nos queda como misión”, explicó una socia. La fuente dijo también al Diario La R que en las últimas semanas ha trascendido en grupos de WhatsApp de los socios que las distintas instituciones de salud privada que debían absorber a los socios, “no han cumplido cabalmente con todo lo acordado y previsto”, y que además “han demorado el ingreso de los funcionarios”, más allá de que “ellos continúan ganando con las capitas Fonasa”, afirmó.

Recordó, además, que, hasta la fecha, la Justicia no procesó a ninguno de los integrantes de la anterior directiva de Casa de Galicia, “más allá de que la denuncia del Ministerio de Salud Pública fue muy clara, tanto contra Alberto Iglesias como otros directivos”, recalcó que por ahora “no hay un auto de procesamiento, más allá de los avances logrados en Fiscalía. “Todos fuimos víctimas de ese accionar, y mientras Casa de Galicia ya desapareció prácticamente, ya que no queda nada de su activo, quienes hicieron y provocaron todo esto siguen libres”, recalcó la socia. Agregó que si se habrá dilatado el tema del ingreso de los funcionarios no médicos, que hubo personas que comenzaron a trabajar en algunos prestadores de salud en la semana que finalizó.

La fuente dijo además que los extrabajadores de la institución saben y tienen en claro los montos por los cuales fueron subastados los inmuebles presentados a remate, y que además, con los importes recogidos en esos remates, no es suficiente para cubrir todas las deudas que existen hasta la fecha con los trabajadores. 

Trabajadores y las fuentes laborales

De acuerdo a lo manifestado al Diario La R este domingo 11 por Alexa Vera, presidenta de la Asociación de Funcionarios de Casa de Galicia (Afuncag), “ya ingresaron el 96% de trabajadores que deben ingresar a través del acuerdo, serían más o menos 705 trabajadores y quedaban por ingresar unos 80 trabajadores más, mientras que quedan en la bolsa más o menos 200 trabajadores”. 

La dirigente afirmó que “nunca se ha respetado el acuerdo firmado, por lo tanto hay trabajadores que su único ingreso era Casa de Galicia, y sin embargo hoy no tienen trabajo. Al día de la fecha, luego de 5 meses y medio del cierre no nos han pagado el despido”, y agregó que “siempre se dijo que nos iban a pagar del fondo del Banco de Previsión Social (BPS), pero hoy no hay nada firmado. Se dice que el gobierno tiene la voluntad de que eso se cumpla, pero la realidad es que no nos quieren pagar. De la plata de los remates tampoco salió nada para los trabajadores, seguimos esperando que se nos pague lo que es nuestro por derecho”.

Acreedores, deudas y dinero

Con relación a en que fase se encuentra el concurso de acreedores, el representante de la Liga de Defensa Comercial (Lideco), Fernando Cabrera, dijo este domingo al Diario La R que todos los inmuebles que hasta la fecha salieron a subasta, todos han sido rematados. Agregó que en los bienes vendidos al mejor postor, se está en una etapa de escrituración, lo cual inevitablemente lleva su tiempo. “Esto significa que estamos en el saldo del pago del precio es en función de que se logre escriturar los bienes”, explicó.

Cabrera agregó que no todos los bienes han podido ser escriturados. Esto se debe a que “son temas notariales porque de todos los bienes hay que hacer lo que se llama caracterización urbana y además hay que cumplir con los controles de Prevención en el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (PLAFT)”. Comentó también que se espera que dentro de los próximos 30 días, se pueda estar haciendo un primer pago a los acreedores laborales.

Con relación a los acreedores, dijo que actualmente hay tres grupos, los cuales están siendo representados por sus abogados, quienes “han llegado a acuerdos de reconocimientos de los montos de los créditos junto con la sindicatura “. “Ellos van a estar en primera fila cuando se habilite el pago, porque se determinó claramente lo que se les debe”.

En cuanto a cifras, Cabrera expresó que el pasivo laboral supera los 32 millones de dólares, mientras que lo que se adeuda a los acreedores estará en el entorno de los US$ 4.5 millones a US$ 5 millones. El síndico dijo también que “hay que tener en cuenta que quien cobra de la realización de bienes es el acreedor hipotecario, y lo que queda para el concurso es lo no gravado con prenda o hipoteca”.

Próximos remates

Uno de los remates ofrece al mejor postor uno de los inmuebles más emblemáticos de la mutualista así como su respectico equipamiento, ubicado en la calle Colonia N° 1474 entre Vázquez y Barrios Amorín, en el Cordón. La edificación tiene una planta baja y seis pisos, y correspondía a la policlínica central de la institución. La superficie del terreno es de 866 m², mientras que la superficie edificada según la Dirección de Catastro alcanza a 2682 m². Para esta construcción, la base es de 870.000 dólares.

Otro de los inmuebles y su respectivo equipamiento sale a subasta en la ciudad de Las Piedras, departamento de Canelones. Se trata de la Policlínica Orense, localizada en avenida Dr. Enrique Pouey N° 656. Con una superficie de terreno de 951 m², el área edificada según la Dirección de Catastro es de 333 m². En tanto, la superficie edificada según un relevamiento realizado llega a 440 m². La base de esta propiedad es de 245.000 dólares.

Además, otra de las opciones disponibles en el mercado de subastas local es la venta de un Inmueble en el que funcionaba una policlínica barrial. Localizado en avenida 8 de octubre 4482 y esquina Capitán Villademoros, la superficie del terreno es de 844,87m², mientras que el área edificada alcanza a 196 m². El precio base de salida en la subasta es de 98.000 dólares.

Todos los remates se llevarán adelante el próximo martes 4 de octubre a la hora 14.30, en el salón de actos de la Bolsa de Montevideo, en la calle Rincón 454, en la ciudad Vieja. Los interesados en adquirir alguno de los inmuebles, deben de considerar que tendrán que abonar una seña del 20%, más la comisión del 30% -IVA incluido-. Para realizar la visita previa a alguno de los bienes inmuebles, los interesados deben comunicarse y coordinar con la firma Bavastro e hijos.

Subastas anteriores

La última propiedad vendida al mejor postor salió al marcado el pasado martes 30 de agosto, cuando se remató una policlínica situada en Dámaso Antonio Larrañaga y Asilo. La venta se concretó también en Bavastro e hijos, por la suma de US$ 520.000. El comprador fue un particular, de lo que se desprende que la edificación puede ser utilizada en un rubro que no sea el médico.

En esa subasta, que tuvo una base de US$ 300.000, se recibieron cinco oferentes. La construcción había sido valuada en US$ 550.000, por lo que el monto final estuvo próximo a su valor de mercado.

El pasado lunes 20 de junio, se concretó la subasta de cuatro bienes inmuebles que fueron utilizados por la exmutualista. En la ocasión, tres edificaciones fueron adquiridas por inversores, mientras que la restante fue comprada por la mutualista Casmu. La policlínica comprada por el Casmu es la que funcionaba en el Cerro. La mutualista cerró la adquisición por un monto total de 180 mil dólares, en una base de remate de US$ 85 mil. La otra empresa interesada en este inmueble era la sociedad médica Universal.

En el caso de la sede ubicada en la localidad de Lagomar (Canelones), quedó en manos de inversores privados para la mutualista Cosem. El valor de la transacción se ubicó en US$ 500 mil dólares, luego de que la base se fijara en 185 mil. Por otro lado, inversores privados también se hicieron con la propiedad de la policlínica de Avenida Italia. Ese inmueble se utilizará para la renta y fue adquirido por US$ 1.7 millones de dólares, cerca del doble de su base, pautada en 870 mil.

En otros remates que se llevaron adelante en los últimos meses, uno que se destacó es el efectuado el miércoles 8 de junio pasado, cuando por la suma de US$ 15.300.000, la mutualista Círculo Católico adquirió el edificio central de Casa de Galicia. En esa oportunidad, la oferta ganadora superó al dinero ofrecido en conjunto por conjunto por las mutualistas Universal y Cudam. La compra de Círculo Católico fue efectuada con la autorización de socios y trabajadores de la entidad. En ese edificio se construirá el quinto sanatorio de la institución.

Además, entre los días 31 de agosto al 10 de setiembre pasados, y como parte de la liquidación Concursal Casa de Galicia, se remataron también a través de la firma Bavastro e hijos, la cantidad de 150 computadoras de marca All In One –nuevas-. Las máquinas tenían una base de US$ 80, y se remataron todas en una cifra promedio de entre US$ 250 y US$ 270. 

Cinco profesionales pendientes de contratación

De acuerdo a lo informado por el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), a mitad del pasado mes de agosto, “se realizó la decimocuarta reunión de la Comisión de Seguimiento del acuerdo de la ex Casa de Galicia. Participaron de la misma: representantes del SMU acompañados del Gremio de Médicos y Practicantes de Casa de Galicia y el SAQ, delegados de las IAMC que recibieron socios de la ex mutualista, y el Poder Ejecutivo (MTSS y MSP)”.

Al día 16 de agosto, y habiendo transcurrido 48 horas desde el vencimiento del plazo para la contratación de médicos y médicas del Grupo 2, aún restaban cinco profesionales por contratar. “El SMU planteó su descontento y preocupación con la situación actual, ya que en mas de una oportunidad se acordó en la comisión la extensión del plazo de contratación, pero aun persisten trabajadores del grupo 2 sin contratar, habiendo fondos pendientes de ejecución para la incorporación de médicos a las plantillas de las 5 IAMC que absorbieron socios de la ex Casa de Galicia”, expresó el Sindicato.

Para lograr soluciones concretas, por parte del Sindicato Médico, se solicitó cotejar datos con las empresas y trabajar nombre a nombre la situación de cada uno de los médicos, buscando dejar finalizado el Grupo 2, para poder entrar a la tercera etapa sin pendientes y cumplir con lo acordado.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales