CASMU promueve que las madres no tengan dolor en el parto sin costo adicional

Fiel a su carácter vanguardista, CASMU incorporó la técnica de la analgesia epidural sin costo para que todas las usuarias del Sanatorio de Maternidad de la mutualista tengan un parto sin dolor.

Estudios médicos internacionales evidencian que aproximadamente el 50% de las madres atraviesan el trabajo de parto con un dolor tolerable. Sin embargo, el 50% restante padece dolores fuertes, que empañan el momento de satisfacción por la llegada de un hijo. «Es de los dolores más intensos que puede sufrir una persona en su vida», señaló el doctor Martín Pérez de Palleja, encargado del Servicio de Anestesia Gineco Obstétrica de CASMU. 

Para evitarlo, la mutualista ofrece la posibilidad de acceder a un parto humanizado y sin ningún costo adicional. En Uruguay, las instituciones médicas no están obligadas a brindar este servicio de forma gratuita. Sin embargo, con el objetivo de brindar la mejor atención médica, CASMU decidió incorporar esta técnica, siendo una de las dos únicas instituciones médicas del país que brindan esa opción.

Pérez de Palleja explicó que existen diferentes técnicas de analgesia del parto, pero las que presentan mejores resultados son las regionales (epidural y raquídea peridural), dado que son seguras para la madre y para el bebé, y permiten la adaptabilidad a medida que el trabajo de parto progresa. La complicación más frecuente que puede surgir es una cefalea, que se presenta únicamente en el 1% de los casos. 

«La analgesia epidural (técnica empleada por CASMU) es la forma más segura y eficaz para aliviar el dolor del trabajo de parto. Consideramos que es un beneficio con gran valor poder ofrecer a las usuarias esta posibilidad en una etapa tan importante como es el nacimiento de un hijo», agregó.

Un equipo altamente capacitado lleva adelante la analgesia epidural, que consiste en la introducción de un anestésico local que bloquea las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal, produciendo analgesia en el sector abdominal y la pelvis sin perder el conocimiento. De esta manera, la madre puede descansar durante el momento más extenso del trabajo de parto (la dilatación del cuello uterino) y llegar al momento de pujar en mejores condiciones. 

De esta forma, la aplicación de la analgesia de parto no quita el deseo de pujar que tienen las madres, por lo que no genera complicaciones para el procedimiento.

«Se le realiza analgesia, no anestesia», aclaró Pérez de Palleja. «La mamá solo va a sentir alivio del dolor, va a continuar con las contracciones uterinas, cada vez que tenga una va a sentir que la pared del abdomen se le queda dura, pero sin dolor».

Al ser una analgesia también le permitirá tener un proceso normal. «Va a poder caminar, hacer ejercicios, ingerir agua, etc. Se busca que la realización de la analgesia del parto interfiera lo menos posible en la evolución del trabajo de parto, solo que alivie el dolor», apuntó.

Además de permitir que la madre no sienta dolor, la analgesia epidural no genera ninguna complicación para el bebé. Evidencia científica demuestra que esta técnica no afecta el puntaje de Apgar, un test que se realiza al momento de nacimiento y que determina la evolución del niño luego de llegar al mundo.

El especialista indicó que el servicio cuenta con una guardia de anestesiólogos que está disponible las 24 horas de los 365 días del año para que, si así lo desean, las madres puedan recibir la analgesia de parto y atravesar este proceso sin dolor. El costo adicional de este servicio puede oscilar entre $ 35.000 y $ 42.000 en otras instituciones, pero en CASMU la mutualista asume el gasto. 

Para acceder a la analgesia, la embarazada que ingresa al Sanatorio de Maternidad, ubicado sobre la calle Garibaldi, debe requerir la aplicación de este método al equipo que la asiste, conformado por un ginecólogo y una partera, quienes evaluan las condiciones y la situación obstétrica, y proceden a solicitar al equipo de anestesiólogos su implementación.

«La analgesia epidural es la forma más segura y eficaz para aliviar el dolor del trabajo de parto. Consideramos que es un beneficio con gran valor poder ofrecer a las usuarias esta posibilidad en una etapa tan importante como es el nacimiento de un hijo», agregó Pérez de Palleja.

Este innovador servicio que ofrece CASMU está alineado con los planteos del Ministerio de Salud Pública (MSP), que desde 2017 apuesta a la universalidad de la analgesia en el parto como elemento fundamental para la reducción de las cesáreas evitables y que desde 2018 figura en las recomendaciones de asistencia del embarazo y el nacimiento.

A su vez, tanto el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia como la Asociación Americana de Anestesiología y el Departamento de Anestesiología de la Universidad de la República (Udelar) recomiendan que los centros de atención obstétrica cuenten con disponibilidad de analgesia del parto. «El dolor que siente una mujer en el trabajo de parto puede ser severo. No hay otra circunstancia donde una persona bajo cuidado médico presente un dolor severo que no sea tratado», acotó Pérez de Palleja.

«Son escasísimas las instituciones que prestan este servicio de forma gratuita para la usuaria, dado que tiene un costo, pero el afán de CASMU por evitar el dolor y otros problemas a la madre es superior», expresó el médico intensivista y secretario general de la institución Juan José Areosa, agregando que desde la mutualista se considera que esta prestación debería estar contemplada en el Plan Integral de Atención en Salud (PIAS).

La analgesia al parto se aplica en las renovadas salas de nacer del Sanatorio de Maternidad de CASMU. Allí, las madres acceden a todas las comodidades para un trabajo de parto con el mejor confort y seguridad, tanto para ellas como para los bebés, contando con un amplio y especializado equipo de profesionales.

«Esto no es un hecho fútil. Es un cambio de concepción de lo que es una prestación de salud, y también de que la mujer en el trabajo de parto no tiene por qué sufrir», señaló Areosa, al tiempo que destacó que «no se trata de una prestación obligatoria sino que es un servicio que CASMU ofrece de forma voluntaria».

La dirección de la institución médica apuesta a brindar un servicio de excelencia en el sanatorio, donde llegan al mundo unos 100 niños cada mes. Salas VIP, habitaciones privadas y una atención ágil y acorde a las necesidades de las usuarias se reflejan en un alto nivel de satisfacción y en un incremento en el número de mujeres que asisten a este sanatorio.

Tanto socios como no socios de la institución que deseen obtener más información sobre los servicios de CASMU pueden comunicarse al teléfono fijo 24875333 interno 5204 o por celular y WhatsApp al 092135254. También es posible enviar un mail a caventadeservicios@casmu.com o acceder a la web de la institución www.casmu.com.uy

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Empresas