UNA INVITACIÓN A REFLEXIONAR

Ciclo de charlas en FECOVI sobre Vivienda Social en Uruguay

La Federación de Cooperativas de Vivienda (FECOVI), en el marco del ciclo que viene organizando “Reflexión e intercambio sobre vivienda social en Uruguay”, llevó adelante una nueva entrega centrada en “Cooperativismo de vivienda como modelo de vivienda social y políticas públicas para su promoción”.

Se desarrolló en el salón de actos de FECCOVI una convocatoria que reunió a autoridades, Intendencia de Montevideo, la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), INACOOP, entre otras y a docentes de la Universidad de la República. En la misma se abordó el rol de la vivienda social, del cooperativismo, las posibilidades, los desafíos y las políticas públicas, observado desde los diferentes puntos de vista presentes.

La ANV representada por el jefe del Departamento Social, Gustavo Machado, señaló el papel que las cooperativas juegan desde el punto de vista social, como son capaces de interpretar necesidades de la comunidad, de los individuos, del diálogo con el barrio. Una mirada, la del cooperativismo, que supera la del factor mercantil y construye ciudad desde ahí. “Las cooperativas tienen mucho para pensar sobre lo que aportan a la sociedad en cuanto a revertir las condiciones de fragmentación y polarización de la ciudad”, señaló.

Complementando su reflexión anterior, expresó que el propio proceso que se lleva adelante en la conformación de una cooperativa genera una identidad propia, un elemento en común que es lo que identifica y sostiene a la propia organización. Sostuvo que una de las razones del que el modelo cooperativo siga pujante está basado en su estructura, en su capacidad de autogobierno, que la resolución de las necesidades estén expuestas a la resolución de una asamblea fortalece y mantiene vivo el modelo.

Pensando desde las políticas públicas, apuntó, es necesario comprender el efecto multiplicador de la inversión en vivienda. Expresó también la necesidad de revisar una “reglamentación excesiva” que puede funcionar como un “corset” restrictivo. “Uno de los desafíos para la política pública es ampliar y profundizar el financiamiento a las cooperativas” para dinamizar el “acceso a la vivienda” y pensar “la ciudad que se construye”. En su análisis remarcó también la necesidad de “reinventarse… porque si estamos pensando lo mismo que hace 50 años, algo estamos haciendo mal. El cómo seguimos transformándonos es un desafío importante.”

Desde la Intendencia de Montevideo se enfatizó que unos de los principales problemas que enfrenta buena parte de la población es el acceso a la vivienda. El intendente interino, Mauricio Zunino, dijo que el mercado por sí mismo no es capaz de dar alternativas o soluciones inmobiliarias, al respecto enfatizó, “hay una cantidad importante de gente que no tiene vivienda y hay una gran cantidad de viviendas vacías”. El mercado maneja una lógica de oferta/demanda dominada por los precios y “no hay oferentes que estén dispuestos a vender y alquilar por precios más bajos, eso es parte de la inelasticidad de los precios del mercado”, subrayó.

A su entender las cooperativas dan la posibilidad de escapar a los “componentes especulativos del mercado inmobiliario” que se exacerban en momentos de inestabilidad provocando “mecanismos de corrimiento” hacia los ladrillos como un activo seguro. 

Para Zunino esto es fundamental “abordarlo en materia de política pública de manera bastante urgente”, ya que el mercado funciona mal, no da soluciones y en el movimiento cooperativo hay una alternativa probada.

Sobre políticas públicas activas destacó las de la comuna: “Hoy tenemos 426 hectáreas destinadas al mecanismo de cartera de tierras, muchas ya con obras construidas, con cooperativas instaladas” y también resaltó la importancia del programa SUVI, que “tiene que ver con la rehabilitación de suelo urbano para viviendas”. Este plan se basó en estudios de la propia IMM que determinó que es posible construir 100.000 viviendas nuevas en áreas ya urbanizadas.

“Venimos corriendo de atrás a las necesidades de la gente, en los últimos años la satisfacción de las viviendas para acceder por sorteo no significaba más del 30% de las que tenían capacidad de acceder al sorteo”, así lo señaló el presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (INACOOP), Martín Fernández. En su intervención hizo foco en el financiamiento, dijo que si bien es cierto que el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) determina que su inversión en viviendas la mitad sea para las cooperativas esto “sigue siendo insuficiente”. Anunció que INACOOP viene trabajando alternativas, ante lo que reconoce como una necesidad financiera, “está la posibilidad de salir a buscar algunos socios que nos permitan apalancar financieramente al movimiento de cooperativas de vivienda”.

Adriana Berdía, docente e investigadora del departamento de trabajo social de la Universidad de la República, basó su oratoria en los desafíos que afronta el cooperativismo en el modelo de sociedad en que hoy vivimos. “No vivimos en una sociedad donde es prioritario el proyecto colectivo, al revés, se prioriza lo individual. Por eso, las cooperativas son un gran desafío”.

Finalmente agregó: “No creo que sea posible desmercantilizar la vivienda, pero lo más cercano que hay para favorecer el valor de uso sobre el de cambio, siguen siendo las cooperativas de usuarios”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos