Clásicos de Copa: Peñarol gana en cantidad pero Nacional lo supera en calidad de victorias

Se enfrentaron 44 veces por torneos de Conmebol pero sólo en 3 ocasiones en llaves mano a mano como lo harán en esta ocasión.

Si bien Peñarol-Nacional jugaron 44 veces por torneos internacionales oficiales, no todos esos clásicos tuvieron el carácter definitorio que tendrás estos dos que habrán de jugarse por la Sudamericana 2021, donde cada gol vale oro.

Más de la mitad de esos partidos (24) fueron por fase de grupos (22 en Libertadores y 2 en Mercosur). En esas 12 copas, en 5 ocasiones clasificaron los dos a la siguiente fase (1966, 69, 70, 97 y 98); en una quedaron ambos eliminados (1973); en una clasificó Peñarol y otro equipo (1968); en una clasificó sólo Nacional (1971); y en 4 clasificó sólo Peñarol (1974, 76, 79 y Mercosur 99).

Tricolores y aurinegros se enfrentaron 38 veces por la Libertadores, 4 por la Supercopa y 2 por la Copa Mercosur, registrándose 15 victorias carboneras contra 11 tricolores y 18 empates.

Peñarol domina la estadística en lo que ha cantidad de victorias refiere.

Peñarol y Nacional coincidieron en 21 instancias de copa:

9 veces Peñarol clasificó y Nacional quedó eliminado.
4 veces Nacional clasificó y Peñarol quedó eliminado.
5 veces clasificaron los dos.
3 veces eliminados los dos.

En llaves mano a mano como será la de Copa Sudamericana 2021:

Nacional clasificó 2 y Peñarol clasificó 1.

En esta estadística quien tiene ventaja es el Tricolor.

Repasemos esos tres mano a mano.

Semifinales de Libertadores 1962

Peñarol se había coronado campeón en las dos primeras ediciones de la Libertadores, por lo que ingresó directamente en semifinales de la Copa de 1962, donde le tocó eliminarse con Nacional, que participaba por primera vez en el torneo y había llegado a esa instancia tras ganar su grupo en 1ª fase.

Los días 8, 18 y 22 de julio de 1962 el fútbol uruguayo disfrutó con tres clásicos a estadio lleno en los que se disputaba un lugar en la final de la Libertadores.

El 8 de julio ganó Nacional 2-1. A los 10’ Ruben González puso el 1-0 para el Tricolor, empató el brasileño Moacyr de penal a los 32’y el «Chongo» Escalada a los 55’ marcó el tanto de la victoria.

Pero diez días después Peñarol se impuso 3-1 y forzó un tercer encuentro, en el que el empate le beneficiaba por tener mejor diferencia de goles. Ángel Cabrera a los 20’ ponía en ganancia al Carbonero. A los 62’ Vladas Douksas marcaba un empate que le daba la clasificación a Nacional. Pero apareció Alberto Spencer para torcer la serie en favor del aurinegro, primero convirtiendo el 2-1 a 72’, resultado que forzaba un tercer partido pero en igualdad de condiciones debido a la diferencia de goles. Y a los 78’ otra vez Spencer convertiría el gol que a la postre sería decisivo, porque gracias a esta victoria por 3-1 Peñarol fue con ventaja al encuentro de desempate.

El 22 de julio volvieron a enfrentarse y el ganador clasificaría a la final. El empate le daba el boleto a Peñarol.

Empezó ganando el tricolor con gol de Petronilo Acosta a los 61’, pero apenas 8’ más tarde lo empató Spencer, cuando no.

Fueron a alargue y en esa prórroga Peñarol mantuvo el resultado y dejó a su eterno rival afuera de las finales contra el Santos de Pelé, que ya había eliminado a la Católica de Chile.

Peñarol perdería esas finales, pero se había dado el gusto de dejar afuera a su tradicional rival.

Semifinales de 1969

La de 1969 fue la quinta Libertadores en la que se cruzaron tricolores y aurinegros. Pero fue la segunda ocasión en la que quedaron mano a mano, en semifinales, situación idéntica a la de 1962.

Esta vez el vencedor fue Nacional.

En el juego de ida, el 26 de abril, se impuso por 2-0, con goles de Ildo Maneiro a los 15’ y Juan Martín Mujica a los 41’.

En la revancha, el 30 de abril, ganó Peñarol 1-0 con gol de Spencer a los 27’.

Ante igualdad en puntos pasaron a un tercer duelo definitorio en el que, al igual que en 1962, si no había un ganador tras los 90’ se jugaría un alargue y de persistir el empate clasificaría quien hubiera logrado mejor diferencia de goles en los dos clásicos iniciales. Y ese era Nacional.

El 4 de mayo se jugó el clásico decisivo que terminó con empate 0-0 tras 120 minutos y catapultó a Nacional a las finales contra Estudiantes.

Se repetiría lo del 62: el vencedor de la semifinal clásica luego perdería la final de la Copa.

Supercopa de 1992

La Supercopa de Clubes Campeones de América, que comenzó a disputarse en 1988, cruzó a los dos uruguayos en la fase inicial de 1992. Eran llaves de dos partidos donde clasificaba el que anotara más goles. No se tomaban en cuenta los goles de visitante en aquel caso.

El partido de ida fue el 30 de setiembre y en el inicio del segundo tiempo Peñarol sacó rápidamente dos goles de ventaja. A los 2’ convirtió Adrián Paz y a los 5’ Pedro Pedrucci de penal. Nacional, si bien tenía un partido y medio por delante para poder igualar la serie, sólo necesitó de 28 minutos para hacerlo: a los 22’ Dely Valdés puso el descuento y a los 33’ José García marcó el empate.

Tras remontarle ese clásico Nacional fue de pecho inflado a la revancha, el 7 de octubre, ganándola 1-0 con gol de Edison Suárez a los 62’.

Y así como en 1962 y 1969 el ganador de la serie clásica quedó eliminado en la siguiente fase, en esta Supercopa 1992 ocurriría lo mismo, aunque de manera especial: al día siguiente del clásico, el 8 de octubre, la Mutual comenzó una huelga que duraría un mes, razón por la cual Nacional no podría jugar sus partidos de 2ª fase ante Racing de Avellaneda, perdiendo por walk over.

Transcurrieron 29 años y en esta Sudamericana 2021 los dos grandes volverán a estar frente a frente en una instancia copera en la que uno seguirá adelante y el otro quedará eliminado.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna