Cuidado de orejas caninas

¿Cómo limpiar las orejas de tu perro?

La higiene canina y el cuidado de las orejas es algo que debe considerarse fundamental, ya que una higienización correcta previene diversas infecciones. Una de ellas es la otitis canina, que es una inflamación que puede padecer un perro si no se le aplica una buena limpieza en el oído.

Si el oído está sucio o presenta algún tipo de infección, no limpiarle las orejas puede llevar incluso a la sordera. De esta manera, es muy importante eliminar la suciedad de la oreja y practicar una buena higienización. 

Para llevar a cabo esta acción se debe contar con gasas estériles, limpiador auricular para perros, suero fisiológico y guantes. Es preferible que el jabón sea de un pH neutro y en cualquier caso se recomienda seguir el consejo de un veterinario.

Es recomendable aplicar gases estériles ya que el algodón puede deshilacharse dentro de la oreja de nuestro amigo canino y pudrirse. En ningún caso podemos utilizar bastoncillos. Podemos colocarnos guantes, agitar el limpiador e introducirlo dentro del oído. 

Aplicamos movimientos suaves en la parte exterior de la oreja, dejamos que nuestro canino se sacuda, introducimos los dedos en la oreja con gasa estéril, masajeamos el interior de la oreja con la gasa, poco a poco y con precaución de que nuestro perro no se mueva. Cambiamos de gasa y utilizamos una nueva para el oído. 

Puedes hacer una mezcla de agua potable con agua oxigenada si no tienes los productos mencionados anteriormente. Hay otros remedios caseros como el vinagre o la manzanilla fría para limpiarle las orejas a tu perro, siempre y cuando no sea en exceso. 

Mantener una limpieza rutinaria de las orejas de nuestro perro es fundamental para evitar infecciones. Es recomendable una visión y limpieza de las orejas una vez por semana. Si no tiene mal olor, no es necesario hacer una limpieza. El momento de bañar a nuestro amigo canino puede ser el idóneo para limpiarlo. 

Las orejas caídas o que suelen acumular pelo muerto como las de los caniches, schnauzers, cockers y basset hound deben llevar una rutina de higiene muy estricta para evitar infecciones. Al depender de la raza y formas, se debe ser más constante en la limpieza rutinaria de las orejas de nuestro perro.  

La otitis en perros es una de las enfermedades más comunes y molestas que pueden padecer los canes. Existen diversas causas que pueden provocar esta dolencia, tales como parásitos, una humedad excesiva y hasta cuerpos extraños que se caracterizan por una inflamación del canal auditivo.

Dependiendo de la causa o de la duración de este cuadro clínico, la otitis externa puede provocar dolor o picazón en el perro, aparecer en ambos oídos o únicamente en uno. 

La manifestación puede ser repentina o prolongada en el tiempo. Otros síntomas de la otitis externa en perros son las sacudidas de cabeza, mal olor de las orejas, descarga anómala e incluso el estrechamiento o la oclusión de los canales auditivos.

Más datos:
En cualquier caso, la aplicación de estos remedios no sustituyen la atención veterinaria ni constituyen un tratamiento en sí mismos. Por eso, siempre es recomendable consultar con un especialista antes de aplicarlos.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos