Compromiso para mejorar el clima de convivencia democrática, evitar agravios y las descalificaciones

Líderes políticos se abrieron al diálogo aunque recordaron rencillas del pasado

Los líderes de los partidos políticos mantuvieron, tal como estaba acordado desde hace unos días atrás, un encuentro en el cual buscaron limar asperezas por diversos enfrentamientos, y a la vez intentaron el acercamiento entre distintos temas que son de interés para todas las colectividades. 

La financiación de los partidos políticos, la transparencia, el fortalecimiento de la Junta de Transparencia y Ética Pública (JUTEP), fueron algunos de los temas que abordaron Fernando Pereira (Frente Amplio), Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), Guillermo Domenech (Cabildo Abierto) y Pablo Mieres (Partido Independiente). La cita comenzó a la hora 11.35 en la Sala Ramírez, en el Palacio Legislativo. 

Una vez concluida la reunión, el representante de cada partido político expuso una opinión sobre la iniciativa, la cual iba en la misma línea, pero quien fue un poco más allá en sus comentarios fue el presidente del Directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde, quien recordó diversos hechos, los cuales tuvieron en oposición tanto al Frente Amplio como a su electorado.

Fernando Pereira

Al finalizar el encuentro, el primero que habló con los medios de prensa fue el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, quien manifestó que fue una instancia de “democracia plena”, la cual supone un diálogo interpartidario profundo y permanente, que los líderes partidarios hemos entendido que esta forma de dar señales políticas pero al mismo tiempo contenido, es la forma de avanzar en dirección a que no sucedan cosas que suceden en otros países de América Latina, y que por suerte en Uruguay no suceden”. Consultado sobre si se adquirió algún compromiso, Fernando Pereira respondió que se acordó trabajar para mejorar el clima de convivencia democrática, evitar agravios y descalificaciones, evitar acusar de cosas morales a las personas que militamos en política y trabajar en nuestros partidos para construir, lo que no supone evitar las diferencias, críticas, los apoyos y las faltas de apoyos. Supone que el debate democrática se conduzca dentro de los canales en los que se ha conducido en la última etapa histórica del país”.

“La idea es sobre todo no pasar determinadas líneas, insisto. Ser respetuosos entre quienes formulamos la política no significa no tener diferencias de fondo. Y expresarlas. Nosotros hemos expresado diferencias de fondo con el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou. Pero eso no nos debe permitir descalificarlos. En términos personales ni en términos partidarios”, dijo Pereira.

Acerca de si entre los integrantes de la reunión se habían pasado “facturas” sobre diversos hechos y temas”, el dirigente respondió que “acá somos todos gente de bastante experiencia, y sabemos que en la medida que coloquemos casos arriba de la mesa, impedimos el avance. Lo que si se colocó arriba de la mesa, es no dejar que políticas cercanas a la nuestra terminen siendo nuestro punto de referencia, porque así no es el Uruguay ni así convive Uruguay. Es decir, Uruguay convive democráticamente, y es el país más democrático de América Latina porque tiene partidos políticos fuertes, porque tienen incidencia en la sociedad, porque tiene organizaciones sociales fuertes y también tienen incidencia en la sociedad, porque tiene un Poder Judicial independiente, porque la prensa puede actuar con libertad, y todas esas cosas hay que protegerlas en todos sus términos. Y en cierta medida, dar una señal de convivencia democrática puede ser visto como una foto pero en este caso es vista como un contenido que no tiene puntos clave para tratar pero si puede agilitar temas que hay que tratar en el Senado”. 

Consultado sobre si se está en un momento de confrontación por temas como la reforma de la seguridad social, la educación y Rendición de Cuentas, entre otros, Pereira contestó que “no hay que confundir confrontación con difamación a las personas. El general Liber Seregni a eso lo llamaba la tranquilidad en la ira. Uno puede tener ira, bronca o rabia por determinadas decisiones pero luego a la hora de actuar en política, lo que nos toca a los que nos han elegido para presidir los partidos, y para estar en el Senado o en la Cámara de Diputados, tenemos que tener las claves para tratarnos con respeto, con educación y sin ira. Es decir, no transmitirle a la sociedad sentimientos negativos”.

Todo en cierta medida, es esa frase del presidente Lacalle Pou, eso de “duro con las ideas pero suave con las personas”, es lo que de alguna manera ha alimentado esta reunión. “Una cosa es atacar una política porque se cree equivocada y otra cosa es atacar a la persona que lleva adelante esa política”. 

Para el presidente del Frente Amplio, actualmente “se está ante un momento de alta judicialización de la política”, pero “eso no quiere decir que la Justicia no tenga que entrar en determinadas oportunidades cuando se cree que se han cometido delitos. Pero hacer de la Justicia la forma de laudar los conflictos entre partidos es un dato negativo, en el que hay que trabajar en todos los partidos. En líneas generales, Pereira dijo que “nosotros nos vamos convencidos de que tenemos que trabajar todos los partidos para generar el mejor clima de convivencia posible entre uruguayos y uruguayas”. 

El dirigente concluyó diciendo que “el Frente Amplio lo está haciendo con su dinámica. No hay forma más brutal de achicar la brecha y la distancia que salir a hablar con las organizaciones y personas que viven en su propio pueblo. Eso lo puede hacer el Frente Amplio y lo pueden hacer los partidos de la coalición. Esas son las cosas que hay que conservar. Es que generar condiciones de convivencia también supone dar señales de convivencia entre quienes hoy nos toca presidir los partidos”. 

Pablo Iturralde

El presidente del Directorio del Partido Nacional fue otro de los dirigentes políticos que habló con los medios. Comenzó diciendo que fue un encuentro positivo, “en el que se habló de temas de la democracia y la convivencia. Debemos valorarlo particularmente, sobre todo pensando en que esto puede haber sido una especie de punto de inflexión con determinadas actitudes políticas”.

Pero luego, el dirigente nacionalista manifestó que “sentimos que desde la última campaña electoral, hubo muchas cosas que no se ajustaban a la verdad. Se dijeron cosas de mucho enfrentamiento. La noche de la segunda vuelta en noviembre de 2019 no se reconoció el triunfo del Partido Nacional, y luego vino toda la etapa de la pandemia que todo el país ya conoce, con caceroleos, comentarios sobre que los CTIs iban a estar desbordados, hablando de muertes evitables y toda una serie de cosas que crispaban a la gente”.

“Ahora, esta actitud para nosotros es nueva, positiva, y ojala que se pueda sostener en el tiempo. Creo que va de la mano con hacer algunas cosas que son importantes. Por ejemplo, en la campaña por la Ley de Urgente Consideración (LUC), hubo agresiones en el Cerro, y hay que repudiarlas, no se hizo en su momento. El otro día se rompió un vidrio del vehículo que trasladaba a Robert Silva en el Cerro, nos parece importante repudiarlo. La noche del 27 de marzo, del referéndum por la LUC, tampoco hubo reconocimiento del triunfo, y yo creo que todas esas cosas contribuyen a que se crispe el clima”, dijo. 

“Por eso valoramos tan positivamente esto. Vemos que hay un cambio de actitud, una nueva impronta, en cómo vamos a tratar, nos parece que debemos proyectarlo en los consensos importantes. Se nos habló de la ley de financiamiento de los partidos políticos, nos parece bien, se está trabajando en eso, pero también hay otras cosas que tenemos que hacer. Hay que trabajar por el consenso de la reforma de la seguridad social, que todos sabemos que es clave, y todo eso es importante para los consensos políticos”, explicó Iturralde.

Comentó el líder nacionalista que “la reforma educativa es muy importante”, y tenemos que llevarla adelante. “Y hay que decirle también, a los movimientos sociales, cuando están en la calle, cuando tienen algunas actitudes como por ejemplo las ocupaciones o los agravios, hay que decir que eso está mal. Tiene que haber otra actitud del sistema democrático, y yo confío en que haya un cambio de actitud del Frente Amplio”. 

En tanto, cuando se le preguntó a Iturralde si el Frente Amplio era el único partido responsable en las diferencias y los ida y vuelta con el gobierno, respondió que “acá no se trata de que haya un único responsable. Siempre en las discusiones políticas todos levantan el nivel de enfrentamiento, pero lo que parece claro es que tenemos que contribuir entre todos. Yo señalo las que a mí me parece que se pueden hacer desde el otro lado, desde el lado nuestro hemos tratado de tener actitudes destacadas. Por ejemplo, tenemos un presidente de la República que ha convocado a todos los partidos políticos permanentemente. Al Frente Amplio durante la pandemia y por el TLC con China. Esa actitud de abrirnos entre todos, es lo más importante Que todos podemos cometer errores, por supuesto. Solo que a veces se marcan más los errores del lado nuestro. Siento que a veces nos ponen más en el foco”, afirmó.

Julio María Sanguinetti

El secretario general del Partido Colorado, el expresidente Julio María Sanguinetti, dijo a los medios que “el presidente del Frente Amplio nos invitó a una reunión en la cual lo que vale fundamentalmente es el gesto, es decir, el testimonio de que, cuando alguno de los partidos siente que el debate político va más allá del juego democrático, más allá de la confrontación de ideas y actitudes, esté en la condición de llamar, convocar y de hablar. Me parece que la democracia es esencialmente un dialogo, y esto es la expresión de ello”. 

“Nosotros venimos en ese espíritu a conversar, el debate político está en el Parlamento, las leyes son la conjunción del poder Ejecutivo con el Legislativo, y ese es el escenario natural de la vida democrática. En nuestro caso como partidos, lo que podemos hacer desde nuestro ángulo y perspectiva, y desde nuestras militancias, tratar de contribuir justamente a que el debate democrático sea eso”, explicó el dirigente colorado.

Consultado sobre si el debate democrático se puso áspero en algunos temas e instancias, Sanguinetti respondió que sí, en algunos momentos y episodios sí. Fundamentalmente en “los notorios excesos gremiales en el terreno de la educación, por ejemplo, y si bien no exclusivamente del terreno político, son la consecuencia natural del debate político. Y ese tipo de cosas son claramente son las que tenemos que tratar de aislar para que no distorsionen el debate político. Por ejemplo, pintar la casa de un jerarca es muy grave desde el punto de vista simbólico e institucional. Lleva las cosas al terreno personal. Esas son las cosas que tenemos que tratar de evitar los partidos políticos”. 

Sanguinetti recordó de que en la vida democrática, “los partidos políticos son entidades abiertas. No son batallones a los cuales se les puede dar la orden. Pero me parece que sobre todo el tema está en el Parlamento, y en la calle y en la vida sindical. Ese es el tono. Los partidos no estamos en la calle tanto como si los episodios relativos a la vida sindical”, y señaló que “luego está el debate parlamentario, que debe tratar de no personalizar, de no ir al ataque personal. Hay episodios que han ocurrido, de un lado y del otro, porque podríamos hacer una colección de agravios recíprocos que no conducen a nada. Pretendemos que este gesto sea una pausa, y de algún modo una exhortación hacia un debate lo más levantado posible”. 

Pablo Mieres

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, en nombre del Partido Independiente consideró que “siempre es importante que los partidos políticos tengamos intercambios, sobre todo para enviar mensajes que implican la ratificación de la importancia de un sistema político fuerte y con partidos fuertes, y que a la vez tengamos la capacidad “escaramuzas” con niveles de ataques. “Una cosa es el combate de ideas, la contraposición de ideas, donde hay diferencias importantes, sobre las políticas a impulsar, y otra son los ataques personales. Es bueno siempre tener estos encuentros”.

Mieres agregó que “creo que el clima social en la ciudadanía es de tranquilidad, muy lejos de cualquier grieta. La ciudadanía vive un momento en donde el país tiene sus problemas, pero está transitando por un escenario donde la paz social es dominante. Quizás en la cúpula política a veces hay salidas de tono, y cuando cualquier a de los partidos entiende que hay que conversar para bajar la pelota, estas reuniones son vistas son bienvenidas y siempre útiles”.

El jerarca reconoció que entre el gobierno y la oposición hubo y hay diferencias importantes, sobre las políticas a impulsar, y otra cosa son los ataques personales. “Eso es lo que puede generar a veces un clima inapropiado. Pero desde el Partido Colorado recordamos que vivimos en un país democráticas, con libertades planes y con capacidad de encontrar los caminos políticos para resolver las diferencias.

“Nunca está de más generar este tipo de gestos que ayuda a fortalecer los valores que Uruguay ha cultivado y que tiene que seguir cultivando. Con respecto a otros temas, afirmó que habló acerca la instancia de ayer no fue pensada para realizar acuerdos específicos, dijo el secretario de Estado, quien confirmó que se habló de la ley de financiamiento de los partidos. “No hubo ningún tema sustancial más allá de este”.

Guillermo Domenech

Por su parte, Guillermo Domenech dijo a la prensa a modo de balance primario que es que Uruguay, afortunadamente, sigue transitando por un camino que nos ha identificado en el mundo político, y donde los líderes y partidos políticos pueden sentarse alrededor de una mesa a discutir los problemas del momento, cosa que no es muy común en el resto del concierto sudamericano. Así que en Uruguay siguen existiendo partidos políticos que aunque sosteniendo ideas diferentes, son capaces de dialogar”.

El representante de Cabildo Abierto dijo que la iniciativa del Frente Amplio le pareció “muy correcta” y “contribuye a generar en el debate político una controversia de ideas sin personalizar, sin bajar al campo del agravio personal. Es lo que ha practicado durante estos dos años y medio Cablido Abierto, que en ningún momento ha llevado la agenda política a las diferencias personales. Podíamos haber aprovechado muchas circunstancias que podían haber dado lugar a una conducta distinta”.

Con respecto a denuncias cruzadas por parte de los distintos partidos en diversos temas, Domenech respondió que eso entra dentro de la responsabilidad de los dirigentes y de las colectividades políticas. “Nosotros hemos actuado en consonancia con el espíritu que se conversó hoy, desde el primer día que asumimos en el Poder Legislativo. No se puede indicar ninguna acción de Cabildo Abierto que bajara al campo de la confrontación personal”. 

En otro orden, Domenech rechazó la versión de que Cabildo Abierto esté “trancando” el tema de la financiación de los partidos políticos. Agregó que por razones del número de representantes, el partido no puede “trabar” ninguna iniciativa, y comentó que se trata de un proyecto de ley que está siendo discutido en la Cámara de Representantes, y entre los temas abordados se analiza si se debe ser un financiamiento solo estatal o si se debe aceptar un financiamiento privado. 

Reunión Argimón-Pereira

Acerca del encuentro con la vicepresidenta de la República, que fue en su despacho sobre la hora 10, Pereira manifestó que “con ella tenemos un vínculo desde cuando ninguno de los dos aspiraba a ser dirigente político, y estábamos en otras actividades. Puso el Parlamento a disposición para todo lo que el Frente Amplio quiera plantear, a las órdenes para mantener un dialogo abierto”.

“Se mostró muy interesada de que de alguna manera se reduzca la virulencia en el debate político, de forma tal que nos planteó su aprobación a esta convocatoria y su apoyo personal. Fue un dialogo interesante”, sostuvo Pereira. 

Lacalle Pou: «En Uruguay, la sangre no llega al río»

El presidente Lacalle Pou fue consultado sobre la reunión que se realizó este martes en el Parlamento entre los líderes de los partidos políticos con el objetivo de mejorar la convivencia democrática en momentos en que sube el tono de las críticas y la confrontación entre el oficialismo y la oposición.

Lacalle Pou aseguró en rueda de prensa que hay “muchas más reuniones” de las que los medios de comunicación se enteran, y destacó que en Uruguay “la sangre no llega al río”.

“Lo que pasa a veces es que los posicionamientos políticos hacen que uno junte un poquito de coraje, que se envalentone y levante dos tonos. A mi personalmente no me parece bueno, pero después, sabemos que en Uruguay la sangre no llega al río. Sabemos que en las cosas importantes se cuida la institucionalidad”, dijo el presidente.

Consultado acerca de si Uruguay está lejos de la crispación política que se vive en Argentina (donde días atrás intentaron matar a la vicepresidenta Cristina Kirchner), Lacalle Pou respondió que sí.

“Pero (estamos) años luz, años luz, nada que ver, nada que ver en varios temas”, aseguró.

Volviendo a la reunión de líderes partidarios que se realizó en el Parlamento, el mandatario dijo que

“toda reunión que trate esto, el que la convoque, el que la organice, está buena, ahora, que no quede en una reunión”. “Yo creo que en esas reuniones, cada uno tiene que ir previamente mirándose al espejo”, agregó.

2 Comentarios

  1. Conejo negro, falso, hipócrita, mentiroso, un perfecto FA rsante…. Ahora quiere pasar por «buenito» es un soberano HDP todo ello aprendido en sus posgrrados de pichi nete, el perfecto sindi garca devenido en «director de orquesta» Defendiste a todo cagador, el charles, raulito en su momento, gordo centoya…… PERO NO HAY QUE PREOCUPARSE TODO ESO SE PAGA, LA VIDA NO PERDONA…..

  2. Sr. Dir. del Diario Ĺa Rca: Ud que tiene la autoridad necesaria, ¿por qué no le recuerda a aquellos que atentan, con sus agravios e insultos personales, que eso va en contra de una convivencia pacífica? NO sería coartar la libertad
    de expresión, sino solo una INVITACIÓN a sumarse a los que buscan mantener al Uruguay alejado de ciertas prácticas que no favorecen dicha convivencia, sino que por el contrario hacen descender el nivel de una comunicación madura, seria, equilibrada y respetuosa. Propongo una respuesta-invitación en el mismo Diario, a continuación de quien no ha comprendido lo que se busca con ésta reunión de líderes partidarios.
    Saludo a Ud muy atentamente

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales