Crean los molinos de vientos que generan energía, pero sin las aspas

Se trata de un invento español, que ha comenzado a usarse.

La energía eólica es una de las alternativas más potentes para la descarbonización de la energía. Sin embargo, también presenta problemas, sobre todo por el taamño de los generadores y sus aspas, que acaban con la vida de miles de aves protegidas todos los años. Sin embargo, todo esto puede cambiar gracias a un invento español. Se trata de un molino eólico que, simplemente, no tiene aspas.

Según explica Jorge Piñero, del departamento de marketing de Vortex, emprea que fabrica el nuevo artefacto, los aerogeneradores que carecen de las características palas, son una opción que ya ha llamado la atención de las empresas (públicas y privadas) así como de centros de investigación, ya que puede ser una opción para la microproducción de energía y un complemento a la instalación de paneles solares en todo tipo de edificios para el autoconsumo.

De hecho, ya se están instalando en algunos edificios.

Los aerogeneradores de Vortex sacan partido de la energía del viento, pero desde una aproximación totalmente diferente a los molinos. En lugar de las aspas, lo que se mueve accionado por el viento es su mástil, que oscila ligeramente para así generar energía.

Según explica Piñero, el viento suele hacer ondas en el aire (de ahí que veamos a las banderas ondear y ‘dibujar’ formas en el aire). «Cuando el aire o el agua pasan por una estructura circular (como es el caso de los ‘postes’ de Vortex), se crean vórtices en el recorrido. Cuando la frecuencia de aparición de éstos coincide con la frecuencia de resonancia de la estructura, ésta comienza a absorber la energía», detalla.

Con una serie de procesos físicos más complejos, Vortex ha conseguido unas eficiencias de conversión de energía cinética del aire muy altas. En este punto, cabe señalar que el límite del vórtice está en el 40%. A partir de ese momento, los aerogeneradores se paran.

A modo de comparación, los molinos convencionales, llegan a un tasa de 49%. “Nosotros estamos aún lejos de conseguir esas eficiencias tan perfectas, y es la consecuencia de que la eólica tradicional lleve 60-80 años de perfeccionamiento donde nosotros llevamos 10”, explican desde la empresa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad