/

Crecimiento y distribución simultánea: se puede

Los mitos que destruimos

Uruguay
Foto: Vanni Gonzo

En la columna pasada hablamos de la política de deuda pública del FA y su capacidad para reperfilar en monto, en impacto sobre el PBI y en su perfil hacia una deuda pública sustentables.

Hoy queremos abordar otra perspectiva de los 15 años que se refiere a las relaciones entre crecimiento y distribución y a las relaciones entre salario y empleo.

Tiene como objetivo, algo que ya he comentado en otras columnas aquí hace un largo tiempo, que se refiere a destruir los llamados “mitos de la economía”.

En esta nota al menos hay dos mitos que quisiera poner en debate, en especial porque los DOS vuekven a ser planteados como ejes de la política económica estos años.

Los mitos son:

PRIMER MITO: PRIMERO HAY QUE CRECER PARA DESPUÉS DISTRIBUIR.

SEGUNDO MITO: QUE EL AUMENTO DE SALARIOS, LAS REGULACIONES LABORALES Y LA MEJORA EN LAS CONDICIONES DE TRABAJO, PROVOCABA UNA REDUCCIÓN DE EMPLEO. QUE HABÍA QUE ELEGIR ENTRE AUMENTAR SALARIOS O CREAR EMPLEOS.

CRECIMIENTO Y DISTRIBUCIÓN

En los periodos de crecimiento anteriores a los 15 años del gobierno del FA (1973 a 1981 y 1985 a 1998) la economía creció y sin embargo la distribución del ingreso empeoró en el primero de esos periodos y estuvo estancada en el segundo de esos periodos. Por ello es necesario mostrar lo que pasó desde 2005 a 2019. Hay muchas formas de medir la distribución, pero en todas ellas el punto clave es la evolución de los salarios y en particular lo que sucede con el Salario Mínimo Nacional.

El cuadro 1 nos muestra la evolución del PBI y de los salarios en ese periodo. Y nos muestra dos cosas. Primero que mirado en la perspectiva de todo el periodo, hay un crecimiento tanto del Producto como de los salarios. Lo segundo es que dichos cambios se dan desde el inicio del crecimiento del PBI, es decir es simultáneo el crecimiento de ambos y no se espera a un supuesto derrame mas adelante.

La otra perspectiva de la distribución se refiere al llamado Indice de Gini que mide la desigualdad de los ingresos en los hogares. Ese indice vale 0 con reparto igual entre los hogares y vale 1 con concentración total en un solo hogar. O sea mejora la desigualdad cuanto mas se reduce y por ende más se acerca a 1.

Obviamente en el primero de los periodos de crecimiento previos al FA ya aludidos el Indice de Gini empeoro, pero también empeoro en el periodo de crecimiento de los años 90 aludido también.

El gráfico 2 nos muestra la evolución del indice de Gini en estos 15 años.

Como vemos en el gráfico el Indice de Gini acumulado se reduce en un 16%, pero es claro que esa reducción es 13% (un 85% de la reducción total) en el segundo periodo de gobierno del FA, por lejos el que impactó más en la distribución del ingreso, incluso en el tercero empeoró levemente.

Las razones de este proceso simultáneo de crecimiento con distribución pueden encontrarse todas ellas en la política pública, Es claro que el interregno entre crecimiento y distribución solo es posible por la acción del Estado, Las fuerzas del mercado por el contrario generar concentración de los frutos del crecimiento.

Cuales son las políticas que mas inciden en este crecimiento?

Según los estudios realizados tanto a nivel nacional como internacional podemos encontrar cuatro fuentes fuertes de la transformación del crecimiento en distribución.

Primero la política salarial, en particular el aumento del salario mínimo real (gráfico 3) los aumentos diferenciados para salarios más bajos tanto en el sector público (educación, salud y policía) como en le sector privado (plus diferencia desde 2010 y potente hasta 2013) en los lineamientos salariales en el sector privado.

Segundo, las reformas estructurales que permitieron un acceso diferencial a bienes sociales con menores costos y mayores beneficios para los ciudadanos. En particular , fue de gran impacto la reforma de la salud.

Tercero, la reforma tributaria en particular la sustitución del IRP por el IRPF que generalizó su aplicación, incorporó a rentas del capital y de los honorarios profesionales y cambio tasas fijas por tasas progresionales.

Cuarto, el Plan de Equidad, en particular la creación de las nuevas asignaciones familiares.

SALARIOS Y EMPLEO

El otro mito es que no podían crecer salarios y empleo al mismo tiempo.

El cuadro 1 nos trae los datos de personas ocupadas en el estos 15 años, aunque por razones de cambio de metodología de la encuesta de hogares colocamos los datos de 2006 a 2019.

Es claro que el importante aumento del empleo en estos años. 260 mil empleos se crearon entre 2006 y 2014, a los que debemos sumar los creados en 2005 y el propio 2006, sumando entonces 300 mil puestos de trabajo. Luego entre 2015 y 2019 se destruyeron 50 mil, lo que significo que en los 15 años se crearon 250 mil puestos de trabajo. Ello fue en un contexto de crecimiento del salario real de más de 60%. Por ello es claro que la estrategia de trabajar sobre la mejora del salario y el empleo simultáneamente no tuvo efectos destructivos sobre el empleo, mirado globalmente el periodo de crecimiento económico de los 15 años.

No hay que optar entre salario y empleo. Pueden crecer los dos simultáneamente.

Y ello lleva a que la masa salarial (salarios y empleo juntos) crezcan y crezcan mas que la riqueza creada y por ellos se genere un proceso de distribución del ingreso en favor de la clase trabajadora.

5 CONCLUSIONES

Los 15 años del gobierno del Frente Amplio generaron condiciones para crecer y distribuir al mismo tiempo generando un cambio en las relaciones económicas en favor de los trabajadores

Si bien esta nota esta centrada en los temas económicos (salario y empleo) los cambios en favor de los trabajadores tuvieron ademas un componente cualitativo de mejora en los derechos y de apoyo a su menor poder en las relaciones económicas.

Estas mejoras tuvieron un factor clave en la política pública que amortiguo los efectos concentradores del desarrollo capitalista de mercado e incluso permitió un avance importante en el terreno de la distribución y el acceso a condiciones de vida.

Estas mejoras estuvieron fuertemente concentradas en los primeros 10 años de los 15 de gobierno y en particular el mayor y relevante aspecto distributivo estuvo en el segundo gobierno del Frente.

Finalmente, es claro que estas mejoras distributivas estás empeorando en estos dos años recientes pues ha cambiado el eje de la política como he desmotrado en otras columnas, pues el sentido del gobierno es favorecer a los sectores más ricos y concentrados del capital.

3 Comentarios

  1. Somos todos pobres en Uruguay, nadie gana un mango… poca oferta, poca calcification y much regulation…todo organized para el funcionariado

Deja una respuesta

Your email address will not be published.