Damiani criticó la gestión de Ruglio y el actual presidente de Peñarol le contestó

El exprediente "mirasol" acusó al actual de "desarmar" lo heredado y Ruglio dijo que él nadie "le regaló nada"

Este viernes hubo un cruce entre el expresidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, y el actual líder directivo del equipo, José Ignacio Ruglio. El intercambio se generó luego de que el primero criticara la gestión del actual presidente, lo que hizo que este último reccionara.

Damini dijo a 100% de Sport 890 que Ruglio «todo lo que tiene lo heredó y ha desarmado gran parte de esa cosa, lo que a mí me duele enormemente. Tenía la gran posibilidad de ponerse bajo el brazo y apañar a mucha gente de experiencia que tiene en el club y no lo ha hecho”.

En lo referido a la función del “hombre de consulta” que iba a asumir tras perder las elecciones en el 2020, acotó: «El único consejo que le di, y creo que no lo tomó, es que pensara en grande. El presidente de un club grande tiene que pensar en grande. Son distintos estilos de conducción”.

El gramado del CdS y «el relato»

Damini también se mostró crítico con el estado actual del Campeón del Siglo, de cuya condición actual responsabilizó a la directiva. “El césped del Campeón del Siglo te demuestra una visión, y para todo hay un relato. Está muy mal por un mal uso de la cancha, pero me han contado que el secretario general (Evaristo González) dijo que es un problema con el sol. ¿Pero cómo? ¿Cambió el sol? Si en seis años fue un billar”, cuestionó.

“Ahora dicen que Peñarol no tiene otras canchas, cuando debe ser la institución que tiene más canchas. Tiene cinco o seis en el Centro de Alto Rendimiento, tiene Los Aromos, Las Acacias y el Campeón del Siglo. Es un relato que todo lo justifica”, añadió.

La salida de Larriera

Para Damini la salida del Mauricio Larriera como técnico debió darse antes de su renuncia, la cual tuvo después del periodo de pases, lo que él no entendió. “Si sos tan amigo (del técnico) como decís, lo tenés que convencer de que se quede.

Respecto a la presentación de Leonardo Ramos al plantel, opinó que fue “una actuación” y que “continuamente es una puesta en escena”. “Es como si una pareja se separara y después le presentara al nuevo marido. Me dio la sensación de que para Larriera era una bendición irse”, subrayó.

Los Aromos

“Para mí no hay que estar en Los Aromos. El presidente es el presidente, el técnico es el técnico y los jugadores son los jugadores”. “Hay que llenar al club de los mejores, no de Peñarol. Si son de Peñarol, mejor. Nosotros tratamos de llevar a los mejores en cada área, no de llenar a Peñarol de Peñarol. Con ese criterio, ponía a mi madre a manejar mis empresas. No funciona así, pero lo digo con humildad”, concluyó.

«Mi sueño es tener lavadero… de autos», dijo Ruglio

La respuesta de Ruglio no tardó en llegar, puesto que pocas horas después de las fuertes críticas de quien anteriormente ocupó su puesto, el máximo directivo «carbonero» le «devolvió la cortesía» en varios estados publicados en su WhatsApp.

“Siempre fui un tipo de vivir sencillo y de ganarme las cosas sin que mi padre me regalara nada”, comenzó escribiendo el máximo dirigente carbonero. “Me dejó la enseñanza de laburar. A veces me fue mejor y otras no tanto”, inició Ruglio.

“Mi único sueño grande fue el de ser presidente de Peñarol, que por suerte a ‘Nachito’ se le dio, enfrentándose solito a un montón de gente con el único objetivo de ordenar el club, volverlo un club más humano y cuidar el dinero de Peñarol más que el mío propio”, agregó el presidente.

“Y darle alegría a la gente, que por suerte en 19 meses hemos festejado bastante. Así pienso seguir, con una vida común y feliz con eso. Solo espero algún día cumplir mi otro sueño, que es tener un lavadero… de autos. Sencilla vida la del laburante, simple mi sueño”, añadió sobre las 11:48 horas del viernes.

«Ahí estoy, cualquier cosa me buscan»

Tres minutos después publicó otro estado: “Siempre fui un tipo de vivir sencillo y de ganarme las cosas sin que mi padre me regalara nada. En la misma tribuna a la que voy desde el año 90 y a la que voy a seguir yendo luego de terminada la presidencia, porque Peñarol es mi vida, no mi negocio”.

Por eso las dos elecciones que perdí seguí yendo a ver al Amor de mis Amores. No todos vivimos igual. Ahí estoy, cualquier cosa me buscan ahí”, sentenció el actual presidente de Peñarol.

4 Comentarios

  1. Mafiani es terrible calandiria pertence al clan de los 4 viviyos que no solo sangraron y sangran al club que presidio sino que tambien lo hacen con el uy ( Panama Paipers) eso si tiene un ejercito de alcahuetes que le chupan la gar… entre esos mamaderas estan los dinosaurios ( da siveira, kesman, y julio rios)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.