Desde la Udelar advierten que varias licenciaturas no podran iniciarse si se elimina el Fondo de Solidaridad

Las facultades que más aumentaron su inscripción fueron la de Medicina y Psicología, siendo el 50% de los nuevos ingresos jóvenes del interior.

Se realizó una Jornada de diálogo por presupuesto universitario con una mesa académica, dónde se analizó lo que implica la Rendición de Cuentas para la Udelar.

Fernando Miranda, decano de la Facultad de Artes e integrante del Área Social y Artística, dijo que «una prueba del aprecio, el valor y el buen concepto que la sociedad uruguaya tiene de la Udelar son los casi 150.000 estudiantes que hoy se forman en la institución y el aumento de las inscripciones año a año». Hizo un llamado de atención acerca de que el país gasta cuando tiene dinero y ahorra cuando no tiene que es el momento en el que más se necesita que gaste y todos sabemos por dónde se ajusta». 

Miranda hizo referencia a la eliminación del adicional del Fondo de Solidaridad, que se maneja en la Rendición de Cuentas y entiende que más allá de compensar estos fondos es necesario atender la capacidad de hacer uso de ellos. 

Sostuvo que la importancia de esto para el Área Social y Artística de la Udelar, se refleja en que cuatro de las seis facultades que la integran: Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE), Artes, Ciencias Sociales e Información y Comunicación (FIC) tienen más de un 25 % de sus gastos de inversión y de funcionamiento asociados al adicional del Fondo de Solidaridad. Señaló que otro de los aspectos importantes en los que repercute el recorte presupuestal es el sistema de becas de la Universidad e indicó que con los montos asignados en el presupuesto, la Udelar solo puede satisfacer el 43% de las becas solicitadas. 

Si se produce el recorte dijo que varios proyectos no se podrán realizar. Entre ellos una Licenciatura en Administración de Sistemas que se dicta en la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración que no se puede iniciar y tiene alrededor de 400 personas interesadas en cursarla. Otro de los planes que no se podrá realizar son los créditos que se otorgan en el interior del país en la formación de Contador, que se financia con ahorros de la propia FCEA. 

Tampoco se podrá financiar la Licenciatura en Administración en el Centro Universitario Regional del Este ni se podrán iniciar la Licenciatura en Ingeniería de Medios, que la Facultad de Información y Comunicación tiene aprobada desde hace cuatro años. Tampoco la Licenciatura en Psicopedagogía, formación conjunta de la FHCE y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). Asimismo, quedan sin fondos para desarrollarse tecnicaturas universitarias en Teatro y Corrección de Estilo y se discontinúa la Tecnicatura en Museología, porque no había forma de sostenerla, indicó. 

Sin integración al SNIS

Por su parte Mariana Seoane, decana de la Facultad de Odontología, explicó que es el centro de referencia para la gran parte de la población uruguaya en salud bucal y concentra alrededor de 200 unidades odontológicas, pero no se integra al Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) y no constituye un prestador formal. 

Esto hace que la sociedad aporte al SNIS y quienes opten por los servicios de la Facultad tengan que volver a aportar para cubrir los costos que hay que afrontar porque la institución no cuenta con un presupuesto específico para mantener la atención de salud de los usuarios. 

Entiende que debemos retomar permanentemente las discusiones ideológicas que apunten a qué es lo que queremos como Universidad pública. «Cada vez que hay recortes presupuestales hay reajustes y alguien va a tener que afrontar esos costos. No me parece que los deba afrontar nuevamente la sociedad, no es justo», sostuvo.

Subrayó que en el Área Salud, el vínculo con la sociedad es permanente: nos formamos para la sociedad, desde la sociedad y con la sociedad «porque somos partícipes de todo el proceso de formación a través de las prácticas estudiantiles», expresó. Resaltó que la solicitud presupuestal que realizó la Udelar en este período es medida, austera, entiende la dificultad social y la problemática del país y prioriza las áreas en las que no se pueden recortar fondos». En ese sentido, destacó que «el Área de Salud colocó en primer lugar las necesidades presupuestales del Hospital de Clínicas. Esa apuesta no es solamente para formar profesionales sino también para salvar vidas y el Hospital de Clínicas responde», afirmó. 

El decano de la Facultad de Psicología, Enrico Irrazábal, apuntó que «según la lógica de esta mesa académica el proyecto histórico más prolongado, importante, de mayor desarrollo cultural, de conocimiento y científico, es la Universidad de la República». «La Udelar es un problema político nacional, porque en la institución continúa encontrándose alrededor del 80% de la capacidad de producción de conocimiento de este país, lo que quedó demostrado durante la pandemia», aseveró. «Hubiera sido imposible para este país haber abordado la pandemia sin la Universidad de la República. La Udelar no es la moneda que sobra, es el mayór proyecto cultural de conocimiento y científico del país en su historia», sostuvo.

Resaltó que las Facultades que más aumentaron su inscripción fueron la de Medicina y Psicología y que en ellas más del 50% de los ingresos son del interior y primera generación de universitarios. «Los sectores más pobres están accediendo a la Universidad», afirmó. Entiende que estos datos visibilizan una movilidad social, que no responde solo al dinero sino a todas las estrategias y relaciones sociales que las personas establecen. «Poder ingresar a la Universidad te da una serie de recursos de todo tipo para la resolución de problemas», subrayó.

En la mesa académica participaron Graciela Carreño, coordinadora de la Unidad de Apoyo Académico de la Comisión Coordinadora del Interior de la Udelar y ex directora del Centro Universitario Regional Litoral Norte; Mariana Seoane, decana de la Facultad de Odontología e integrante del Área de Ciencias de la Salud; Fernando Miranda, decano de la Facultad de Artes e integrante del Área Social y Artística; Álvaro Mombrú, decano de la Facultad de Química, vicerrector de la Udelar e integrante del Área Tecnologías Ciencias de la Naturaleza y del Hábitat y Enrico Irrazábal, decano de la Facultad de Psicología e integrante del Área Ciencias de la Salud.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales