Detectan en Argentina 24 casos de viruela del mono: Buenos Aires y Córdoba los más afectados

Todos son hombres con un promedio de edad de 36 años, con un máximo de 47 y un mínimo de 24 años.

Una muestra microscópica de la denominada viruela del mono.

El Ministerio de Salud de Argentina, mediante un comunicado, confirmó 24 casos de viruela del mono. Según señalaron, hasta al 27 de julio, se reportaron 24 casos en total, de los cuales: 13 se notificaron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 6 en la provincia de Buenos Aires, 3 en Córdoba, 1 en Mendoza, y 1 en Santa Fe. En lo que se refiere a los afectados, la cartera sanitaria destacó que “el 100% de los casos de la Argentina son de sexo masculino, con un promedio de edad de 36 años, habiendo casos con un máximo de 47 y un mínimo de 24 años”.

Con un aumento de 6 afectados desde el lunes, momento en que se difundió el nuevo Boletín Epidemiológico, la Ministra de Salud, Carla Vizzotti, mantuvo un encuentro con expertos en la sede de la cartera sanitaria para analizar la situación nacional e internacional en relación a la viruela símica y consensuar un plan de acción. 

“La idea de esta reunión es analizar el estado de situación actual, pensar en conjunto diferentes tipos de estrategias y escuchar recomendaciones concretas en función de la evidencia científica y nuestra situación epidemiológica”, aseguró Vizzotti, quien agregó que es fundamental la mirada de los distintos actores para “enriquecer y fortalecer nuestro plan de acción”, según señalaron en el comunicado.

En ese tono, destacó la necesidad de implementar todas las “lecciones aprendidas durante la pandemia de Covid-19 que ayudaron al fortalecimiento de los laboratorios”. “Hay que trabajar con la ANLIS-Malbrán y las distintas jurisdicciones para realizar capacitaciones y entrenamientos en todo lo que se refiere a diagnóstico y laboratorio, con el objetivo de descentralizar en forma gradual y oportuna estas tareas”, señaló Vizzotti. A su vez, la ministra consideró que es muy importante que los equipos de salud cuenten con la actualización de los procesos de toma de muestra de casos sospechosos, de manejo clínico y aislamiento de los casos, y en la generación de documentos técnicos sólidos. Por lo cual señaló: “Tenemos que trabajar en forma conjunta con la sociedad civil y la comunidad para difundir la información sobre esta enfermedad con un lenguaje claro, sobre todo acerca de las medidas de prevención”.

Por último, acordaron impulsar estrategias para “fortalecer la vigilancia epidemiológica, trabajar junto a las jurisdicciones para la descentralización del diagnóstico, capacitar a los equipos de salud, generar acciones de información para la sociedad y continuar con las reuniones con los diferentes actores involucrados. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.