Diego Godín ya apunta a Portugal: “En un torneo tan corto no hay tiempo para lamentos”

“Tenemos para crecer y para mejorar mucho más. Uruguay tiene calidad y jugadores para dar bastante más” dijo el capitán con optimismo.

“Nos costó al inicio. Tuvimos muchas imprecisiones y perdimos muchos duelos, que eso es nuestro fuerte. Eso nos hizo no poder salir con claridad, más allá de algún contragolpe y alguna pelota quieta”, analizó Diego Godín capitán de la Celeste tras el empate 0-0 en el debut ante Corea.

precisos. Ellos se cerraron bien y nosotros no encontramos los caminos y abusamos del pelotazo largo, que era un arma para buscar la profundidad y sorpresa”, agregó.

De cara a lo que viene, dijo que “ahora queda trabajar y pensar en el próximo partido”. “En un torneo así de corto no hay tiempo para lamentos ni mucho menos. Solamente hay que corregir y ocuparnos de las cosas que podemos mejorar”, añadió.

“Tenemos para crecer y para mejorar mucho más. Uruguay tiene calidad y jugadores para dar bastante más. A seguir trabajando y a pensar en el próximo partido que todavía es largo”, concluyó el zaguero pichonero de 36 años.

Por su parte, Federico Valverde dijo que “A nivel físico terminé bien junto a todos mis compañeros. Lamentamos mucho no haber conseguido la victoria, que era lo importante hoy, pero por lo demás felicito a cada compañero que ha dejado todo y ha hecho un sacrificio enorme. Si seguimos así de unidos vamos a lograr grandes cosas”, destacó el Halcón, quien estuvo a punto de abrir el tanteador a los 89’ con un derechazo que pegó en el ángulo.

“Uno siempre se imagina cuando le pega que va a entrar”, dijo sobre ese disparo. “No tuve la suerte de otras veces, pero parte del fútbol es seguir mejorando y creciendo como jugador y como persona, y seguir insistiendo. Hoy me quedaron dos jugadas; en una le pegué tan mal que se la pasé a Facundo [Pellistri] y en la otra le pegué bien pero no se dio. Debo seguir insistiendo e intentándolo más arriba”, reflexionó.

Valverde reconoció que “en el primer tiempo el rival movió mucho la pelota” y que a Uruguay le “costó presionar y llegar a los volantes para poder colaborar con los delanteros en esa presión”, de forma tal de poder “recuperar la pelota más arriba, por lo que nos fueron metiendo muy atrás”.

“En el segundo tiempo creo que hicimos un buen partido. A veces, como no encontramos los espacios atrás de los volantes de ellos, tocamos demasiado o muy atrás, y a veces sin sentido. Eso es culpa nuestra, de los volantes, porque la pelota tiene que llegar más arriba y mejor”, reconoció.

El mediocampista del Real Madrid lamentó que el balón llegó a los delanteros “con envíos largos y buscando segundas jugadas”. “Con coraje, ganas, motivación e ilusión creamos más ocasiones que jugando. A veces hay que recurrir a otras herramientas. Hoy lo hicimos pero no encontramos el gol”, analizó.

“A los volantes nos gusta tener contacto con la pelota. Corea del Sur presionaba bien, se paraba delante y cortaba línea de pase. Tal vez faltó más movilidad de parte nuestra o de quien sea detrás de los volantes de ellos para crear más ocasiones”, añadió en su análisis del juego.

“En el segundo tiempo ellos se cansaron y encontramos muchos más espacios. Decidimos mal en determinadas jugadas que podríamos haber conectado o buscar paredes para llegar más adelante, pero nos apuramos, tiramos centros y buscamos balones largos. Creo que es normal, es un debut. A veces estamos tan ansiosos por la victoria que nos olvidamos de la paciencia en los últimos metros”, admitió.

Por último, consideró que “hay que seguir trabajando y puliendo determinadas cosas, que son poquitas”. “Estoy orgulloso de todo el equipo porque a veces se pierda entrega y sacrificio, pero nosotros lo tuvimos los 90 minutos”, concluyó.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna