Diputado Olmos: «El Frente Amplio tiene demasiados grupos, demasiadas opciones y eso dificulta la acción la política»

"El Frente Amplio tiene demasiados grupos, demasiadas opciones. Y eso dificulta la acción la política. Dificulta el trabajo del Frente Amplio. Y tiene consecuencias en la representatividad", plantea el diputado Gustavo Olmos (Fuerza Renovadora), para quien la conformación de un espacio seregnista ayuda a la simplificación de la interna de la fuerza política.

La atomización de la interna frenteamplista es una realidad que se notó como resultado de las elecciones nacionales que se repitió en las departamentales. Olmos consideró que dificulta el trabajo político y genera problemas de representatividad.

En contrapartida, afirma que la creación de un espacio seregnista ayudaría a simplificar la interna de la fuerza política, ayudando a «simplificar un mapa que es muy difícil» de entender.

La explicación de la fragmentación interna la encuentra en que ya no se necesita tener una concepción del mundo para armar una lista como ocurría en los tiempos de fundación del Frente Amplio. En la actualidad, pequeñas listas acumulan votos en sublemas, generando bancadas de Diputados muy diferente a las de Cámara de Senadores.

Olmos también reivindica el derecho a condenar al régimen de Nicaragua, manifestando que Daniel Ortega desvirtuó al sandinismo y lo reemplazó por un proyecto de perpetuación en el poder.

¿Cómo es el presente del seregnismo?

Seregni no tiene una teoría política que se pueda considerar seregnista, que se pueda invocar bajo ese título. Dejó una serie de ejemplos, de conductas y de formas de hacer política que muchos reivindicamos.

Y que muchos reivindicamos más allá del espacio este que después aparece como el espacio seregnista o que algunos lo llaman socialdemócrata. Le ponen distintos nombres.

Creo que hay un mundo ordenado alrededor del Movimiento de Participación Popular. Hay otro mundo ordenado alrededor del Partido Comunista; ahora en alianza con el Partido Socialista.

Tambíén hay otro mundo, entre los grandes mundos del Frente Amplio, que es ese que no importa el nombre pero que muchas veces es reconocido como seregnista.

Existe una responsabilidad histórica de quiénes estamos en este espacio de ayudar a confluir y de ayudar a simplificar un mapa que es muy difícil.

El Frente Amplio tiene demasiados grupos, demasiadas opciones. Y eso dificulta la acción la política. Dificulta el trabajo del Frente Amplio. Y tiene consecuencias en la representatividad.

Si uno mira el Senado y mira Diputados; al ser una circunscripción nacional en el Senado hay un equilibro bastante mayor que cuando uno mira en Diputados, donde el Movimiento de Participación Popular tiene 24 de los 42 diputados del Frente Amplio. Es mérito del MPP y también es carencia o debilidad de los otros por no tener la capacidad de agruparse y potenciar las respectivas votaciones.

Se da un caso concreto de un grupo que podría estar en el espacio seregnista que tiene dos senadores y ningún diputado en todo el país.

Claro, claro. Porque en realidad, llegan los dos senadores por un conjunto de listas, por muchas listas con poca votación individual pero que agrupadas terminan concretando esa posibilidad.

Y además porque en el Senado hay sublemas. Entonces en los sublemas se agrupa, se acumula votos entre distintas listas cosa que no sucede en Diputados.

En Diputados es lista contra lista. Y especialmente en el interior -olvidémonos un momento de Montevideo y de Canelones- En los demás departamentos básicamente lo que hay es un diputado, en algún caso dos, para todos los partidos…

Claro, en el 61 estaba el FIDEL, el Frente del Pueblo, Patria Grande y algún que otro sublema más. No más que eso.

No me acuerdo de los sublemas, pero había sí, 6 o 7 grupos: Partido Comunista, Partido Socialista, Partido Demócrata Cristiano, la 99, el grupo de Alba Roballo el grupo de Enrique Erro… me debe faltar alguno.

Por ejemplo, el partido Comunista estaba en el sublema Frente Izquierda de Liberación (FIDEL)

Claro. Una cosa bastante más ordenada y bastante más ideologizada. Es decir, muchas de esas corrientes representaban visiones del mundo con todo el bagaje teórico que eso tenía atrás y las consecuencias que tenía en una acción y en el alineamiento internacional, bueno, el posicionamiento internacional.

Hoy está bastante más desdibujado, no hay 30 o 40 formas de entender el país o de entender la izquierda o de entender el Frente Amplio. El proceso de fragmentación tiene que ver con otras cosas. Entre otras, con la caída del peso específico de lo ideológico. Hoy, no se precisa tener una concepción del mundo para tener una lista. Eso en los 60 o en el principio de los 70…

Era a la inversa…

Claro.

En breve, habrá debate sobre el tema de Nicaragua en Cámara de Diputados, como hicieron en el Senado ya. En algún momento Seregni habló de armar una especie de organización de partidos democráticos dentro de Sudamérica. Eso denota una vocación latinoamericanista de Seregni . Entonces, desde el punto de vista personal y si se quiere seregnista, o ¿Qué es más seregnista una posición de defensa de lo que pasa en Nicaragua o una posición de crítica como se dio en el Senado ahora?

No hay duda de que la posición debe ser de crítica a lo que pasa en Nicaragua. Pero esto no es una cosa nueva, ya hay una declaración que sacó el Senado en 2018. Impulsada, firmada, por varios senadores del Frente Amplio y que salió por unanimidad. Y donde Mujica dice que es una autocracia lo que está pasando en Nicaragua. Hay por lo pronto una degradación de un proceso revolucionario que fue guía, y que sembró mucha esperanza. Especialmente en la generación mía, que es la generación que en la salida de la dictadura, hace sus primeras armas en política.

Y que se sentía bastante más identificada con el sandinismo. Por su dirección colectiva, por su relacionamiento, por su integración del marxismo con visiones cristianas. Una experiencia con la cual nosotros, toda esa generación se sentía muy afín y que ha sido absolutamente traicionada por Daniel Ortega, cuyo proyecto político es la perpetuación en el poder. No hay duda que no es aceptable y que no puede ser considerado de izquierda ni revolucionario lo que está pasando en Nicaragua. Y en ese mismo sentido, se han expresado en estos días el Partido Socialista, envió una declaración, y varios más.

¿Cómo se sentiría Seregni hoy si viera que en varios países de Sudamérica y de Centro América existen fuerzas políticas llamadas Frente Amplio?

Esa pregunta de cómo se sentiría Seregni está complicada de responder. Pero creo que el Frente Amplio es una construcción de referencia. En el mundo es una experiencia inédita, por su duración, por su amplitud y por su organización.

Ni la Concertación chilena, ni ninguna de las organizaciones de ese tipo lograron armar lo que el Frente Amplio logró con los comités de base, la estructura de participación que integra a todos los frenteamplistas sectorizados o que son simplemente frenteamplistas y que no pertenecen a ninguno de los grupos. Yo creo que eso es un valor importante.

Los procesos de división se han sucedido en muchas de estas experiencias cuando son derrotados electoralmente; el Frente Amplio tiene fortalezas por las cuales eso no está pasando ni por asomo.

O sea el Frente Amplio pierde las elecciones, nos duele, tratamos de evaluarlo, pero no hay ningún activo de fractura o de cobro de cuentas cruzadas que sean la explicación de la derrota y que lleve a una división interna.

Nadie se plantea dejar al Frente Amplio o quebrar al Frente Amplio. Todo eso, es una experiencia bien interesante y que en el mundo es referencia. Y de ahí que salgan muchas organizaciones en otros países que eligen ese nombre porque de alguna manera están reconociendo un modelo a seguir adaptado a cada una de las realidad y cada uno de los países. O sea nadie va a hacer una copia mecánica de lo que sucedió en Uruguay en 1971 que probablemente, de hecho, no había sucedido antes. Y probablemente hubiera sido distinto si no hubiera cuajado en ese momento. Pero hay una… yo creo que motivo de orgullo, para todos los frenteamplistas, que nuestra organización sea considerada un referente a nivel mundial.

Para crear un espacio seregnista ¿Cuáles serían los 3, 4 o 5 puntos básicos que tendrían que nuclear a todos los sectores?

Creo que un compromiso inclaudicable con la democracia y eso es un respeto de las reglas de juego, eso es un posicionamiento internacional acorde con esa definición, con una actitud constructiva en términos de generar políticas de estado, en lo que se pueda. Otra cosa que es una reivindicación del Frente Amplio como la herramienta para realizar transformaciones en este país, en este momento histórico.

Denuncias e investigaciones contra el FA «son mucho ruido y pocas nueces»

¿Cómo se ve desde el espacio seregnistas, todas las situaciones que hubo de investigaciones, denuncias y actos de presunta corrupción de ex funcionarios frenteamplistas?

En realidad hay dos cosas, las denuncias especialmente las que ha habido en este período, con la investigadora todo ese tipo de cosas… son mucho ruido y pocas nueces, ¿No? Y hay muchas que simplemente son un operativo político para tratar de posicionar al Frente Amplio como culpable de todos los males y la herencia maldita.

En los casos en que hubo problemas con la ética o con la gestión, lo que hay que hacer es corregirlo. En los casos que hay apartamiento éticos, el Frente Amplio más allá de la demora que pudo haber tenido terminó resolviéndolo bien. A nadie se le ocurre en el Frente Amplio ser encubridor de situaciones donde haya habido provechos personales o ese tipo de cosas. Después puede haber discusiones sobre si determinada medida fue la mejor o no fue la mejor. Y si determinado proyecto tenía posibilidades de prosperar o no. Pero eso es como en otro plano. La línea de Tabaré Vázquez, de que quien mete la mano en la lata se la cortamos, es la línea que hay que tener y que es una de las cosas identitarias de la izquierda y que ha habido una campaña o un esfuerzo por demostrar que somos todos iguales. Y yo creo que no somos todos iguales.

Según Seregni el Frente Amplio era el punto de encuentro de blancos y colorados, marxistas y cristianos. Entonces, ¿no hay una especie como de necesidad, también, de buscar un acercamiento o una relación distinta con los partidos tradicionales desde un punto de vista seregnista?

Seregni en algún momento puede haber dicho eso. Pero también sostenía que Uruguay iba a dos grandes bloques, un bloque progresista y un bloque conservador. Y que eso sobre todo a partir de la reforma constitucional que introduce el balotage de alguna manera se plasmó. Después está las reacciones individuales de un lado y del otro. En lo cual además las redes sociales juegan mucho: son un amplificador de lo peor de lo de las opiniones, porque, cualquiera es un multimedio por si mismo teniendo la dedicación y tiene capacidad de opinar instantáneamente sobre cualquier tema y eso propagarlo muy fuertemente.

Yo creo que hay que separar las personas de las ideas, que eso tiene que ser como un principio guía de la acción política: suave con las personas, duro con las ideas. Me parece que es una frase que resume bien eso. Uno puede discutir cualquier cosa, con cualquiera, pero siempre hay que hacerlo en un tono de respeto. Porque además el otro puede tener la razón, y ni siquiera los pésimos antecedentes que pueda tener alguien en cualquier ámbito de su vida o de su gestión política, implican que en un tema concreto que se plantea ahora no tenga razón. Obvio que uno de alguna manera tamiza las opiniones de acuerdo a los antecedentes de la persona que los está diciendo. Pero no es una garantía de certezas o de error los antecedentes, podemos tener los peores antecedentes o los mejores antecedentes y meter la pata o acertar en un tema concreto en un determinado momento.

El megáfono de Seregni

¿Cómo fue la anécdota del parlante que Líber Seregni utilizó en su primer discurso tras ser liberado?

Bueno, yo era parte del equipo de seguridad del Movimiento Estudiantil de la Asceep, con (José) Pepe Bayardi y otros tantos. Y cuando, van a liberar a Seregni nos piden, unos días antes, que armáramos alguna medida de seguridad. Porque era inminente, al General lo iban a liberar y se sabía que aquello iba a desbordar. Así que unos días antes empezamos, un equipo de 5 que estaba el Ñato Lorenzo, Marcelo Pereira…

¿El Ñato Lorenzo es el ex ministro de Economía y Finanzas?

Exacto. Fernando Lorenzo. Marcelo Pereira fue director de la Diaria. Bayardi, fue ministro (también); algunos compañeros más. Dormíamos ahí algunos, porque nunca se sabía en qué momento lo iban a liberar. Y cuando lo liberan lo van a buscar algunos compañeros, lo traen y ya estaba planificado que a las 7 de la tarde se hacía una concentración.

En el momento en que se hace esa concentración, empieza Seregni a gritar desde el balcón y no se escuchaba. Digo, escuchaban los que estaban cerca. Y me acordé que había un megáfono, que estaba ahí en la vuelta en el apartamento y se lo alcancé.

Y fue el megáfono que usó para transmitir su mensaje. Un mensaje bien importante. Y después el megáfono ese se convirtió en símbolo de esa jornada.

E incluso esto lo recordó Bergara durante la campaña. Si no recuerdo mal ¿No?

Es parte de mi historia.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales