Dos hermanos confiesan haber matado a periodista ingles y un indigenista brasileño

Bolsonaro cree que si los dos desaparecidos los tiraron al río "poca cosa va a sobrar"

Los dos hermanos detenidos por la desaparición hace 11 días del periodista inglés Dom Phillips y del indigenista brasileño Bruno Pereira en la selva amazónica confesaron el asesinato de ambos. Fue supuestamente en venganza por luchar contra la pesca ilegal en los territorios indígenas.

El martes por la noche fue detenido Oseney da Costa de Oliveira, conocido como «Dos Santos», acusado de participar en el caso y hermano del primer arrestado, Amarildo da Costa Oliveira, un pescador al que apodan «Pelado# que supuestamente amenazó al indigenista y al corresponsal de The Guardian un día antes de la desaparición.

Ambos están desaparecidos desde el 5 de junio cuando se trasladaban por un río en una lancha hacia Atalaia do Norte. Testigos dicen que vieron pasar a «Pelado» a gran velocidad a bordo de una lancha que iba en la misma dirección que la de Phillips y Pereira, antes de su desaparición.

Horas antes el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habia contado que «pide a dios» para que los dos desaparecidos en Amazonas, el indigenista Bruno Araújo y el periodista británico Dom Phillips, no hayan sido asesinados, aunque cree que «todo indica que los mataron» y que si han caído al río «poca cosa va a sobrar». 

«Por lo que todo indica, si mataron a los dos, espero que no, están dentro del agua y dentro del agua poca cosa va a sobrar, los peces comen, no sé si hay pirañas ahí en Yavarí. Los sentimos mucho», ha dicho el presidente brasileño durante una entrevista para la periodista Leda Nagle, recogida por ‘Folha de Sao Paulo’. Durante la entrevista, Bolsonaro no ha dejado pasar la ocasión para volver a reprochar tanto a Phillips como a Araújo haber viajado solos y sin seguridad a una región «completamente inhóspita» y en el caso del periodista británico ha señalado que era una persona «mal vista» en la región por sus reportajes sobre la extracción ilegal de oro en la zona.

«Ese inglés estaba mal visto en la región porque hacía muchos temas contra los ‘garimpeiros’ (extractores irregulares de oro), entonces, en esa región, que está bastante aislada, a mucha gente no le caía bien», ha justificado Bolsonaro,

«Él tenía que haber más que redoblado la atención para sí mismo y decidió hacer una excursión. No sabemos si alguien le vio y fue detrás de él, allá hay piratas en el río, allá hay todo lo que se pueda imaginar», continuó. Bolsonaro ha ido más allá e incluso ha criticado a los dos desparecidos no haber estado armados cuando emprendieron el viaje. «Es muy temerario andar por aquella región sin estar debidamente preparado físicamente y sin armamento debidamente autorizado por la FUNAI (La Fundación Nacional del Indio)».

1 Comentario

  1. La selva amazónica es un emporio de delincuencia entre los narcos, los de la madera, los del contrabando y otros elementos antisociales. Nada de investigadores, habrán dicho. Al río.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo