Drogados y alcoholizados asesinaron al dueño de la casa donde se hospedaban; imputaron a dos hermanos por homicidio en Melo

Los hermanos, de 21 y 23 años, habrían atacado a la víctima luego de que esta les hiciera un comentario de su madre durante una discusión.

abuso hombre Hermanos la teja

La Justicia de Cerro Largo procesó en las últimas horas la imputación de dos jóvenes de 21 y 23 años de edad por el homicidio de un hombre de 60 años de edad, ocurrido en la ciudad de Melo.

El crimen trascendió el pasado domingo, cuando un niño de 12 años se encontró con el cuerpo semicalcinado de la víctima en un descampado ubicado en las afueras de Melo. Las autoridades encontraron documentos de la víctima que permitieron determinar que se trataba de un hombre que se dedicaba a la herrería y que vivía a unos 400 metros del sitio donde se halló su cadáver.

Las investigaciones permitieron detener a los dos hermanos ahora imputados cuando estos se disponían a viajar a Montevideo. Tras el control de la detención de la Fiscalía, se efectuó la imputación de los mismos.

Un crimen marcado por la droga y el alcohol

De acuerdo con el pedido de formalización elaborado por las fiscales Adriana Cruz y Fernando Delgado, la víctima conocía a uno de sus homicidas. De hecho, el joven estuvo anteriormente en Melo y vivió junto a su madre en la vivienda del sexagenario en buenos términos.

El viernes antes del crimen el muchacho llegó a la vivienda de la víctima, donde también funcionaba su herrería, de sorpresa. Junto con él iba su hermano, a quien aseguró que trataba alejarlo de sus “malos pasos” en Montevideo.

El dueño de casa sabía que ambos hermanos eran consumidores de drogas, lo que generó una discusión. Sin embargo, en el momento no pasó a mayores el asunto y los jóvenes se retiraron de la casa para consumir drogas y alcohol. Cuando volvieron en la noche se encontraron con la víctima alcoholizada y se generó un nuevo cruce.

Durante la discusión el sexagenario realizó comentarios sobre la madre de sus dos victimarios y esto fue el detonante de las agresiones. Uno de los homicidas tomó un cuchillo de mesa y apuñaló al herrero en la cabeza en varias oportunidades. Al ver que no moría, lo tomó de la cabeza y lo estrelló contra la pared en varias oportunidades. Como el hombre seguía con vida, tomó un objeto y lo golpeó en la cabeza para acabar con su vida.

Se fueron y volvieron el domingo para deshacerse del cuerpo

Luego de matar al hombre, los hermanos se fueron a seguir con el consumo de alcohol y drogas. Volvieron a la casa y robaron 8000 mil pesos que eran de la víctima y alquilaron un hospedaje. En la mañana del domingo, cuando se quedaron sin dinero, volvieron a la escena del crimen y la limpiaron.

Tras limpiar, depositaron el cuerpo en un carro de moto y lo trasladaron, pero se les cayó en una lomada. El autor material del crimen dijo que cuando cargaban el cuerpo nuevamente en el carro un auto pasó y sus ocupantes los vieron, pero siguieron de largo.

Finalmente, llegaron al sitio donde tiraron el cuerpo, lo rociaron con queroseno e incendiaron.

Los homicidas no reconocieron el crimen pero dieron bastantes datos sobre el mismo. La Fiscalía los imputó por los delitos de homicidio y hurto en calidad de autor y coautor. Como parte del proceso se dictó una medida cautelar de prisión preventiva por 180 días, a espera de juicio.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales