Durazno en duda para albergar la final de la Supercopa

La final de la Supercopa que fue fijada por la Asociación Uruguaya de Fútbol para el 30 de enero en el estadio Silvestre Landoni de Durazno, podría cambiar de escenario ya que el Intendente Carmelo Vidalín expresó que la comuna solicitará a las autoridades de la AUF la postergación de la final debido al aumento de casos de Covid-19 en el departamento.

El intendente de Durazno explicó que “No depende de nosotros, depende de esta peste de la que tenemos que protegernos y cuidarnos. Creo que hasta a la Asociación Uruguaya de Fútbol le puede hacer bien la postergación. Quienes leemos la prensa sabemos que lamentablemente se están dando algunas situaciones no sé si decir de amenazas o situaciones incómodas entre algunas personas que se han alejado de lo que es una sociedad sana y realizan amenazas, quizás la postergación en el tiempo y poder enfriar algunas de esas malas ideas hasta le viene bien a la Asociación”.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna