MUNDO

EE.UU: No es necesario un refuerzo a las dos dosis

La FDA confirmó que las personas que fueron completamente vacunadas contra el Covid no necesitan una tercera dosis.

Covid

En EE.UU, las agencias de control de enfermedades salieron a ponerle paños fríos a la posibilidad de utilizar una tercera dosis de algunas vacunas contra el coronavirus. “En este momento” no es necesario un refuerzo a las dos dosis prescriptas. Pero no descartaron que los estudios exhaustivos de las nuevas variantes del virus puedan determinar lo contrario.

El pronunciamiento fue hecho por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en una declaración conjunta ante el planteo de los laboratorios Pfizer y Biontech.

Ambas farmacéuticas anunciaron ayer que buscarán la autorización de las agencias regulatorias. Tanto en Estados Unidos como en  Europa, para una tercera dosis de las vacunas que elaboran, ante la aparición de la variante Delta que azota varios países.

EE.UU

Los organismos involucrados afirmaron que:  «Los estadounidenses que han sido completamente vacunados no necesitan un refuerzo en este momento», dijeron.

«Estamos preparados para dosis de refuerzo siempre y cuando la ciencia demuestre que son necesarias», aclararon los responsables de la FDA y los CDC.

«Las empresas esperan publicar datos más definitivos pronto. También una revista revisada por pares, y planean enviar los datos a la FDA, la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) y otras autoridades reguladoras». Esto ocurrirá en las próximas semanas, indicó el comunicado conjunto.

El pedido de los laboratorios surgió luego de que datos de una prueba en desarrollo mostrara que una tercera dosis incrementa los niveles de anticuerpos.

Pfizer y BioNTech consideran que una tercera dosis actuará de manera similar contra la variante Delta. Esta variante es altamente contagiosa y que se está convirtiendo en la dominante a nivel mundial.

Por esta razón, ambos laboratorios también están desarrollando una vacuna específica para la Delta, y las primeras muestras serán fabricadas en las instalaciones de BioNTech en Mainz, Alemania.

Los estudios clínicos empezarán en agosto y quedarán sujetos a la aprobación de los agentes reguladores.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo