EEUU dice que Bin Salmán cuenta con inmunidad

La Administración de Estados Unidos ha determinado que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, cuenta con inmunidad en el caso abierto contra él en Estados Unidos por el asesinato en 2018 del periodista Yamal Jashogi en el interior del consulado saudí en la ciudad turca de Estambul.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado un expediente ante un tribunal a petición del Departamento de Estado especificando que el reciente nombramiento de Bin Salmán como primer ministro saudí le confiere inmunidad.

«El Departamento de Estado reconoce y permite la inmunidad del primer ministro (saudí), Mohamed bin Salmán, como jefe en ejercicio del Gobierno de un Estado extranjero», ha indicado Richard Visek, firmante del documento presentado ante la Justicia estadounidense.

Así, ha señalado que «el primer ministro Bin Salmán, como jefe en ejercicio de un Gobierno, es inmune mientras esté en el cargo ante la jurisdicción del tribunal de distrito de Estados Unidos en esta demanda». «Al hacer esta determinación de inmunidad, el Departamento de Estado no analiza los méritos de la demanda y reitera su condena inequívoca del atroz asesinato de Yamal Jashogi», recalca Visek, asesor legal del Departamento de Justicia.

Tras ello, la pareja sentimental del periodista, Hatice Cengiz, ha dicho que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, «ha salvado al asesino al darle inmunidad». «Ha salvado al criminal y se ha implicado en el crimen. Veremos quién le salva después», ha manifestado. Cengiz ha apuntado además que la decisión de la Administración Biden implica que «Yamal ha muerto hoy otra vez».

Jashogi, un periodista crítico con la casa real saudí y que trabajaba para ‘The Washington Post’, desapareció el 2 de octubre de 2018 tras entrar en el consulado saudí en Estambul para gestionar unos documentos para poder casarse con Cengiz. Allí, fue asesinado y descuartizado, sin que sus restos hayan sido hallados.

La entonces relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, que realizó una investigación del caso, dijo en junio de 2019 que las pruebas sugieren que Bin Salmán y otros altos cargos serían responsables del asesinato. Posteriormente, dijo que los fallos finales eran «una parodia de justicia».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.