«EEUU frenará proyectos de integración en América Latina», alertó Evo Morales

El exmandatario consideró que la "inmoral" Doctrina Monroe se está "cayendo a pedazos" ante el surgimiento de "gobiernos de tendencia socialista".

Montevideo (Mesa Américas), (Sputnik).- La victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil reavivó la ilusión de la izquierda latinoamericana de profundizar una integración regional que impulse el desarrollo con justicia social. Sin embargo, el principal enemigo de este deseo del progresismo es EEUU, dijo a la Agencia Sputnik el expresidente boliviano Evo Morales (2006-2019). «EEUU no quiere que grandes proyectos de desarrollo e integración se den en América Latina. En Bolivia tenemos un gran proyecto de integración ferroviaria de Perú a Brasil. Imagínese, Brasil exporta miles de millones de soja a China y ¿por dónde va eso? Si tuviéramos un ferrocarril de Puerto Santos al (océano) Atlántico, pasando por Bolivia, llegando a Perú, ¿cuánta plata ahorraríamos?, que obviamente ganaría una parte de Sudamérica y también China. Eso no acepta EEUU», dijo Morales. El exmandatario consideró que la «inmoral» Doctrina Monroe se está «cayendo a pedazos» ante el surgimiento de «gobiernos de tendencia socialista». La Doctrina Monroe, elaborada en el año 1823, es un principio de la política exterior estadounidense, sintetizado en la frase «América para los americanos», que buscaba inicialmente oponerse a todo colonialismo europeo y consolidar la hegemonía de Washington en el hemisferio. Con el paso de las décadas, este principio fue adquiriendo un acento imperialista, justificativo para intervenir en los asuntos de los vecinos latinoamericanos. A continuación, la conversación que mantuvo morales con esta agencia.

PREGUNTA: ¿Qué implicancias tiene la victoria de Lula da Silva en la región?

RESPUESTA: Yo estaba convencido de que el hermano Lula iba a triunfar. Lamentablemente, una nueva arremetida desde hace siete u ocho años intentó frenar el triunfo de los pueblos en América Latina. Lula fue una víctima de un proceso ilegal e injusto. Yo leí alguno de sus procesos. El juez (Sergio Moro) responsable de procesar a Lula no tenía pruebas contra él, sino convicciones. Después de años de cárcel, mostró que es inocente y ahora es presidente. Es un profundo sentimiento de los pueblos de América Latina y esta es una rebelión democrática especialmente en América del Sur. Ganamos en Perú, Chile, aunque tengo muchas dudas… Lo de Colombia es histórico e inédito. También recuperamos Argentina, México. ¿Por qué recuerdo esto? Porque el presidente (estadounidense Barack) Obama y (su sucesor, Donald) Trump organizaron el Grupo de Lima para que pudieran derrotar a (presidente venezolano Nicolás) Maduro y a (Hugo) Chávez. Y ahora nos preguntamos ¿dónde está el Grupo de Lima? Ahora se suma el triunfo de Lula y esto garantiza la liberación de los pueblos de Sudamérica. Por eso estamos muy contentos.

P: ¿Cómo cree que será el futuro de los organismos de integración con la victoria de Lula?

R: Va a ser importante reactivar la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas). Perfectamente, cuando estaba de presidente, en 2006, me dieron la tarea de proyectar el estatuto constitutivo de la Unasur. Ahora conversamos bastante con el presidente Alberto Fernández, pero al margen de reponer la Unasur, ¿por qué es tan importante? porque es una instancia política. El Mercosur es un espacio económico. Ambos deben estar juntos.

Bolivia decidió ingresar al Mercosur, pero por culpa de algunas asambleas no nos lo permitieron. Ahora tenemos mucha confianza de que Brasil pueda aprobar que Bolivia sea parte del Mercosur.

La Unasur y el Mercosur se juntan para garantizar la liberación política y económica. Recordemos esta doctrina inmoral Monroe, «América para los americanos» (…) En estos tiempos, esa doctrina se cae a pedazos con gobiernos de tendencia socialista, entonces organizan una guerra contra lo que llaman el terrorismo, porque piensan que los movimientos sociales somos terroristas.

Ahora hay varios dirigentes de tendencia socialista que vienen de la lucha de los movimientos sociales. Lula era dirigente sindical, yo vengo del movimiento campesino indígena, (el presidente peruano) Pedro (Castillo) del magisterio. Otra vez se demuestra que las doctrinas del imperio se caen y ahora usan el tema de corrupción contra Lula, contra Cristina y a mí intentaron acusarme, pero nunca encuentran nada, y cuando no pueden implicar en los temas de corrupción, usan los temas del narcotráfico. Siguen usando algunos exmilitares, militares o policías para buscar cómo ligarnos con el narcotráfico. Son nuevos instrumentos del imperio para querer derrotar a la izquierda, a los movimientos sociales y los empresarios que luchan por su patria. Es una larga historia y dentro de ese marco Lula triunfa y eso garantiza la liberación de la patria grande.

Por lo menos el imperio tiene otro proyecto, la guerra híbrida. No quiere que grandes proyectos de desarrollo e integración se den en América Latina. En Bolivia, tenemos un gran proyecto de integración ferroviaria de Perú a Brasil. Imagínese, Brasil exporta miles de millones de soja a China y ¿por dónde va eso? Si tuviéramos un ferrocarril de Puerto Santos al Atlántico, pasando por Bolivia, llegando a Perú, ¿cuánta plata ahorraríamos?, que obviamente ganaría una parte de Sudamérica y también China. Eso no acepta EEUU. Washington, bajo esta guerra híbrida, no quiere que Bolivia industrialice el litio como Estado. Estoy convencido de que el golpe de Estado de 2019 fue un golpe al litio, porque empezamos a industrializar nuestros recursos naturales. No quieren que industrialicemos el hierro y el gas, y también se mete el tema agua en esta cuestión. Entonces, ante grandes proyectos de integración y de liberación económica, lamentablemente con alguna gente de la derecha, pro-yanqui, pro-capitalistas, buscan conflictos. Es el caso que se vive en Santa Cruz. No hay razón para hacer paro pero buscan conflicto.

P: ¿Cree que lo que está pasando en Santa Cruz es por la influencia de EEUU?

R: Totalmente, porque como proyecto político hemos garantizado la liberación en lo político, social y económico. El próximo paso de la liberación es la tecnología. No aceptan esa liberación, pero pese a esta clase de problemas, los pueblos de América Latina están firmes. Lula volvió a pesar de la cárcel. Brasil es un país tan grande, quinto en población de todo el mundo. Tener un presidente, un país aliado, estratégico, con fines de comercio, con políticas de solidaridad, es clave y con ello se soluciona el problema de la pobreza.

P: ¿Cree que la relación de Brasil con EEUU, China y Rusia puede cambiar con Lula?

R: En todo caso el hermano Lula va a impulsar el multilateralismo. Como dirigente sindical antes, después presidente y ahora de vuelta mandatario, es una liberación permanente. El movimiento indígena, no solo de Bolivia, sino en América Latina y el Caribe, es heredero de la historia y el MAS (Movimiento al Socialismo) es único en el mundo. Nuestros países desistieron de sus antepasados, y han sido los más discriminados, y aun sigue esa discriminación en las ciudades, y nosotros gestamos este movimiento y demostramos que es posible otra Bolivia, mejor que los modelos económicos implementados por el capitalismo.

P: ¿Cómo cree entonces que va a ser la postura de Brasil con respecto a EEUU y a Rusia?

R: En todo caso, yo no comparto y no compartimos con el expansionismo de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), no compartimos con el intervencionismo, ni armamentismo. Con políticas de EEUU nunca va a haber paz. EEUU también plantea paz pero con intervención militar. Los pueblos del mundo luchamos con la paz con justicia social. El capitalismo no garantiza ni la vida. Es el peor enemigo de la vida.

¿Con qué pretexto expulsaron a Cuba de la OEA (Organización de los Estados Américanos)? Acusándola de que es un país comunista, socialista. Antes daba miedo ser expulsado de la OEA, ahora es un orgullo. Ya se retiraron Venezuela y Nicaragua. Bolivia también hubiera estado fuera de la OEA si no se hubiera producido un golpe. Este es el sentimiento que sentimos ante el no respeto a los países. La CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) nos quiere juzgar o la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) quieren juzgar a estados. ¿Por qué no juzgan a EEUU? Para EEUU no hay CIDH, no hay una comisión para EEUU. Nosotros vamos a seguir planteando estas nuevas políticas para garantizar la soberanía y dignidad de nuestros países.

P: ¿Qué opinión le merece la actitud de Bolsonaro de no asumir públicamente la derrota?

R: Tiene que reconocer su derrota. No quiero pensar. Por ahí está gestando algún golpe. Si no es militar, es como hicieron con Dilma (Rousseff, 2011-2016), golpe congresal o judicial. Ahora no hay tanto golpe militar. Cuando entra en la cancha electoral tiene que reconocer los triunfos de otros.

P: ¿Cómo observa la situación de Perú luego de que Castillo denuncia intentos de golpes de Estado en su contra?

R: El problema que tiene el hermano Pedro es que no tiene mayoría en el Congreso, que de los 130 congresistas, tiene 37, que están divididos. Yo también empecé en Bolivia con una minoría parlamentaria en 2006. Lo que hacía era blindarme con mi pueblo, la gente humilde, con programa y políticas. Al político se mide por los resultados, el pueblo no cuenta la ropa que vestimos, recuerda las obras que dejamos o las políticas sociales que impulsamos. Si el congreso no aprueba alguna ley, yo marchaba hasta que el congreso aprobaba. Eso se llama gobernar para el pueblo. Mientras la poca bancada esté dividida, eso aprovecha la derecha.

Lo peor que me informaron es que en 30 años del neoliberalismo, la oligarquía peruana blindó con Constitución para que el país no pueda tener empresas públicas. Si Castillo no cambia la Constitución, es imposible recuperar los recursos naturales, los servicios básicos. Pero para mí era más sencillo, la Constitución permitía poder tener empresas públicas.

La oligarquía nunca va a permitir que nuevamente el pueblo peruano pueda tener empresas públicas, esa es la lucha ideológica, programática y económica.

P: Algunos legisladores argentinos denuncian que EEUU quiere tener más influencia en Paraguay con la hidrovía Paraná-Paraguay. ¿Qué piensa sobre esto?

R: EEUU cuando pierde hegemonía, acude a armas y balas y su pretexto de acción cívica militar quiere usar proyectos, planes para confundir a la población. Este plan es parte de eso. Pero cuando hay claridad de los pueblos, aplican la guerra híbrida para derrotar a los gobiernos como es el caso de Bolivia. Hay un plan de EEUU para aumentar su influencia en América del Sur. Cuántos planes tendrán para acabar con gobiernos antiimperialistas y progresistas.

P: ¿El interés de EEUU por aumentar su zona de influencia tiene que ver con el conflicto en Ucrania?

R: Claro, EEUU va perdiendo hegemonía en el mundo y provoca guerras para vender sus armas para acabar con la vida. Cuando va perdiendo en muchos países, trata de ejercer su control en América Latina, pero acá ya no son luchas por la liberación de los pueblos con armas, es con conciencia y con voto.

(José) Mujia fue guerrillero, luego fue presidente. Nos dimos cuenta que era mejor hacer la revolución con conciencia en el pueblo que con armas. Bolivia era un Estado impostor, fallido. El movimiento indígena salvó esa situación. Si el MAS no hubiera estado, había una guerra civil. Todos vamos por la vida, por la humanidad. Impulsamos el tema de la plurinacionalidad, que es la unidad en la diversidad para enfrentar la adversidad. (Sputnik)

«Boric tiene que definirse si está con el pueblo o con el imperio»

P: Usted dijo que el proceso de la izquierda le genera dudas en Chile. ¿Por qué dice eso?

R: Para mí, en política no hay neutrales, independientes. Algunos dicen que están en el medio. En política estás con la gente humilde o con la gente rica. Somos del pueblo o del imperio. Respeto mucho a (presidente) Gabriel Boric como nuevo líder de Chile, pero tiene que definirse si está con el pueblo o con el imperio. Digo eso, en base a sus intervenciones en las Naciones Unidas.

P: ¿Está diciendo que tiene dudas si Boric está a favor de EEUU?

R: No estoy dudando, se ha demostrado en la ONU que sí está a favor de EEUU.

2 Comentarios

  1. DE EE.UU. NO DEBEMOS ESPERAR NADA BUENO, A NO SER SOMETIMIENTO Y MALDAD DE OPRESIÓN EN SUS
    MÁS VARIADAS FORMAS .
    AMERICA LATINA DEBE SER ARTÍFICE DE SU PROPIO DESTINO.
    UNIÓN Y REVOLUCIÓN, PARA TIEMPOS DE LIBERTACIÓN Y JUSTICIA SOCIAL.
    SOLO EL SOCIALISMO ES CAPAZ DE LIBERTARNOS, PERO…………LIBERTARSE DE LAS CADENAS DE LA OPRESIÓN, NO ES «MOCO DE PAVO MI AMIGO»
    DIAS DE SUFRIMIENTO NOS ESPERAN, PRINCIPALMENTE A LOS MÁS POBRES, MAS, EL FUTURO ES NUESTRO!!!

  2. Pero…nos han prestado la Constitucion pa copiarla, el sistema educativo de Varela y sus maestras, el motor de combustion interna, aviones, radares, telefonos celulares, computadoras, autos electricos , tractores y fertilizantes, medicinas y equipos medicos, el fracking para liberarnos de los rusos, y por si fuera poco nos prestaron plata en 2002 para no caer en default y le dijeron a Kirchner que hiciera molde… Recioben millones de sudamericanos por año y millones de dolares de ayuda a familiares… y el Evo Morales los tapa a Cocaina y despues les llama delicuentes…

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo